Loading
 
 
 
Loading
 
La primera Basílica del Lejano Oriente fue dedicada a María Auxiliadora en 1868 : Nuestra Señora de Sheshan, en China
Loading
 
25 de Mayo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Shanghai (Viernes, 25-05-2018, Gaudium Press) El Santuario de Nuestra Señora de Sheshan, el más importante de China, es también la primera Basílica construida en el Lejano Oriente, dedicada de una manera particular a la devoción a la Santísima Virgen bajo la advocación de María Auxiliadora. Por esa particular relación, el día 24 de mayo es como observado por la Iglesia como Jornada de Oración por la Iglesia en China por iniciativa de Benedicto XVI.

Basílica de Sheshan Shanghai Gaudium Press.jpg
Basílica de Nuestra Señora de Sheshan en Shanghai, China. Foto: Mountain.
La historia del Santuario se relaciona con la Comunidad Jesuita en Shanghai, cuyo Superior, el P. Gu Zhen Sheng, adquirió un terreno en la montaña de Sheshan donde se construyó una Capilla y una casa de retiros. La época en la cual se edificó esa Capilla estaba marcada por el conflicto de la Rebelión Taiping, una guerra civil que amenazó la permanencia de este lugar de culto. El P. Gu oró a la Santísima Virgen desde esta montaña y prometió que si la Diócesis se salvaba del ataque de los rebeldes, la comunidad construiría una Basílica en acción de gracias por la protección de la Madre de Dios.

Habiéndose mantenido por más de 10 años el conflicto, terminó al siguiente año de hecha la promesa. Por este motivo, el Obispo de Shanghai, Mons. Adrien Languillat, también jesuita, consagró la capilla existente a "Nuestra Señora Auxilio de los Cristianos de Sheshan". La imagen elegida para honrar a la Santísima Virgen fue inspirada en una pintura francesa.

Contando la historia de la protección providencial de la Santísima Virgen sobre la Diócesis, el P. Gu Inició la recaudación de fondos para construir un nuevo templo en septiembre de 1870 y la primera piedra de la que sería la nueva Basílica se instaló el 24 de mayo de 1871. Dos años después, el 15 abril de 1873, se consagró la nueva Basílica en la cima de la montaña. Nuestra Señora de Sheshan ha sido considerada desde ese momento la protectora de la Diócesis de Shanghai y de todo el país.

Además de la Basílica, los fieles católicos construyeron una iglesia en la mitad de la montaña, dedicada a Nuestra Señora Mediadora de Todas las Gracias y tres capillas adicionales dedicadas a la Santísima Virgen, a San José y al Sagrado Corazón de Jesús.

Con información de Aleteia.

 

Loading
La primera Basílica del Lejano Oriente fue dedicada a María Auxiliadora en 1868 : Nuestra Señora de Sheshan, en China

Shanghai (Viernes, 25-05-2018, Gaudium Press) El Santuario de Nuestra Señora de Sheshan, el más importante de China, es también la primera Basílica construida en el Lejano Oriente, dedicada de una manera particular a la devoción a la Santísima Virgen bajo la advocación de María Auxiliadora. Por esa particular relación, el día 24 de mayo es como observado por la Iglesia como Jornada de Oración por la Iglesia en China por iniciativa de Benedicto XVI.

Basílica de Sheshan Shanghai Gaudium Press.jpg
Basílica de Nuestra Señora de Sheshan en Shanghai, China. Foto: Mountain.
La historia del Santuario se relaciona con la Comunidad Jesuita en Shanghai, cuyo Superior, el P. Gu Zhen Sheng, adquirió un terreno en la montaña de Sheshan donde se construyó una Capilla y una casa de retiros. La época en la cual se edificó esa Capilla estaba marcada por el conflicto de la Rebelión Taiping, una guerra civil que amenazó la permanencia de este lugar de culto. El P. Gu oró a la Santísima Virgen desde esta montaña y prometió que si la Diócesis se salvaba del ataque de los rebeldes, la comunidad construiría una Basílica en acción de gracias por la protección de la Madre de Dios.

Habiéndose mantenido por más de 10 años el conflicto, terminó al siguiente año de hecha la promesa. Por este motivo, el Obispo de Shanghai, Mons. Adrien Languillat, también jesuita, consagró la capilla existente a "Nuestra Señora Auxilio de los Cristianos de Sheshan". La imagen elegida para honrar a la Santísima Virgen fue inspirada en una pintura francesa.

Contando la historia de la protección providencial de la Santísima Virgen sobre la Diócesis, el P. Gu Inició la recaudación de fondos para construir un nuevo templo en septiembre de 1870 y la primera piedra de la que sería la nueva Basílica se instaló el 24 de mayo de 1871. Dos años después, el 15 abril de 1873, se consagró la nueva Basílica en la cima de la montaña. Nuestra Señora de Sheshan ha sido considerada desde ese momento la protectora de la Diócesis de Shanghai y de todo el país.

Además de la Basílica, los fieles católicos construyeron una iglesia en la mitad de la montaña, dedicada a Nuestra Señora Mediadora de Todas las Gracias y tres capillas adicionales dedicadas a la Santísima Virgen, a San José y al Sagrado Corazón de Jesús.

Con información de Aleteia.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Hacíamos footing en el parque. ‘Honey', mi anciano pero adiestrado y fiel Poodle y yo. Ya lo aco ...
 
La peregrinación se realizará el próximo 25 de agosto ...
 
El Papa Francisco presidió en la mañana de este jueves, 19/07, en el Vaticano el Consistorio Ordin ...
 
Los títulos de monseñor fueron entregados por el Cardenal Tempesta el pasado 11 de julio ...
 
...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading