Loading
 
 
 
Loading
 
"Ser hombre y mujer de alegría" quiere decir "ser hombre y mujer de paz, de consolación", dice el Papa
Loading
 
28 de Mayo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 28-05-2018, Gaudium Press) Celebrando Misa en la Capilla de la Casa Santa Marta, en la mañana de este lunes, 28/05, el Papa Francisco nuevamente habló sobre lo dijo ser una de las características del cristiano: la alegría, no obstante las pruebas y las dificultades.

8.jpg

Afirmó el Papa: "Ser hombre y mujer de alegría" significa "ser hombre y mujer de paz, significa ser hombre y mujer de consolación", dijo el Pontífice, agregando además que la alegría "es el respiro del cristiano", una alegría hecha de verdadera paz y no falsa como aquella que la cultura de hoy ofrece, que "inventa tantas cosas para divertirnos", innúmeros "momentos de ‘dolce vita' ".

La verdadera alegría es fruto del Espíritu Santo

Francisco comentó trechos de la primera carta de San Pedro apóstol y del Evangelio de San Marcos.

Del Evangelio en que San Marcos habla de un joven rico que no consigue renunciar a sus propios intereses, el Papa comentó que el verdadero cristiano no puede ser "tenebroso" o "triste".

Para Francisco, "Ser hombre y mujer de alegría", quiere decir la misma cosa que "ser hombre y mujer de paz, significa ser hombre y mujer de consolación":

"La alegría cristiana es el respiro del cristiano, un cristiano que no es alegre en el corazón no es un buen cristiano. Es el respiro, el modo de expresarse del cristiano, la alegría. No es algo que se compra o que hago con esfuerzo, no: es un fruto del Espíritu Santo. Quien hace la alegría en el corazón es el Espíritu Santo".

La alegría cristiana es la paz del corazón, no es la risa...

La verdadera alegría cristiana nace del recuerdo de aquello que "el Señor hizo por nosotros", "regenerándonos" para una nueva vida. La alegría nace también de la esperanza de aquello que nos aguarda, el encuentro con el Hijo de Dios.

Memoria y esperanza son los dos elementos que permiten a los cristianos vivir en la alegría, que no es vacía, sino la alegría cuyo "primer grado" es la paz:

"La alegría no es vivir de risa en risa. No, no es eso. La alegría no es ser simpático. No, no es eso. Es otra cosa. La alegría cristiana es la paz. La paz que está en las raíces, la paz del corazón, la paz que solamente Dios puede darnos. Esta es la alegría cristiana. No es fácil preservar esta alegría".

La alegría no se compra, es don del Espíritu Santo

En el mundo contemporáneo, prosigue el Papa, infelizmente, en el mundo en que vivimos, afirma Francisco, nos contentamos con una "cultura poco alegre", "una cultura donde inventan tantas cosas para divertirnos", tantos "momentos de ‘dolce vita'", pero que no satisfacen plenamente.

Verdaderamente, la alegría "no es algo que se compra en el mercado". La alegría "es un don del Espíritu" y vibra también en el "momento del turbamiento, en el momento de la prueba".

"Hay una inquietud positiva, pero otra que no es positiva, la de buscar las seguridades en cualquier lugar, de buscar el placer en cualquier lugar.

El joven del Evangelio tenía miedo de que si abandonase las riquezas no podría ser feliz. La alegría, la consolación: nuestro respiro de cristianos", concluyó el Papa. (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de Vatican News.)

Loading
"Ser hombre y mujer de alegría" quiere decir "ser hombre y mujer de paz, de consolación", dice el Papa

Ciudad del Vaticano (Lunes, 28-05-2018, Gaudium Press) Celebrando Misa en la Capilla de la Casa Santa Marta, en la mañana de este lunes, 28/05, el Papa Francisco nuevamente habló sobre lo dijo ser una de las características del cristiano: la alegría, no obstante las pruebas y las dificultades.

8.jpg

Afirmó el Papa: "Ser hombre y mujer de alegría" significa "ser hombre y mujer de paz, significa ser hombre y mujer de consolación", dijo el Pontífice, agregando además que la alegría "es el respiro del cristiano", una alegría hecha de verdadera paz y no falsa como aquella que la cultura de hoy ofrece, que "inventa tantas cosas para divertirnos", innúmeros "momentos de ‘dolce vita' ".

La verdadera alegría es fruto del Espíritu Santo

Francisco comentó trechos de la primera carta de San Pedro apóstol y del Evangelio de San Marcos.

Del Evangelio en que San Marcos habla de un joven rico que no consigue renunciar a sus propios intereses, el Papa comentó que el verdadero cristiano no puede ser "tenebroso" o "triste".

Para Francisco, "Ser hombre y mujer de alegría", quiere decir la misma cosa que "ser hombre y mujer de paz, significa ser hombre y mujer de consolación":

"La alegría cristiana es el respiro del cristiano, un cristiano que no es alegre en el corazón no es un buen cristiano. Es el respiro, el modo de expresarse del cristiano, la alegría. No es algo que se compra o que hago con esfuerzo, no: es un fruto del Espíritu Santo. Quien hace la alegría en el corazón es el Espíritu Santo".

La alegría cristiana es la paz del corazón, no es la risa...

La verdadera alegría cristiana nace del recuerdo de aquello que "el Señor hizo por nosotros", "regenerándonos" para una nueva vida. La alegría nace también de la esperanza de aquello que nos aguarda, el encuentro con el Hijo de Dios.

Memoria y esperanza son los dos elementos que permiten a los cristianos vivir en la alegría, que no es vacía, sino la alegría cuyo "primer grado" es la paz:

"La alegría no es vivir de risa en risa. No, no es eso. La alegría no es ser simpático. No, no es eso. Es otra cosa. La alegría cristiana es la paz. La paz que está en las raíces, la paz del corazón, la paz que solamente Dios puede darnos. Esta es la alegría cristiana. No es fácil preservar esta alegría".

La alegría no se compra, es don del Espíritu Santo

En el mundo contemporáneo, prosigue el Papa, infelizmente, en el mundo en que vivimos, afirma Francisco, nos contentamos con una "cultura poco alegre", "una cultura donde inventan tantas cosas para divertirnos", tantos "momentos de ‘dolce vita'", pero que no satisfacen plenamente.

Verdaderamente, la alegría "no es algo que se compra en el mercado". La alegría "es un don del Espíritu" y vibra también en el "momento del turbamiento, en el momento de la prueba".

"Hay una inquietud positiva, pero otra que no es positiva, la de buscar las seguridades en cualquier lugar, de buscar el placer en cualquier lugar.

El joven del Evangelio tenía miedo de que si abandonase las riquezas no podría ser feliz. La alegría, la consolación: nuestro respiro de cristianos", concluyó el Papa. (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de Vatican News.)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Parecía hasta un montaje. Una noticia corrió el mundo hablando de las manchas de sangre del Santo ...
 
El Estado de Minas Gerais festejó en este mes de julio la memoria de Santa Ana, la abuela de Nuestr ...
 
Se prepara un año de celebraciones para señalar esos 175 años de fundación, que serán conmemora ...
 
El Card. Bechara Boutros Rai presidió la ceremonia de consagración en el mes de junio y agradeció ...
 
"Al llegar al cañón el rastro se esfumó. Los perros daban vueltas por uno y otro lado con la nari ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading