Loading
 
 
 
Loading
 
Desde este sábado habrá 16 nuevos presbíteros para la Archidiócesis de Madrid
Loading
 
27 de Abril de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Madrid (Viernes, 27-04-2018, Gaudium Press) La Catedral de Santa María la Real de la Almudena en Madrid acogerá este sábado 28 de abril la solemne celebración de ordenación sacerdotal de 16 nuevos presbíteros para la Archidiócesis madrileña. La Eucaristía y rito de ordenación será presidido a las 18:00 horas por el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid.

Se trata de los diáconos Gonzalo Arroyo Hernández, Francisco Javier Andrés Servert, Fernando Bielza Díaz Caneja, Alberto de Mingo Pavón, Gonzalo Barbed Martín, Rodrigo González Panizo, Juan Martínez Santos, José Manuel Fernández Martínez, Francisco Javier Jiménez Cerro, Eugenio Pérez Turbidí, Francisco Javier Peño Iglesias, Cesar Augusto Quispe, Jesús Sánhez Sánchez y Santiago Tornos Alonso del Seminario Conciliar de la Inmaculada y San Dámaso; y Giacomo Alpori e Stanislas Kongba Yebas, del Seminario Redemptoris Mater Nuestra Señora de la Almudena.

Dos de ellos, Francisco Javier Andrés Servert y Santiago Tornos Alonso, en entrevista con el Informativo Diocesano de TRECE ofrecieron su testimonio del llamado sacerdotal.

"Tenía 8 años la primera vez que dije que quería ser cura a un sacerdote en un campamento, pero a lo largo de mi vida hasta no reconocer no que yo quiero ser cura, sino que Dios quiere que yo sea cura, que yo sea sacerdote (...) pues pasaron casi otros 8 años", comentó Santiago a Irene Pozo, conductora del informativo.

Seminariomadrid-org-Archimadrid.jpg
Ordenacion Sacerdotal celebrada en la Catedral de la Almudena en 2017 / Foto: seminariomadrid.org - Archidiócesis de Madrid.

Francisco Javier, por su parte, recibió el llamado tiempo después: "La verdad es que nunca quise ser sacerdote, de pequeñito siempre dije que quería ser arquitecto. De hecho hice arquitectura antes de entrar al seminario y todo empezó a cambiar un poco en un camino de Santiago con mi parroquia (...) A partir de allí, poco a poco, empezó a entrar el Señor mucho más en mi vida. Comenzó a trastocar mis planes".

Importante en esta decisión, como comentó el diácono Francisco, fue el testimonio de los sacerdotes de su parroquia, pero sobre todo el del Padre Pablo Domínguez de la película "La Última Cima", "que me interpeló muchísimo (...) Yo salí del cine diciendo: ‘yo quiero la felicidad y la alegría que tiene este hombre'".

En cuanto a los años del seminario, Santiago señaló que "ha sido una verdadera escuela de crecimiento, de madurez, de seguir poniendo en el centro de mi vida al Señor, de asentar la vocación, de ir construyendo y de caminar, con muchas dificultades también, pero con mucha gratitud y mirando hacia delante. Y viendo que ahora no termina nada, sino que comienza todo".

Para Francisco, estos años de preparación al sacerdocio han sido "los mejores de mi vida", ya que "vas viendo cómo va siendo el Señor en tu vida, cómo te va preparando y cómo te va poniendo ese querer ser sacerdote".

Por eso ambos, con un poco de nervios, con mucha alegría y, sobre todo, con mucho agradecimiento al Señor, esperan la ordenación de este sábado de manos del Cardenal Osoro.

Ambos también han enviado un mensaje a los jóvenes que están recibiendo el llamado del Señor para la vida sacerdotal:

"No es un camino de renuncia, sino que es concreto y real, el Señor da el ciento por uno. Muchas veces nos aferramos a nuestras seguridades, y cuando vas viendo te das cuenta que no solo no te quita nada, sino que además de da eso: el ciento por uno, merece la pena. En estos 8 años, desde que dije mi primer ‘sí' cada día estoy más feliz. Verdaderamente merece la pena. Que le abran las puertas al Señor, que no tengan miedo", señaló el Diácono y próximo neo presbítero Francisco Javier.

"Este es un camino apasionante, que hace presente a Dios en el mundo; es lo mejor que nos puede pasar (...) La vida no está exenta de cruz, en cualquier momento, pero la alegría es mucho mayor que la cruz, y cuando uno vive además cerca del Señor, merece la pena vivir. Y entregándose a los demás uno recibe el ciento por uno, recibe una alegría, que además no viene de uno por lo que hace, sino que viene de alguien, te das cuenta que Dios actúa de verdad en nuestra vida", concluyó el Diácono Santiago.

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 

Loading
Desde este sábado habrá 16 nuevos presbíteros para la Archidiócesis de Madrid

Madrid (Viernes, 27-04-2018, Gaudium Press) La Catedral de Santa María la Real de la Almudena en Madrid acogerá este sábado 28 de abril la solemne celebración de ordenación sacerdotal de 16 nuevos presbíteros para la Archidiócesis madrileña. La Eucaristía y rito de ordenación será presidido a las 18:00 horas por el Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid.

Se trata de los diáconos Gonzalo Arroyo Hernández, Francisco Javier Andrés Servert, Fernando Bielza Díaz Caneja, Alberto de Mingo Pavón, Gonzalo Barbed Martín, Rodrigo González Panizo, Juan Martínez Santos, José Manuel Fernández Martínez, Francisco Javier Jiménez Cerro, Eugenio Pérez Turbidí, Francisco Javier Peño Iglesias, Cesar Augusto Quispe, Jesús Sánhez Sánchez y Santiago Tornos Alonso del Seminario Conciliar de la Inmaculada y San Dámaso; y Giacomo Alpori e Stanislas Kongba Yebas, del Seminario Redemptoris Mater Nuestra Señora de la Almudena.

Dos de ellos, Francisco Javier Andrés Servert y Santiago Tornos Alonso, en entrevista con el Informativo Diocesano de TRECE ofrecieron su testimonio del llamado sacerdotal.

"Tenía 8 años la primera vez que dije que quería ser cura a un sacerdote en un campamento, pero a lo largo de mi vida hasta no reconocer no que yo quiero ser cura, sino que Dios quiere que yo sea cura, que yo sea sacerdote (...) pues pasaron casi otros 8 años", comentó Santiago a Irene Pozo, conductora del informativo.

Seminariomadrid-org-Archimadrid.jpg
Ordenacion Sacerdotal celebrada en la Catedral de la Almudena en 2017 / Foto: seminariomadrid.org - Archidiócesis de Madrid.

Francisco Javier, por su parte, recibió el llamado tiempo después: "La verdad es que nunca quise ser sacerdote, de pequeñito siempre dije que quería ser arquitecto. De hecho hice arquitectura antes de entrar al seminario y todo empezó a cambiar un poco en un camino de Santiago con mi parroquia (...) A partir de allí, poco a poco, empezó a entrar el Señor mucho más en mi vida. Comenzó a trastocar mis planes".

Importante en esta decisión, como comentó el diácono Francisco, fue el testimonio de los sacerdotes de su parroquia, pero sobre todo el del Padre Pablo Domínguez de la película "La Última Cima", "que me interpeló muchísimo (...) Yo salí del cine diciendo: ‘yo quiero la felicidad y la alegría que tiene este hombre'".

En cuanto a los años del seminario, Santiago señaló que "ha sido una verdadera escuela de crecimiento, de madurez, de seguir poniendo en el centro de mi vida al Señor, de asentar la vocación, de ir construyendo y de caminar, con muchas dificultades también, pero con mucha gratitud y mirando hacia delante. Y viendo que ahora no termina nada, sino que comienza todo".

Para Francisco, estos años de preparación al sacerdocio han sido "los mejores de mi vida", ya que "vas viendo cómo va siendo el Señor en tu vida, cómo te va preparando y cómo te va poniendo ese querer ser sacerdote".

Por eso ambos, con un poco de nervios, con mucha alegría y, sobre todo, con mucho agradecimiento al Señor, esperan la ordenación de este sábado de manos del Cardenal Osoro.

Ambos también han enviado un mensaje a los jóvenes que están recibiendo el llamado del Señor para la vida sacerdotal:

"No es un camino de renuncia, sino que es concreto y real, el Señor da el ciento por uno. Muchas veces nos aferramos a nuestras seguridades, y cuando vas viendo te das cuenta que no solo no te quita nada, sino que además de da eso: el ciento por uno, merece la pena. En estos 8 años, desde que dije mi primer ‘sí' cada día estoy más feliz. Verdaderamente merece la pena. Que le abran las puertas al Señor, que no tengan miedo", señaló el Diácono y próximo neo presbítero Francisco Javier.

"Este es un camino apasionante, que hace presente a Dios en el mundo; es lo mejor que nos puede pasar (...) La vida no está exenta de cruz, en cualquier momento, pero la alegría es mucho mayor que la cruz, y cuando uno vive además cerca del Señor, merece la pena vivir. Y entregándose a los demás uno recibe el ciento por uno, recibe una alegría, que además no viene de uno por lo que hace, sino que viene de alguien, te das cuenta que Dios actúa de verdad en nuestra vida", concluyó el Diácono Santiago.

Con información de la Archidiócesis de Madrid.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/94823-Desde-este-sabado-habra-16-nuevos-presbiteros-para-la-Archidiocesis-de-Madrid. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Un 18 de diciembre, del año 1859, era fundada por San Juan Bosco en Turín, Italia, la Pía Socieda ...
 
El honor concedido por la Santa Sede fue comunicado por Monseñor Edward Dajczak el pasado 18 de dic ...
 
Los sacerdotes continúan su ministerio a pesar de que cinco de ellos ya han sido asesinados en 2018 ...
 
Antonio Martín de las Mulas recibió el premio en el Cervantes Institute de Nueva York, Estados Uni ...
 
En su catequesis de la Audiencia General que precede a la Navidad, el Papa Francisco invitó a "acog ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading