Loading
 
 
 
Loading
 
Académica católica que respondió a ofensa de presidente de Francia a las familias numerosas destaca su importancia
Loading
 
22 de Octubre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Washington (Lunes, 22-10-2018, Gaudium Press) La Dra. Catherine Pakaluk, Profesora de Economía de la Universidad Católica de América y especialista en los efectos de la fertilidad en el desarrollo económico, se hizo célebre luego de que el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, opinara sobre las decisiones de las mujeres africanas sobre el número de sus hijos. "Siempre digo: 'Por favor preséntenme a la mujer perfectamente educada que haya decidido tener siete, ocho, nueve hijos", indicó el mandatario para intentar asociar el alto indíce de natalidad con una menor cobertura de educación en países en desarrollo. La respuesta de Pakaluk fue publicar una foto suya junto a seis de sus ocho hijos y motivar a otras madres "perfectamente educadas" a hacer lo mismo.

postcards for macron gaudium press.jpg
La primera de las "postales para Macron": la Dra. Catherine Pakaluk junto a seis de sus ocho hijos. Foto: Catherine Pakaluk.
Con tan sólo unos 300 seguidores en la red social Twitter, la Dra. Pakaluk no esperaba una gran convocatoria en su iniciativa que etiquetó #PostcardsForMacron (Tarjetas postales para Macron). Sin embargo, más de cinco millones de personas llegaron a ver la publicación y numerosas familias publicaron sus fotografías para demostrar el error de juicio del mandatario francés.

"Definitivamente yo no estaba molesta ni ofendida", expuso la Dra. Pakaluk, según reportó America Magazine. "Lo vi como una oportunidad para despertar un poco de conciencia sobre el hecho de que muchas mujeres, definitivamente no la mayoría, pero muchas mujeres que están bien educadas de hecho deciden tener siete, ocho o nueve niños".

La académica desmintió en entrevista con CNA que una mayor tasa de fertilidad sea un producto de la ignorancia y calificó como un "mito contemporáneo" la noción de que un mayor número de hijos frene el desarrollo de una sociedad. "No hay evidencia de que los países no puedan crecer rápidamente o de manera constante con altos niveles de fertilidad", indicó la experta. De igual manera no existe evidencia que compruebe que disminuir la tasa de fertilidad pueda mejorar la economía. Finalmente la tasa de fertilidad de los países africanos se encuentra más cerca del promedio mundial que lo que muchos podrían suponer.

Nigeria, el país con mayor Producto Interno Bruto (PIB) en África, ocupa el lugar número 12 en fertilidad en el mundo, superando a Sudáfrica, un país con menos de la mitad de su tasa de fertilidad. En cambio, las tasas de fertilidad bajas sí ponen en riesgo la viabilidad de los programas sociales de los países, debido a que la población envejece al no ser reemplazada por las nuevas generaciones, como es el caso de Francia. Con una tasa de fertilidad de 1.96, el país no alcanza la reposición de los fallecimientos, sólo posible con tasas superiores a 2.1.

El envejecimiento de la población es una señal de otros problemas para los cuales son insuficientes los incentivos económicos. "La gente no tiene hijos para salvar a sus países del invierno demográfico", concluyó la académica. "Tienen hijos debido a una cierta actitud hacia el significado de la vida y lo que significa vivir una buena vida humana".

Con información de America Magazine y CNA.

 

Loading
Académica católica que respondió a ofensa de presidente de Francia a las familias numerosas destaca su importancia

Washington (Lunes, 22-10-2018, Gaudium Press) La Dra. Catherine Pakaluk, Profesora de Economía de la Universidad Católica de América y especialista en los efectos de la fertilidad en el desarrollo económico, se hizo célebre luego de que el Presidente de Francia, Emmanuel Macron, opinara sobre las decisiones de las mujeres africanas sobre el número de sus hijos. "Siempre digo: 'Por favor preséntenme a la mujer perfectamente educada que haya decidido tener siete, ocho, nueve hijos", indicó el mandatario para intentar asociar el alto indíce de natalidad con una menor cobertura de educación en países en desarrollo. La respuesta de Pakaluk fue publicar una foto suya junto a seis de sus ocho hijos y motivar a otras madres "perfectamente educadas" a hacer lo mismo.

postcards for macron gaudium press.jpg
La primera de las "postales para Macron": la Dra. Catherine Pakaluk junto a seis de sus ocho hijos. Foto: Catherine Pakaluk.
Con tan sólo unos 300 seguidores en la red social Twitter, la Dra. Pakaluk no esperaba una gran convocatoria en su iniciativa que etiquetó #PostcardsForMacron (Tarjetas postales para Macron). Sin embargo, más de cinco millones de personas llegaron a ver la publicación y numerosas familias publicaron sus fotografías para demostrar el error de juicio del mandatario francés.

"Definitivamente yo no estaba molesta ni ofendida", expuso la Dra. Pakaluk, según reportó America Magazine. "Lo vi como una oportunidad para despertar un poco de conciencia sobre el hecho de que muchas mujeres, definitivamente no la mayoría, pero muchas mujeres que están bien educadas de hecho deciden tener siete, ocho o nueve niños".

La académica desmintió en entrevista con CNA que una mayor tasa de fertilidad sea un producto de la ignorancia y calificó como un "mito contemporáneo" la noción de que un mayor número de hijos frene el desarrollo de una sociedad. "No hay evidencia de que los países no puedan crecer rápidamente o de manera constante con altos niveles de fertilidad", indicó la experta. De igual manera no existe evidencia que compruebe que disminuir la tasa de fertilidad pueda mejorar la economía. Finalmente la tasa de fertilidad de los países africanos se encuentra más cerca del promedio mundial que lo que muchos podrían suponer.

Nigeria, el país con mayor Producto Interno Bruto (PIB) en África, ocupa el lugar número 12 en fertilidad en el mundo, superando a Sudáfrica, un país con menos de la mitad de su tasa de fertilidad. En cambio, las tasas de fertilidad bajas sí ponen en riesgo la viabilidad de los programas sociales de los países, debido a que la población envejece al no ser reemplazada por las nuevas generaciones, como es el caso de Francia. Con una tasa de fertilidad de 1.96, el país no alcanza la reposición de los fallecimientos, sólo posible con tasas superiores a 2.1.

El envejecimiento de la población es una señal de otros problemas para los cuales son insuficientes los incentivos económicos. "La gente no tiene hijos para salvar a sus países del invierno demográfico", concluyó la académica. "Tienen hijos debido a una cierta actitud hacia el significado de la vida y lo que significa vivir una buena vida humana".

Con información de America Magazine y CNA.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Grupos como "Tehrik-i-Taliban Pakistán" y "Jamaat-ul-Ahrar" planearían ataques por la liberación ...
 
Miles de devotos se unieron a los prelados venezolanos en la celebración de los 309 años de la ren ...
 
Bajo el sugestivo nombre de El Crucifijo en el Porche Delantero de la Meca, David Pinault reflexiona ...
 
Diversos temas ocuparon la agenda de los obispos chilenos, durante su 117ª Asamblea Plenaria. Uno d ...
 
Creado solo inferior a los ángeles según la expresión paulina (Cfr. Hb 2, 7), y rey de la creaci ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading