Loading
 
 
 
Loading
 
Lleva más de 60 años elaborando rosarios para dárselos a desconocidos
Loading
 
24 de Julio de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Martes, 24-07-2018, Gaudium Press) Se llama Antonio "Toni" Blanco, es jubilado y desde sus 8 años elabora rosarios para dárselos a desconocidos. Hoy, con 72 años y viviendo en San Diego, Estados Unidos, comparte esta pasión con su bisnieto, quien está aprendiendo muy bien esta noble labor.

Todo comenzó cuando estudiaba en su natal Cuba con los Hermanos Maristas, cuando observó al director del Colegio haciendo rosarios a mano. Fue tanto el interés del pequeño, que el religioso le enseñó, cuenta a cuenta, a realizarlos. Desde entonces no ha parado de hacer camándulas, las cuales realiza no para vender, sino para regalar y con ello propagar la oración y devoción al Santo Rosario.

"Se lo doy a quien esté frente a mí, yo no elijo a nadie en particular", señaló, según cita reportaje en ‘The San Diego Union Tribune'.

Rosario_Cathopic.jpg
Foto: Luis Ángel Espinoza por Cathopic.

Al día de hoy Toni no sabe cuántos rosarios ha realizado, porque son muchos. Es más que un experto confeccionándolos, hasta el punto de tardar solo 40 minutos haciendo uno, que incluso -asegura- los puede hacer con los ojos cerrados. Pero esto no es lo que a él le importa, sino las personas a las que ha logrado llegar con solo entregarles un rosario.

Muchos los ha regalado a desconocidos que pasan por su parroquia, la iglesia de Corpus Christi de San Diego, otros en restaurantes, en salas de espera y aviones. Siempre lleva consigo un par, para entregar a quien su corazón le indique, con la certeza de reconocer que es el mismo Dios, junto a María, quien le inspira qué persona.

Son varias las historias que Toni ha encontrado al entregar los rosarios, pero recuerda una en especial: Un día, mientras viajaba en avión, comenzó a realizar un rosario, y una de las azafatas se le acercó a preguntarle qué era lo que hacía. Al finalizar el vuelo, Toni decidió regalarle la camándula a la aeromoza; pero cuál sería su sorpresa cuando ésta soltó a llorar.

La azafata le explicó luego que pocas semanas atrás había fallecido su madre y que había colocado su único rosario, uno que tenía desde niña, en el féretro: "Ahora vienes tú y me lo remplazas con éste, esta es una seña de mi Señor", le afirmó.

Ésta es la razón por la que Toni no ha parado de hacer rosarios. Siempre tiene una motivación: "Si un rosario ayuda a una persona, nada más, ya mi misión está hecha".

Pero la camándula no la entrega sola, también es su anhelo difundir la devoción a la oración mariana, por eso la acompaña con un folleto explicativo. Incluso cuenta con un sitio web (praymyrosary.com) en el que explica cómo rezar el rosario y habla del importante lugar que tiene la Virgen María dentro de la Iglesia.

Él también hace parte de la Sociedad del Santo Rosario de su parroquia, donde, con diferentes grupos, reza el rosario en las casas.

Está convencido que "el rosario es el arma de nuestros tiempos", por eso no duda en afirmar que "si todo el mundo rezara el rosario, no habría guerra, ni problemas en el mundo, porque el rosario se encarga de todo eso. Creo que rezando el rosario ayudas al mundo, a la gente, a ti mismo, y te acercas al Señor".

Con información de sandiegouniontribune.com y carifilii.es.

 

Loading
Lleva más de 60 años elaborando rosarios para dárselos a desconocidos

Redacción (Martes, 24-07-2018, Gaudium Press) Se llama Antonio "Toni" Blanco, es jubilado y desde sus 8 años elabora rosarios para dárselos a desconocidos. Hoy, con 72 años y viviendo en San Diego, Estados Unidos, comparte esta pasión con su bisnieto, quien está aprendiendo muy bien esta noble labor.

Todo comenzó cuando estudiaba en su natal Cuba con los Hermanos Maristas, cuando observó al director del Colegio haciendo rosarios a mano. Fue tanto el interés del pequeño, que el religioso le enseñó, cuenta a cuenta, a realizarlos. Desde entonces no ha parado de hacer camándulas, las cuales realiza no para vender, sino para regalar y con ello propagar la oración y devoción al Santo Rosario.

"Se lo doy a quien esté frente a mí, yo no elijo a nadie en particular", señaló, según cita reportaje en ‘The San Diego Union Tribune'.

Rosario_Cathopic.jpg
Foto: Luis Ángel Espinoza por Cathopic.

Al día de hoy Toni no sabe cuántos rosarios ha realizado, porque son muchos. Es más que un experto confeccionándolos, hasta el punto de tardar solo 40 minutos haciendo uno, que incluso -asegura- los puede hacer con los ojos cerrados. Pero esto no es lo que a él le importa, sino las personas a las que ha logrado llegar con solo entregarles un rosario.

Muchos los ha regalado a desconocidos que pasan por su parroquia, la iglesia de Corpus Christi de San Diego, otros en restaurantes, en salas de espera y aviones. Siempre lleva consigo un par, para entregar a quien su corazón le indique, con la certeza de reconocer que es el mismo Dios, junto a María, quien le inspira qué persona.

Son varias las historias que Toni ha encontrado al entregar los rosarios, pero recuerda una en especial: Un día, mientras viajaba en avión, comenzó a realizar un rosario, y una de las azafatas se le acercó a preguntarle qué era lo que hacía. Al finalizar el vuelo, Toni decidió regalarle la camándula a la aeromoza; pero cuál sería su sorpresa cuando ésta soltó a llorar.

La azafata le explicó luego que pocas semanas atrás había fallecido su madre y que había colocado su único rosario, uno que tenía desde niña, en el féretro: "Ahora vienes tú y me lo remplazas con éste, esta es una seña de mi Señor", le afirmó.

Ésta es la razón por la que Toni no ha parado de hacer rosarios. Siempre tiene una motivación: "Si un rosario ayuda a una persona, nada más, ya mi misión está hecha".

Pero la camándula no la entrega sola, también es su anhelo difundir la devoción a la oración mariana, por eso la acompaña con un folleto explicativo. Incluso cuenta con un sitio web (praymyrosary.com) en el que explica cómo rezar el rosario y habla del importante lugar que tiene la Virgen María dentro de la Iglesia.

Él también hace parte de la Sociedad del Santo Rosario de su parroquia, donde, con diferentes grupos, reza el rosario en las casas.

Está convencido que "el rosario es el arma de nuestros tiempos", por eso no duda en afirmar que "si todo el mundo rezara el rosario, no habría guerra, ni problemas en el mundo, porque el rosario se encarga de todo eso. Creo que rezando el rosario ayudas al mundo, a la gente, a ti mismo, y te acercas al Señor".

Con información de sandiegouniontribune.com y carifilii.es.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/96791-Lleva-mas-de-60-anos-elaborando-rosarios-para-darselos-a-desconocidos. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Un pajarito en la encantadora floresta percibió la llegada de otro que parecía estar perdido: vol ...
 
La conmemoración ocurrió el 10 de agosto y fue presidida por Mons. Carlos Briseño Arch, Obispo Au ...
 
Desde las 7:45 de la mañana, en la Catedral metropolitana de Buenos Aires se sucederán las celebra ...
 
La Orden de las Mercedes llegó a América Latina en 1519, acompañando a Hernán Cortés y el cuerp ...
 
La presencia del Santísimo Sacramento en procesiones en el Reino Unido había sido prohibida en 190 ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading