Loading
 
 
 
Loading
 
Será cumplida la última voluntad de cardenal exilado por comunistas: Ser enterrado en Praga
Loading
 
4 de Abril de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Roma (Miércoles, 04-04-2018, Gaudium Press) En las grutas vaticanas, junto a papas y reyes está el túmulo del Cardenal Beran, un arzobispo de la antigua Checoslovaquia. En breve esa tumba estará vacía.

1.jpg

En tal sepulcro están los restos mortales de Mons. Josef Beran que se tornó arzobispo de Praga en el año 1946 y cardenal en el año 1965. Mons. Beran falleció en Roma en el año 1969 y fue enterrado en el Vaticano.

Cuando fue iniciado su proceso de canonización se descubrió que él deseaba que su última morada fuese en Praga y que allá reposasen sus restos mortales.

Después de entendimientos entre el Vaticano y autoridades civiles de la República Checa, ahora podrá ser cumplida la última voluntad del Cardenal Beran.

Para el embajador checo junto a la Santa Sede, Pavel Vosalik, este será un gesto muy importante para su país, pues el Cardenal se tornó un ejemplo para todos los checos.

"Esta es una historia de héroes... Tal vez su historia no sea utilizada para una película de Hollywood, sin embargo, la heroicidad de personas como él residía en su lealtad, en su fe inquebrantable y en su sacrificio personal por aquello que sentían o consideraban que era mayor que ellos mismos", dijo el embajador.

Caminos y cruces de Josef Beran

No fue fácil el camino del cardenal Josef Beran hasta Roma.

Inicialmente los nazistas lo llevaron al campo de exterminio de Dachau. Cuando salió de allá, en el año 1948, comenzaron de nuevo sus problemas y persecuciones con la llegada del régimen comunista a Checoslovaquia.

Cuando Josef Beran inicio sus denuncias que indicaban la represión del gobierno contra la Iglesia en su país, los comunistas intentaron silenciar su voz con prisiones domiciliares y carcelarias.

Varias veces el entonces arzobispo presentó su dimisión al Papa, pero él nunca las acepto.

Bofetada en el Régimen Comunista

Después de veinte años de persecución, Beran fue invitado por el Papa a vivir en Roma.

El Papa de la época, Pablo VI lo nombró cardenal y el participo del Concilio Vaticano II. El no volvió más a su país y, en el año 1969 murió en Roma.

Paulo VI lo enterró en Roma y, según Pavel Vosalik, actual embajador checo en el Vaticano, esta actitud fue un mensaje, un recado, al Gobierno Comunista:

"Fue una bofetada en el régimen checo. El Papa les dijo: 'No lo quieren en su casa, daré a él un lugar entre los Papas'. Este fue el respeto que demostró tener Paulo VI hacia Josef Beran".

Una honra

Es un honor enorme estar enterrado junto a Papas, por eso algunos en su país piensan que no deberían trasladar sus restos mortales. Sin embargo el embajador considera el traslado una obligación importante:

"Creo que si respetamos verdaderamente el Cardenal Beran, solo existe una manera de respetar su última voluntad: él dijo que quería volver a casa. Nosotros no debemos decir si estaba equivocado o no. Nuestro deber es honrar su deseo y cumplir lo que el quería", dijo el embajador.

Ejemplo para los jóvenes

Como Josef Beran sufrió la opresión y luego tuvo que exilarse, los jóvenes no conocieron su historia. El embajador espera que el traslado de sus restos mortales ayude a concientizar y dejar huella en su país.

"Tal vez su regreso traiga algo nuevo, una idea nueva que sirva para conmemorar y recordar los valores que defendía el Cardenal Beran, a los cuales fue leal hasta el último minuto de su vida".

En abril los restos del cardenal serán trasladados a la catedral de Praga.

Ellos llegaran a tiempo para la fiesta de otro antiguo arzobispo de la ciudad, San Alberto. Este año, Josef Beran podrá celebrar sus 130 años en el lugar donde siempre quiso estar. (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de Rome Report)

 

Loading
Será cumplida la última voluntad de cardenal exilado por comunistas: Ser enterrado en Praga

Roma (Miércoles, 04-04-2018, Gaudium Press) En las grutas vaticanas, junto a papas y reyes está el túmulo del Cardenal Beran, un arzobispo de la antigua Checoslovaquia. En breve esa tumba estará vacía.

1.jpg

En tal sepulcro están los restos mortales de Mons. Josef Beran que se tornó arzobispo de Praga en el año 1946 y cardenal en el año 1965. Mons. Beran falleció en Roma en el año 1969 y fue enterrado en el Vaticano.

Cuando fue iniciado su proceso de canonización se descubrió que él deseaba que su última morada fuese en Praga y que allá reposasen sus restos mortales.

Después de entendimientos entre el Vaticano y autoridades civiles de la República Checa, ahora podrá ser cumplida la última voluntad del Cardenal Beran.

Para el embajador checo junto a la Santa Sede, Pavel Vosalik, este será un gesto muy importante para su país, pues el Cardenal se tornó un ejemplo para todos los checos.

"Esta es una historia de héroes... Tal vez su historia no sea utilizada para una película de Hollywood, sin embargo, la heroicidad de personas como él residía en su lealtad, en su fe inquebrantable y en su sacrificio personal por aquello que sentían o consideraban que era mayor que ellos mismos", dijo el embajador.

Caminos y cruces de Josef Beran

No fue fácil el camino del cardenal Josef Beran hasta Roma.

Inicialmente los nazistas lo llevaron al campo de exterminio de Dachau. Cuando salió de allá, en el año 1948, comenzaron de nuevo sus problemas y persecuciones con la llegada del régimen comunista a Checoslovaquia.

Cuando Josef Beran inicio sus denuncias que indicaban la represión del gobierno contra la Iglesia en su país, los comunistas intentaron silenciar su voz con prisiones domiciliares y carcelarias.

Varias veces el entonces arzobispo presentó su dimisión al Papa, pero él nunca las acepto.

Bofetada en el Régimen Comunista

Después de veinte años de persecución, Beran fue invitado por el Papa a vivir en Roma.

El Papa de la época, Pablo VI lo nombró cardenal y el participo del Concilio Vaticano II. El no volvió más a su país y, en el año 1969 murió en Roma.

Paulo VI lo enterró en Roma y, según Pavel Vosalik, actual embajador checo en el Vaticano, esta actitud fue un mensaje, un recado, al Gobierno Comunista:

"Fue una bofetada en el régimen checo. El Papa les dijo: 'No lo quieren en su casa, daré a él un lugar entre los Papas'. Este fue el respeto que demostró tener Paulo VI hacia Josef Beran".

Una honra

Es un honor enorme estar enterrado junto a Papas, por eso algunos en su país piensan que no deberían trasladar sus restos mortales. Sin embargo el embajador considera el traslado una obligación importante:

"Creo que si respetamos verdaderamente el Cardenal Beran, solo existe una manera de respetar su última voluntad: él dijo que quería volver a casa. Nosotros no debemos decir si estaba equivocado o no. Nuestro deber es honrar su deseo y cumplir lo que el quería", dijo el embajador.

Ejemplo para los jóvenes

Como Josef Beran sufrió la opresión y luego tuvo que exilarse, los jóvenes no conocieron su historia. El embajador espera que el traslado de sus restos mortales ayude a concientizar y dejar huella en su país.

"Tal vez su regreso traiga algo nuevo, una idea nueva que sirva para conmemorar y recordar los valores que defendía el Cardenal Beran, a los cuales fue leal hasta el último minuto de su vida".

En abril los restos del cardenal serán trasladados a la catedral de Praga.

Ellos llegaran a tiempo para la fiesta de otro antiguo arzobispo de la ciudad, San Alberto. Este año, Josef Beran podrá celebrar sus 130 años en el lugar donde siempre quiso estar. (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de Rome Report)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Con eso, los cristianos de Gaza quedan imposibilitados de atravesar la frontera del valle de Erez y ...
 
La Asociación de Universidades Jesuítas centroamericana pide también que cada una de las 200 univ ...
 
Al parecer -y lo afirman muchos autores de vida espiritual- la lucha espiritual termina el día de l ...
 
La muestra la componen tres escenas de destaque: la Anunciación, la Persecución de Herodes y el Na ...
 
El Santo Padre visitará las ciudades de Sofía y Rakovski, en Bulgaria, y Escopia, en la Ex-Repúbl ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading