Loading
 
 
 
Loading
 
Analista reconoce en la renuncia a la fe una auténtica causa del secularismo radical en Europa
Loading
 
19 de Febrero de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Washington (Lunes, 19-02-2018, Gaudium Press) En un artículo para la revista First Things, el autor católico y biógrafo de San Juan Pablo II, George Wiegel, pidió atender a la que considera una fuente de secularismo radical más importante que las razones económicas o sociales frecuentemente citadas: la renuncia particular a las verdades de la fe y el debilitamiento de la predicación del Evangelio. La tesis del escritor es claramente resumida en el título del texto: "Hombres sin convicciones, templos sin gente".

IGLESIA EUROPA GAUDIUM PRESS.jpg
Una proclamación valiente del Evangelio sería el antídoto a la secularización de Europa, propuso Wiegel.
"El abandono masivo de Europa de su fe cristiana a menudo se explica como el subproducto inevitable de la vida social, económica y política moderna. Pero hay mucho más en la historia de la euro-secularización que eso", indicó Wiegel, quien citó el ejemplo de varias noticias recientes en las cuales ministros religiosos hicieron declaraciones públicas sobre su falta de fe. El escándalo de un sacerdote que sustituyó el Credo por un canto en Italia y otro que canceló las Eucaristías del 01 y el 06 de enero en protesta del supuesto "apoyo exclusivo de una economía capitalista y consumista" en Navidad son graves indicadores de la crisis personal que desemboca en la crisis general.

Para el autor, "la secularización no es algo que simplemente le sucedió a Europa occidental, como la Peste Negra". En su lugar, "la secularización radical que ha transformado el corazón del cristianismo en el medio continente religiosamente más árido del planeta tiene al menos tanto que ver con la rendición cobarde de los ministros del evangelio a las modas teológicas y políticas, y su consiguiente pérdida de fe, que con el impacto de la urbanización, la educación de masas y la revolución industrial en la comprensión de los europeos sobre sí mismos". La consecuencia de una debilidad personal en el anuncio del Evangelio es evidente: "Si el Evangelio no se predica con convicción - la convicción de que la humanidad necesita la salvación y de que Jesús es el Salvador que nos libera a la plenitud de nuestra humanidad y nos da la vida eterna - entonces el Evangelio no será creído".

Si los creyentes continúan repitiendo las acusaciones de las peores leyendas negras elaboradas en contra de la Iglesia, si no existe una denuncia de las distorsiones del Evangelio hechas por el mundo o se cae en la transformación de la fe en la promoción de ideologías políticas, es natural que los templos resulten vacíos, explicó. "El cristianismo está muriendo en Europa occidental", lamentó Wiegel. "Pero el Evangelio tiene poder, y aquellos que creen eso, y lo predican con la convicción de que puede transformar y ennoblecer vidas, aún pueden obtener una audiencia. De hecho, a medida que la posmodernidad se descompone en formas cada vez más extrañas de irracionalidad, la verdad purificadora y liberadora del Evangelio y la visión de la vida bien vivida que se encuentra en las Bienaventuranzas debe ser una oferta convincente", concluyó. "Pero la oferta debe hacerse".

Con información de First Things.

 

Loading
Analista reconoce en la renuncia a la fe una auténtica causa del secularismo radical en Europa

Washington (Lunes, 19-02-2018, Gaudium Press) En un artículo para la revista First Things, el autor católico y biógrafo de San Juan Pablo II, George Wiegel, pidió atender a la que considera una fuente de secularismo radical más importante que las razones económicas o sociales frecuentemente citadas: la renuncia particular a las verdades de la fe y el debilitamiento de la predicación del Evangelio. La tesis del escritor es claramente resumida en el título del texto: "Hombres sin convicciones, templos sin gente".

IGLESIA EUROPA GAUDIUM PRESS.jpg
Una proclamación valiente del Evangelio sería el antídoto a la secularización de Europa, propuso Wiegel.
"El abandono masivo de Europa de su fe cristiana a menudo se explica como el subproducto inevitable de la vida social, económica y política moderna. Pero hay mucho más en la historia de la euro-secularización que eso", indicó Wiegel, quien citó el ejemplo de varias noticias recientes en las cuales ministros religiosos hicieron declaraciones públicas sobre su falta de fe. El escándalo de un sacerdote que sustituyó el Credo por un canto en Italia y otro que canceló las Eucaristías del 01 y el 06 de enero en protesta del supuesto "apoyo exclusivo de una economía capitalista y consumista" en Navidad son graves indicadores de la crisis personal que desemboca en la crisis general.

Para el autor, "la secularización no es algo que simplemente le sucedió a Europa occidental, como la Peste Negra". En su lugar, "la secularización radical que ha transformado el corazón del cristianismo en el medio continente religiosamente más árido del planeta tiene al menos tanto que ver con la rendición cobarde de los ministros del evangelio a las modas teológicas y políticas, y su consiguiente pérdida de fe, que con el impacto de la urbanización, la educación de masas y la revolución industrial en la comprensión de los europeos sobre sí mismos". La consecuencia de una debilidad personal en el anuncio del Evangelio es evidente: "Si el Evangelio no se predica con convicción - la convicción de que la humanidad necesita la salvación y de que Jesús es el Salvador que nos libera a la plenitud de nuestra humanidad y nos da la vida eterna - entonces el Evangelio no será creído".

Si los creyentes continúan repitiendo las acusaciones de las peores leyendas negras elaboradas en contra de la Iglesia, si no existe una denuncia de las distorsiones del Evangelio hechas por el mundo o se cae en la transformación de la fe en la promoción de ideologías políticas, es natural que los templos resulten vacíos, explicó. "El cristianismo está muriendo en Europa occidental", lamentó Wiegel. "Pero el Evangelio tiene poder, y aquellos que creen eso, y lo predican con la convicción de que puede transformar y ennoblecer vidas, aún pueden obtener una audiencia. De hecho, a medida que la posmodernidad se descompone en formas cada vez más extrañas de irracionalidad, la verdad purificadora y liberadora del Evangelio y la visión de la vida bien vivida que se encuentra en las Bienaventuranzas debe ser una oferta convincente", concluyó. "Pero la oferta debe hacerse".

Con información de First Things.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Parecía hasta un montaje. Una noticia corrió el mundo hablando de las manchas de sangre del Santo ...
 
El Estado de Minas Gerais festejó en este mes de julio la memoria de Santa Ana, la abuela de Nuestr ...
 
Se prepara un año de celebraciones para señalar esos 175 años de fundación, que serán conmemora ...
 
El Card. Bechara Boutros Rai presidió la ceremonia de consagración en el mes de junio y agradeció ...
 
"Al llegar al cañón el rastro se esfumó. Los perros daban vueltas por uno y otro lado con la nari ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading