Loading
 
 
 
Loading
 
Graves hechos de violencia reviven la persecución en República Centroafricana
Loading
 
7 de Mayo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Bangui (Lunes, 07-05-2018, Gaudium Press) Un grupo de ex miembros de la organización rebelde Seleka contituyen los principales sospechosos de un grave ataque realizado en contra de una congregación de más de 2000 fieles católicos quienes asistían a una Eucaristía campal en el templo de Nuestra Señora de Fátima en Bangui, capital de República Centroafricana. El atentado causó la muerte a 24 personas, entre quienes se encontraba el sacerdote Albert Toungoumale-Baba.

TEMPLO NUESTRA SEÑORA DE FATIMA BANGUI GAUDIUM PRESS.jpg
Templo de Nuestra Señora de Fátima en Bangui, capital de República Centroafricana. Foto: Mondo e Missione.
"Con mis propios ojos vi tres granadas arrojadas en frente del templo, gracias a Dios en un área sin personas, y una granada arrojada en medio de muchas personas reunidas al aire libre en el complejo", relató a Ayuda a la Iglesia Necesitada el P. Moses Otii, quien sirve en esa misma parroquia y se encontraba en la celebración junto a 15 sacerdotes más. "La granada fue arrojada desde atrás de los muros de la parroquia hacia la muchedumbre en la Eucaristía".

El sacerdote explicó que las Eucaristías se llevan a cabo de manera campal debido a la notable afluencia de creyentes que no caben en el templo. "Por esto tantas personas fueron heridas. Ellos comenzaron a correr en todas las direcciones; teníamos gente casi en todas partes, en nuestros cuartos, en el refectorio, en los salones parroquiales, nuestra cocina, incluso en los baños", indicó el sacerdote, quien relató que después de las explosiones los atacantes abrieron fuego en contra de los creyentes.

El P. Albert Toungoumale-Baba, quien perdió la vida durante el ataque servía como Coordinador de Justicia y Paz en la Diócesis de Bangui. Este sacerdote es el segundo en ser asesinado en el ultimo mes. El anterior presbítero en perder la vida a causa de la violencia fue el P. Joseph Desire Angbabata, quien protegía a refugiados en el complejo de su templo, el cual fue también fue atacado por rebeldes ex Seleka.

Con información de Zenit y Crux.

 

Loading
Graves hechos de violencia reviven la persecución en República Centroafricana

Bangui (Lunes, 07-05-2018, Gaudium Press) Un grupo de ex miembros de la organización rebelde Seleka contituyen los principales sospechosos de un grave ataque realizado en contra de una congregación de más de 2000 fieles católicos quienes asistían a una Eucaristía campal en el templo de Nuestra Señora de Fátima en Bangui, capital de República Centroafricana. El atentado causó la muerte a 24 personas, entre quienes se encontraba el sacerdote Albert Toungoumale-Baba.

TEMPLO NUESTRA SEÑORA DE FATIMA BANGUI GAUDIUM PRESS.jpg
Templo de Nuestra Señora de Fátima en Bangui, capital de República Centroafricana. Foto: Mondo e Missione.
"Con mis propios ojos vi tres granadas arrojadas en frente del templo, gracias a Dios en un área sin personas, y una granada arrojada en medio de muchas personas reunidas al aire libre en el complejo", relató a Ayuda a la Iglesia Necesitada el P. Moses Otii, quien sirve en esa misma parroquia y se encontraba en la celebración junto a 15 sacerdotes más. "La granada fue arrojada desde atrás de los muros de la parroquia hacia la muchedumbre en la Eucaristía".

El sacerdote explicó que las Eucaristías se llevan a cabo de manera campal debido a la notable afluencia de creyentes que no caben en el templo. "Por esto tantas personas fueron heridas. Ellos comenzaron a correr en todas las direcciones; teníamos gente casi en todas partes, en nuestros cuartos, en el refectorio, en los salones parroquiales, nuestra cocina, incluso en los baños", indicó el sacerdote, quien relató que después de las explosiones los atacantes abrieron fuego en contra de los creyentes.

El P. Albert Toungoumale-Baba, quien perdió la vida durante el ataque servía como Coordinador de Justicia y Paz en la Diócesis de Bangui. Este sacerdote es el segundo en ser asesinado en el ultimo mes. El anterior presbítero en perder la vida a causa de la violencia fue el P. Joseph Desire Angbabata, quien protegía a refugiados en el complejo de su templo, el cual fue también fue atacado por rebeldes ex Seleka.

Con información de Zenit y Crux.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/95011-Graves-hechos-de-violencia-reviven-la-persecucion-en-Republica-Centroafricana. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Hacíamos footing en el parque. ‘Honey', mi anciano pero adiestrado y fiel Poodle y yo. Ya lo aco ...
 
La peregrinación se realizará el próximo 25 de agosto ...
 
El Papa Francisco presidió en la mañana de este jueves, 19/07, en el Vaticano el Consistorio Ordin ...
 
Los títulos de monseñor fueron entregados por el Cardenal Tempesta el pasado 11 de julio ...
 
...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading