Loading
 
 
 
Loading
 
La cruz enseña no temer las derrotas: ella conduce a la victoria, dice el Papa en Casa Santa Marta
Loading
 
17 de Septiembre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 17-09-2018, Gaudium Press) ¿Qué lección la Cruz de Jesús nos da? Para el Papa Francisco, la Cruz de Jesús nos enseña que en la vida existe el fracaso y la victoria, y que no debemos temer los "momentos malos", que pueden ser iluminados justamente por la cruz, señal de la victoria de Dios sobre el mal.

9.jpg

La afirmación de Francisco fue hecha durante la homilía realizada en la Misa celebrada la mañana del viernes 14/09, en la Capilla de la Casa Santa Marta, en la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

Contemplar la Cruz

Francisco explica que contemplar la Cruz es para nosotros contemplar una señal de derrota, pero también una señal de victoria.
Comentando el pasaje de la Carta a los Filipenses de la segunda lectura propuesta por la liturgia del día, el Papa resaltó que "Pablo, cuando reflexiona sobre el misterio de Jesucristo, nos dice cosas fuertes, nos dice que Jesús se vació, aniquiló a sí mismo":

"Asumió todo nuestro pecado, todo el pecado del mundo: era un "trapo", un condenado. Pablo no tuvo miedo de mostrar esa derrota y también eso puede iluminar un poco nuestros malos momentos, nuestros momentos de derrota, pero también la cruz es una señal de victoria para nosotros cristianos".

Ya para el Pontífice, el Libro de los Números, en la primera lectura, narra el momento del Éxodo, en el cual el pueblo judío murmuraba que "fue mordido por las serpientes". Y esto evoca a la antigua serpiente, satanás. Pero la serpiente que provocaba la muerte - dice el Señor a Moisés - será elevada y dará la salvación.

Ahí está una profecía, dice el Papa, enfatizando: "Jesús hecho pecado venció al autor del pecado, venció a la serpiente". Según Francisco, Satanás estaba feliz el Viernes Santo, "tan feliz que no percibió, la gran trampa "de la historia en que caería".

"En aquel momento -comenta- satanás fue destruido para siempre. No tiene fuerza. La Cruz, en aquel momento, se torna señal de victoria".

En la cruz, la Salvación

El Pontífice subrayó que "fuimos salvados, en aquel recorrido que Jesús quiso recorrer hasta lo más bajo, pero con la fuerza de la divinidad":

"Cuando yo sea elevado, atraeré a todos a mí", recordó Francisco para en seguida comentar:

"Jesús elevado y satanás destruido. La cruz de Jesús debe ser para nosotros la atracción: mirar para ella, porque es la fuerza para continuar adelante. Y la antigua serpiente destruida todavía late, todavía amenaza, pero, como decían los Padres de la Iglesia, es un perro encadenado: no se aproxime y no lo morderá; pero si usted va a acariciarlo porque el encanto lo lleva hasta allá como si fuese un cachorrito, prepárese, él lo destruirá".

Cruz: señal de derrota y de victoria

"La cruz nos enseña eso, que en la vida está el fracaso y la victoria. Debemos ser capaces de tolerar las derrotas, llevarlas con paciencia, las derrotas, también de nuestros pecados, porque Él pagó por nosotros. Tolerarlos en Él, pedir perdón en Él, pero nunca dejarse seducir por ese perro encadenado."

"Hoy sería bello si en casa, tranquilos, --aconseja Francisco-nos quedamos 5, 10, 15 minutos delante del crucifijo, o lo que tenemos en casa o aquel del rosario: mirar a él, es nuestra señal de derrota, que provoca las persecuciones, que nos destruye, es también nuestra señal de victoria porque Dios venció allí." (JSG)

 

Loading
La cruz enseña no temer las derrotas: ella conduce a la victoria, dice el Papa en Casa Santa Marta

Ciudad del Vaticano (Lunes, 17-09-2018, Gaudium Press) ¿Qué lección la Cruz de Jesús nos da? Para el Papa Francisco, la Cruz de Jesús nos enseña que en la vida existe el fracaso y la victoria, y que no debemos temer los "momentos malos", que pueden ser iluminados justamente por la cruz, señal de la victoria de Dios sobre el mal.

9.jpg

La afirmación de Francisco fue hecha durante la homilía realizada en la Misa celebrada la mañana del viernes 14/09, en la Capilla de la Casa Santa Marta, en la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

Contemplar la Cruz

Francisco explica que contemplar la Cruz es para nosotros contemplar una señal de derrota, pero también una señal de victoria.
Comentando el pasaje de la Carta a los Filipenses de la segunda lectura propuesta por la liturgia del día, el Papa resaltó que "Pablo, cuando reflexiona sobre el misterio de Jesucristo, nos dice cosas fuertes, nos dice que Jesús se vació, aniquiló a sí mismo":

"Asumió todo nuestro pecado, todo el pecado del mundo: era un "trapo", un condenado. Pablo no tuvo miedo de mostrar esa derrota y también eso puede iluminar un poco nuestros malos momentos, nuestros momentos de derrota, pero también la cruz es una señal de victoria para nosotros cristianos".

Ya para el Pontífice, el Libro de los Números, en la primera lectura, narra el momento del Éxodo, en el cual el pueblo judío murmuraba que "fue mordido por las serpientes". Y esto evoca a la antigua serpiente, satanás. Pero la serpiente que provocaba la muerte - dice el Señor a Moisés - será elevada y dará la salvación.

Ahí está una profecía, dice el Papa, enfatizando: "Jesús hecho pecado venció al autor del pecado, venció a la serpiente". Según Francisco, Satanás estaba feliz el Viernes Santo, "tan feliz que no percibió, la gran trampa "de la historia en que caería".

"En aquel momento -comenta- satanás fue destruido para siempre. No tiene fuerza. La Cruz, en aquel momento, se torna señal de victoria".

En la cruz, la Salvación

El Pontífice subrayó que "fuimos salvados, en aquel recorrido que Jesús quiso recorrer hasta lo más bajo, pero con la fuerza de la divinidad":

"Cuando yo sea elevado, atraeré a todos a mí", recordó Francisco para en seguida comentar:

"Jesús elevado y satanás destruido. La cruz de Jesús debe ser para nosotros la atracción: mirar para ella, porque es la fuerza para continuar adelante. Y la antigua serpiente destruida todavía late, todavía amenaza, pero, como decían los Padres de la Iglesia, es un perro encadenado: no se aproxime y no lo morderá; pero si usted va a acariciarlo porque el encanto lo lleva hasta allá como si fuese un cachorrito, prepárese, él lo destruirá".

Cruz: señal de derrota y de victoria

"La cruz nos enseña eso, que en la vida está el fracaso y la victoria. Debemos ser capaces de tolerar las derrotas, llevarlas con paciencia, las derrotas, también de nuestros pecados, porque Él pagó por nosotros. Tolerarlos en Él, pedir perdón en Él, pero nunca dejarse seducir por ese perro encadenado."

"Hoy sería bello si en casa, tranquilos, --aconseja Francisco-nos quedamos 5, 10, 15 minutos delante del crucifijo, o lo que tenemos en casa o aquel del rosario: mirar a él, es nuestra señal de derrota, que provoca las persecuciones, que nos destruye, es también nuestra señal de victoria porque Dios venció allí." (JSG)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El evento ha tenido lugar en Bogotá en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia durante el V ...
 
Los homenajes se enmarcaron en una procesión y solemne Eucaristía presidida por Mons. Mario Delpin ...
 
El Evangelio de ayer la Escritura relata como los hijos del Zebedeo, Santiago y Juan, piden a Jesucr ...
 
Ya en agosto pasado, el jefe de gabinete del gobierno, Gergely Gulyas, señalaba la baja tasa de mat ...
 
Las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará, de la familia religiosa del Verbo Encarnado, so ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading