Loading
 
 
 
Loading
 
Papa continúa catequizando sobre la misa
Loading
 
7 de Marzo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 07-03-2018, Gaudium Press) En su catequesis de hoy en la audiencia general de los miércoles, desarrollada en el aula Pablo VI, el Papa siguió profundizando en la liturgia eucarística de la misa, abordando esta vez la oración eucarística, la parte esencial de la misa.

2.png

"Con esta oración, -dijo el Papa Francisco- la Iglesia expresa lo que cumple cuando celebra la Eucaristía y el motivo por el que lo celebra, es decir, para hacer que la comunión con Cristo esté verdaderamente presente en el pan y el vino consagrados".

Hablando en español, el Pontífice estableció que "la Plegaria eucarística, oración de acción de gracias y de consagración, que constituye el momento central de la celebración de la Misa, corresponde a cuanto el Señor mismo realizó en la Ultima Cena, cuando instituyó el sacrificio y convite pascual, por medio del cual el sacrificio de la cruz se hace continuamente presente en la Iglesia". Y agregó que "en esta solemne Plegaria, la Iglesia expresa lo que cumple cuando celebra la Eucaristía, es decir, que todos los fieles se unan con Cristo en el reconocimiento de las grandezas de Dios y en la ofrenda del sacrificio".

En la oración eucarística el sacerdote -en nombre de todos los presentes- se dirige al Padre Eterno a través de Jesucristo en el Espíritu Santo: "El sentido de esta oración es que toda la asamblea de los fieles se una con Cristo en la confesión de las maravillas de Dios y en la ofrenda del sacrificio" dijo Francisco citando el Misal Romano.

"En verdad, -expresó Francisco citando el catecismo de la Iglesia católica- el sacrificio de Cristo y el sacrificio de la Eucaristía son un único sacrificio".

Prefacio - Epíclesis

Varias son las formas de la Plegaria eucarística que hay en el Misal, dijo el Papa, formas que son "configuradas por diversos elementos característicos: El Prefacio, acción de gracias por los dones de Dios, especialmente por habernos enviado a su Hijo como Salvador, y que se concluye con la aclamación del «Santo»". "¡Es bello cantar el Santo!", exclamó en italiano. "Toda la Asamblea une la propia voz a la de los ángeles de los santos para alabar y glorificar a Dios".

"Sigue la Epíclesis, o invocación del Espíritu Santo, que con su acción y la eficacia de las palabras de Cristo, pronunciadas por el sacerdote, hacen realmente presente, bajo las especies del pan y del vino, su Cuerpo y su Sangre, Sacramento de nuestra fe". El Papa reafirmó que ha sido el mismo Jesús, tal como narrado por el Apóstol Pablo en la carta a los Corintios, quien dijo las palabras: "Éste es mi Cuerpo, ésta es mi Sangre", y que, por lo tanto, "no debemos tener pensamientos raros", del tipo, "cómo es que una cosa que... es el cuerpo de Jesús, ha terminado allí?". Aclaró pues, que en este momento, viene la fe a "ayudarnos a creer": "es el «misterio de la fe», como decimos tras la consagración", expresó.

Este sacrificio eucarístico une al cielo con la tierra. A la espera del regreso glorioso de Jesús, la Iglesia "quiere unirnos a Cristo y volverse con Él un solo cuerpo y un solo espíritu". "Y eso es el misterio de Comunión", dijo el Papa.

Finalmente el Papa subrayó que nadie es olvidado en la Plegaria eucarística, y señaló que si tenemos alguna persona, parientes o amigos que lo necesitan, o que han pasado de este mundo al otro, podemos nombrarlos, interiormente y en silencio, o hacer escribir para que el nombre sea dicho.

 

Loading
Papa continúa catequizando sobre la misa

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 07-03-2018, Gaudium Press) En su catequesis de hoy en la audiencia general de los miércoles, desarrollada en el aula Pablo VI, el Papa siguió profundizando en la liturgia eucarística de la misa, abordando esta vez la oración eucarística, la parte esencial de la misa.

2.png

"Con esta oración, -dijo el Papa Francisco- la Iglesia expresa lo que cumple cuando celebra la Eucaristía y el motivo por el que lo celebra, es decir, para hacer que la comunión con Cristo esté verdaderamente presente en el pan y el vino consagrados".

Hablando en español, el Pontífice estableció que "la Plegaria eucarística, oración de acción de gracias y de consagración, que constituye el momento central de la celebración de la Misa, corresponde a cuanto el Señor mismo realizó en la Ultima Cena, cuando instituyó el sacrificio y convite pascual, por medio del cual el sacrificio de la cruz se hace continuamente presente en la Iglesia". Y agregó que "en esta solemne Plegaria, la Iglesia expresa lo que cumple cuando celebra la Eucaristía, es decir, que todos los fieles se unan con Cristo en el reconocimiento de las grandezas de Dios y en la ofrenda del sacrificio".

En la oración eucarística el sacerdote -en nombre de todos los presentes- se dirige al Padre Eterno a través de Jesucristo en el Espíritu Santo: "El sentido de esta oración es que toda la asamblea de los fieles se una con Cristo en la confesión de las maravillas de Dios y en la ofrenda del sacrificio" dijo Francisco citando el Misal Romano.

"En verdad, -expresó Francisco citando el catecismo de la Iglesia católica- el sacrificio de Cristo y el sacrificio de la Eucaristía son un único sacrificio".

Prefacio - Epíclesis

Varias son las formas de la Plegaria eucarística que hay en el Misal, dijo el Papa, formas que son "configuradas por diversos elementos característicos: El Prefacio, acción de gracias por los dones de Dios, especialmente por habernos enviado a su Hijo como Salvador, y que se concluye con la aclamación del «Santo»". "¡Es bello cantar el Santo!", exclamó en italiano. "Toda la Asamblea une la propia voz a la de los ángeles de los santos para alabar y glorificar a Dios".

"Sigue la Epíclesis, o invocación del Espíritu Santo, que con su acción y la eficacia de las palabras de Cristo, pronunciadas por el sacerdote, hacen realmente presente, bajo las especies del pan y del vino, su Cuerpo y su Sangre, Sacramento de nuestra fe". El Papa reafirmó que ha sido el mismo Jesús, tal como narrado por el Apóstol Pablo en la carta a los Corintios, quien dijo las palabras: "Éste es mi Cuerpo, ésta es mi Sangre", y que, por lo tanto, "no debemos tener pensamientos raros", del tipo, "cómo es que una cosa que... es el cuerpo de Jesús, ha terminado allí?". Aclaró pues, que en este momento, viene la fe a "ayudarnos a creer": "es el «misterio de la fe», como decimos tras la consagración", expresó.

Este sacrificio eucarístico une al cielo con la tierra. A la espera del regreso glorioso de Jesús, la Iglesia "quiere unirnos a Cristo y volverse con Él un solo cuerpo y un solo espíritu". "Y eso es el misterio de Comunión", dijo el Papa.

Finalmente el Papa subrayó que nadie es olvidado en la Plegaria eucarística, y señaló que si tenemos alguna persona, parientes o amigos que lo necesitan, o que han pasado de este mundo al otro, podemos nombrarlos, interiormente y en silencio, o hacer escribir para que el nombre sea dicho.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/93587-Papa-continua-catequizando-sobre-la-misa. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Con eso, los cristianos de Gaza quedan imposibilitados de atravesar la frontera del valle de Erez y ...
 
La Asociación de Universidades Jesuítas centroamericana pide también que cada una de las 200 univ ...
 
Al parecer -y lo afirman muchos autores de vida espiritual- la lucha espiritual termina el día de l ...
 
La muestra la componen tres escenas de destaque: la Anunciación, la Persecución de Herodes y el Na ...
 
El Santo Padre visitará las ciudades de Sofía y Rakovski, en Bulgaria, y Escopia, en la Ex-Repúbl ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading