Loading
 
 
 
Loading
 
Diócesis de Roma celebra Vigilia de Pentecostés en acción de gracias a la Vida Consagrada
Loading
 
21 de Mayo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Roma (Lunes 21-05-2018, Gaudium Press) Los consagrados son "epifanía de la santidad", con estas palabras se dirigió Mons. Angelo de Donatis, Vicario del Papa para la Diócesis de Roma, a los religiosos, religiosas, y nuevas formas de vida consagrada durante la Vigilia de Pentecostés que presidió el sábado 19 en la Basílica de San Juan de Letrán, dedicada justamente a los miembros de vida consagrada de la diócesis.

Tres elementos fueron abordados por el Vicario del Papa durante la homilía, haciendo eco de la Exhortación Apostólica ‘Gaudete et Exultate' de Francisco sobre el llamado a la santidad en el mundo actual: la mansedumbre, el humor y la audacia.

De acuerdo con el prelado las comunidades religiosas necesitan de la mansedumbre, que es fruto del Espíritu Santo; ya que no siempre es suficiente ser bien organizadas o competentes en las labores que se realizan: "Se necesita suavidad. Puede ocurrir que se contagien de la agresividad del mundo, de una cultura que impone que exista por fuerza en enemigo para sentirse vivo".

Vida Consagrada_San Juan de Letrán_GK_Gaudium Press.jpg
Durante la Vigilia de Pentecostés en la Basílica de San Juan de Letrán, los consagrados renovaron sus votos / Foto: GK-Gaudium Press.

Para De Donatis la solución es invocar el don de la mansedumbre que "nos hacer cordiales hacia las diferencias, pacientes hacia los tiempos de los demás".

También dijo que los religiosos y las religiosas no pueden ceder al desaliento ni sentirse abandonados, señalando el humor como un arma para combatir tales sentimientos: "En las comunidades hay tantas personas bellas, pero hay una función comunitaria si existe alguien que haga sonreír y desinfle las tensiones con una broma".

Para concluir, el Vicario del Papa reflexionó sobre la audacia, señalando a los religiosos que aquellos que están enamorados de Dios "no viven tirando el freno de mano".

Dijo que para algunos parece obvio estar enamorados de Dios los primeros años, "pero después en pocas décadas, las cosas cambian y preguntamos en secreto si valía de verdad la pena escoger la consagración o también escoger un particular instituto religioso".

"La Iglesia en Roma necesita urgentemente una ida religiosa no deshilachada, no de paso, sino una vida religiosa que es epifanía de la santidad, así que ayudémonos en esto: va a la santidad de todo el pueblo de Dios", puntualizó De Donatis.

La vigilia contó con la presencia de representantes de la Conferencia Italiana de Superiores Mayores (Cism), la Conferencia Italiana de Institutos Seculares (Ciis), del Ordo Virginum (Orden de las Vírgenes), del Ordo Viduarum (Orden de las Viudad) y de las nuevas formas de vida consagrada con presencia en Roma.

La jornada comenzó con el encendido del cirio pascual y de los velones que portaban todos los participantes. Siguió luego la aspersión del agua bendita para hacer memoria del bautismo; y Posteriormente la Liturgia de la Palabra con la proclamación del Evangelio, y la Homilía de Mons. De Donatis, tras la cual continuó la profesión de fe. En la ocasión los consagrados también realizaron la renovación de sus votos.

Concelebraron con Mons. De Dontis, Mons. Luca Brandolini, Vicario del Arcipreste de San Juan de Letrán; Don Antonio Panfili, Vicario Episcopal para la Vida Consagrada; y los superiores de las diferentes comunidades religiosas de la Ciudad Eterna.

De la redacción de Gaudium Press, con información de RomaSette.it.

 

Loading
Diócesis de Roma celebra Vigilia de Pentecostés en acción de gracias a la Vida Consagrada

Roma (Lunes 21-05-2018, Gaudium Press) Los consagrados son "epifanía de la santidad", con estas palabras se dirigió Mons. Angelo de Donatis, Vicario del Papa para la Diócesis de Roma, a los religiosos, religiosas, y nuevas formas de vida consagrada durante la Vigilia de Pentecostés que presidió el sábado 19 en la Basílica de San Juan de Letrán, dedicada justamente a los miembros de vida consagrada de la diócesis.

Tres elementos fueron abordados por el Vicario del Papa durante la homilía, haciendo eco de la Exhortación Apostólica ‘Gaudete et Exultate' de Francisco sobre el llamado a la santidad en el mundo actual: la mansedumbre, el humor y la audacia.

De acuerdo con el prelado las comunidades religiosas necesitan de la mansedumbre, que es fruto del Espíritu Santo; ya que no siempre es suficiente ser bien organizadas o competentes en las labores que se realizan: "Se necesita suavidad. Puede ocurrir que se contagien de la agresividad del mundo, de una cultura que impone que exista por fuerza en enemigo para sentirse vivo".

Vida Consagrada_San Juan de Letrán_GK_Gaudium Press.jpg
Durante la Vigilia de Pentecostés en la Basílica de San Juan de Letrán, los consagrados renovaron sus votos / Foto: GK-Gaudium Press.

Para De Donatis la solución es invocar el don de la mansedumbre que "nos hacer cordiales hacia las diferencias, pacientes hacia los tiempos de los demás".

También dijo que los religiosos y las religiosas no pueden ceder al desaliento ni sentirse abandonados, señalando el humor como un arma para combatir tales sentimientos: "En las comunidades hay tantas personas bellas, pero hay una función comunitaria si existe alguien que haga sonreír y desinfle las tensiones con una broma".

Para concluir, el Vicario del Papa reflexionó sobre la audacia, señalando a los religiosos que aquellos que están enamorados de Dios "no viven tirando el freno de mano".

Dijo que para algunos parece obvio estar enamorados de Dios los primeros años, "pero después en pocas décadas, las cosas cambian y preguntamos en secreto si valía de verdad la pena escoger la consagración o también escoger un particular instituto religioso".

"La Iglesia en Roma necesita urgentemente una ida religiosa no deshilachada, no de paso, sino una vida religiosa que es epifanía de la santidad, así que ayudémonos en esto: va a la santidad de todo el pueblo de Dios", puntualizó De Donatis.

La vigilia contó con la presencia de representantes de la Conferencia Italiana de Superiores Mayores (Cism), la Conferencia Italiana de Institutos Seculares (Ciis), del Ordo Virginum (Orden de las Vírgenes), del Ordo Viduarum (Orden de las Viudad) y de las nuevas formas de vida consagrada con presencia en Roma.

La jornada comenzó con el encendido del cirio pascual y de los velones que portaban todos los participantes. Siguió luego la aspersión del agua bendita para hacer memoria del bautismo; y Posteriormente la Liturgia de la Palabra con la proclamación del Evangelio, y la Homilía de Mons. De Donatis, tras la cual continuó la profesión de fe. En la ocasión los consagrados también realizaron la renovación de sus votos.

Concelebraron con Mons. De Dontis, Mons. Luca Brandolini, Vicario del Arcipreste de San Juan de Letrán; Don Antonio Panfili, Vicario Episcopal para la Vida Consagrada; y los superiores de las diferentes comunidades religiosas de la Ciudad Eterna.

De la redacción de Gaudium Press, con información de RomaSette.it.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Entre los días 22 y 28 de julio de 2013, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) tuvo lugar en la A ...
 
Este viernes pasado, 13 de julio, recordó una de las apariciones de Nuestra Señora en Fátima ...
 
Muchos turistas visitan el vaticano. Con el objetivo de proteger y ofrecer seguridad a esa multitud, ...
 
Los Obispos reafirmaron su doble función de mediadores y protectores de los indefensos y recordaron ...
 
La Fundación Octavo Centenario anunció la realización de cerca de 40 actividades con motivo de la ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading