Loading
 
 
 
Loading
 
Obispos de Francia intervienen en debate de proyecto de ley de bioética que reformaría normas sobre tratamientos de fertilidad
Loading
 
25 de Septiembre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

París (Martes, 25-09-2018, Gaudium Press) Los Obispos de Francia se manifestaron a través de un documento de ocho páginas de extensión en contra de las propuestas de reforma legal para ampliar la cobertura de los servicios de fertilidad a las uniones no equiparables con el matrimonio. Los prelados explicaron su intención de ofrecer una perspectiva ética sobre el debate y alertaron de las posibles consecuencias de la iniciativa en un documento tituado "La dignidad de la procreación".

FERTILIZACION ARTIFICIAL GAUDIUM PRESS.jpg
Los avances técnicos no deben perder de vista la profundidad del misterio y la trascendencia del hombre como imagen y semejanza de Dios.
"Darle vida a un niño es una de las más fuertes experiencias, una fuente de asombro profundo, una de las más grandes responsabilidades", recordaron los Obispos. "Dado que cada persona, sea lo que sea, tiene una dignidad, debe tratarse como un fin y nunca como un simple medio".La Iglesia insistió en que el deseo de los padres de tener un hijo o el sufrimiento por no poder concebirlo no justifica en caso alguno "procesos de fecundación y modalidades de embarazo que estarían relacionados con la fabricación, comercialización o instrumentalización de un ser humano al servicio de otros seres humanos, o al servicio de la ciencia o de la sociedad".

Los Obispos recordaron que los esposos que padecen estas dificultades deben ser acompañados y sustentaron la objeción de la Iglesia a los métodos artificiales por aspectos como la fertilización fuera del cuerpo de la madre, el congelamiento de embriones, a intervención de terceros a manera de donantes y la eliminación de los seres humanos considerados "sobrantes" durante el proceso. Los nuevos seres humanos enfrentan la destrucción, su manipulación para investigaciones o su implantación en otras madres para vivir con otras parejas. Si existe donación de gametos, "el niño ya no es el fruto del vínculo conyugal y el don conyugal", advirtieron los prelados. "El uso de un tercero donante también socava la paternidad, ya que el niño es derivado de un tercero, cuyo derecho institucionaliza la ausencia mediante la regla del anonimato y, por lo tanto, priva al niño del acceso a sus 'orígenes'".

La propuesta también plantea la opción de abrir los procedimientos a "todas las mujeres", lo que incluye a solteras y uniones no equiparables al matrimonio. Los Obispos denunciaron que una norma de este tipo privaría a los infantes de una referencia paterna indispensable. "La supresión legal de la genealogía paterna socavaría el bien del niño que se vería privado de su referencia a la doble filiación, cualquiera que sea su capacidad psíquica de adaptación", alertaron. "La supresión legal del padre alentaría socialmente la reducción o incluso el abandono de las responsabilidades del padre. Tal posibilidad plantearía no solo un problema antropológico sino también psicológico y social". La iniciativa crearía además un riesgo de mercantilización de la totalidad el proceso y transformaría la misión de la medicina, que se desconecta de la atención y prevención de la patología.

"Considerar al niño como el fruto del amor duradero de un hombre y una mujer no se ha convertido en una opción; sigue siendo la norma ética fundamental que todavía tiene que configurar esta forma primaria de hospitalidad que es la procreación", afirmaron los prelados. "El vínculo conyugal estable sigue siendo el entorno óptimo para la procreación y la recepción de un niño". Los Obispos pidieron prestar atención "al misterio de la persona y su trascendencia", sin el cual los debates sobre bioética "corren el riesgo de reducirse a discusiones técnicas y financieras, que no logran anclarse en la profundidad del misterio y la dignidad de la persona".

Con información de Conferencia de Obispos Católicos de Francia.

 

Loading
Obispos de Francia intervienen en debate de proyecto de ley de bioética que reformaría normas sobre tratamientos de fertilidad

París (Martes, 25-09-2018, Gaudium Press) Los Obispos de Francia se manifestaron a través de un documento de ocho páginas de extensión en contra de las propuestas de reforma legal para ampliar la cobertura de los servicios de fertilidad a las uniones no equiparables con el matrimonio. Los prelados explicaron su intención de ofrecer una perspectiva ética sobre el debate y alertaron de las posibles consecuencias de la iniciativa en un documento tituado "La dignidad de la procreación".

FERTILIZACION ARTIFICIAL GAUDIUM PRESS.jpg
Los avances técnicos no deben perder de vista la profundidad del misterio y la trascendencia del hombre como imagen y semejanza de Dios.
"Darle vida a un niño es una de las más fuertes experiencias, una fuente de asombro profundo, una de las más grandes responsabilidades", recordaron los Obispos. "Dado que cada persona, sea lo que sea, tiene una dignidad, debe tratarse como un fin y nunca como un simple medio".La Iglesia insistió en que el deseo de los padres de tener un hijo o el sufrimiento por no poder concebirlo no justifica en caso alguno "procesos de fecundación y modalidades de embarazo que estarían relacionados con la fabricación, comercialización o instrumentalización de un ser humano al servicio de otros seres humanos, o al servicio de la ciencia o de la sociedad".

Los Obispos recordaron que los esposos que padecen estas dificultades deben ser acompañados y sustentaron la objeción de la Iglesia a los métodos artificiales por aspectos como la fertilización fuera del cuerpo de la madre, el congelamiento de embriones, a intervención de terceros a manera de donantes y la eliminación de los seres humanos considerados "sobrantes" durante el proceso. Los nuevos seres humanos enfrentan la destrucción, su manipulación para investigaciones o su implantación en otras madres para vivir con otras parejas. Si existe donación de gametos, "el niño ya no es el fruto del vínculo conyugal y el don conyugal", advirtieron los prelados. "El uso de un tercero donante también socava la paternidad, ya que el niño es derivado de un tercero, cuyo derecho institucionaliza la ausencia mediante la regla del anonimato y, por lo tanto, priva al niño del acceso a sus 'orígenes'".

La propuesta también plantea la opción de abrir los procedimientos a "todas las mujeres", lo que incluye a solteras y uniones no equiparables al matrimonio. Los Obispos denunciaron que una norma de este tipo privaría a los infantes de una referencia paterna indispensable. "La supresión legal de la genealogía paterna socavaría el bien del niño que se vería privado de su referencia a la doble filiación, cualquiera que sea su capacidad psíquica de adaptación", alertaron. "La supresión legal del padre alentaría socialmente la reducción o incluso el abandono de las responsabilidades del padre. Tal posibilidad plantearía no solo un problema antropológico sino también psicológico y social". La iniciativa crearía además un riesgo de mercantilización de la totalidad el proceso y transformaría la misión de la medicina, que se desconecta de la atención y prevención de la patología.

"Considerar al niño como el fruto del amor duradero de un hombre y una mujer no se ha convertido en una opción; sigue siendo la norma ética fundamental que todavía tiene que configurar esta forma primaria de hospitalidad que es la procreación", afirmaron los prelados. "El vínculo conyugal estable sigue siendo el entorno óptimo para la procreación y la recepción de un niño". Los Obispos pidieron prestar atención "al misterio de la persona y su trascendencia", sin el cual los debates sobre bioética "corren el riesgo de reducirse a discusiones técnicas y financieras, que no logran anclarse en la profundidad del misterio y la dignidad de la persona".

Con información de Conferencia de Obispos Católicos de Francia.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Ya en agosto pasado, el jefe de gabinete del gobierno, Gergely Gulyas, señalaba la baja tasa de mat ...
 
Las Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará, de la familia religiosa del Verbo Encarnado, so ...
 
El evento ha contado con la participación, entre otros, de la Catedral de Santiago de Compostela qu ...
 
En la Misa que celebró ayer, en la Capilla de la Casa Santa Marta el Papa Francisco trazó para sus ...
 
Fundador de los Heraldos del Evangelio envió mensaje por inauguración de Oratorio en Nova Friburgo ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading