Loading
 
 
 
Loading
 
Archiduque descendiente del Beato Carlos de Habsburgo-Lorena y Sajonia se hace sacerdote
Loading
 
29 de Octubre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Saint Maurice (Lunes, 29-10-2018, Gaudium Press) El Archiduque Johannes de Habsburgo-Lorena, descendiente del beato Carlos de Habsburgo-Lorena, último Emperador de Austria, fue ordenado sacerdote en Saint Maurice, Suiza, el pasado 16 de junio, tras haber dejado una prometedora carrera en las finanzas y haber ingresado a una comunidad de reciente creación dedicada a la atención y apostolado de jóvenes con adicciones.

ordenacion johannes de habsburgo gaudium press.jpeg
Ordenación sacerdotal del Archiduque Johannes de Habsburgo-Lorena. Foto: Fraternidad Eucharistein.
En una entrevista con la revista Alfa y Omega, el nuevo sacerdote explicó la única razón por la cual tomó la decisión de optar por el sacerdocio. "Me pide dos o tres razones", respondió al entrevistador. "Yo solo tengo una: Jesús. En absoluto me he ordenado sacerdote para satisfacer un deseo de realización personal. Sencillamente, ha sido el Señor quien, para contestar a mi deseo de ofrecerme en verdad a Él, ha pronunciado una palabra sobre mi vida. Es para corresponder a Su deseo que he tomado este camino".

Para este miembro de la nobleza austríaca solamente Jesús "puede transfigurar las miserias de nuestro mundo, tal vez las más abismales que la humanidad haya conocido: miseria material, moral, individualismo, falta de familia y de relaciones, pérdidas de sentido y de referencia, falta generalizada de esperanza, locura mortífera". Cristo conoce el misterio del sufrimiento en carne propia y lo ha atravesado con amor divino, explicó. "¡Cuando la gente vive el Misterio de Cristo empiezan las iniciativas que cambian el curso natural de las cosas!".

Sobre su vocación sacerdotal explicó que en ningún momento de su vida vivió una crisis de fe y que, al contrario, desde pequeño sintió preocupación por el mal que invade al mundo. A la edad de 16 años, la lectura de la biografía de su bisabuela, la Emperatriz Zita, y el conocimiento del testimonio del Beato Emperador Carlos fueron trascendentales para su identidad cristiana. "Sus vidas fueron entregadas al servicio de los pobres y de la paz, cuando podrían haber vivido de forma bien distinta", expresó el joven sacerdote, tercero de los ocho hijos de los Archiduques Rudolf y Helene de Austria. "Para mí representan el ejemplo mismo de la nobleza del corazón".

Tras haber concluido su estudio de Ciencias Económicas en la Universidad de San Galo en Suiza y un año de experiencia en un banco de negocios en París, el ahora sacerdote asistió a una formación anual sobre Antropología Cristiana en el Instituto Philantropos de Friburgo, lo cual le despertó numerosas inquietudes. "¿Dios es Trinidad, y por lo tanto amor, y estamos hechos para vivir el mismo amor?", recordó el Archiduque. "¿Jesús está verdaderamente vivo y presente en mi vida, por lo que nunca he estado solo?". Las respuestas llegarían después durante una Eucaristía: "Jesús me dijo todo esto, pero no a nivel de la cabeza, sino del corazón". Por este motivo, en 2006 Johannes tomó la decisión de ingresar en la Fraternidad Eucharistein, en la cual se formó para el sacerdocio.

La Fraternidad Eucharistein fue fundada en 1996 y se dedica a la adoración al Santísimo Sacramento. Como carisma de servicio, los miembros de la fraternidad ofrecen atención a víctimas de violencia y adicción a las drogas y al alcohol.

Con información de Alfa y Omega.

 

Loading
Archiduque descendiente del Beato Carlos de Habsburgo-Lorena y Sajonia se hace sacerdote

Saint Maurice (Lunes, 29-10-2018, Gaudium Press) El Archiduque Johannes de Habsburgo-Lorena, descendiente del beato Carlos de Habsburgo-Lorena, último Emperador de Austria, fue ordenado sacerdote en Saint Maurice, Suiza, el pasado 16 de junio, tras haber dejado una prometedora carrera en las finanzas y haber ingresado a una comunidad de reciente creación dedicada a la atención y apostolado de jóvenes con adicciones.

ordenacion johannes de habsburgo gaudium press.jpeg
Ordenación sacerdotal del Archiduque Johannes de Habsburgo-Lorena. Foto: Fraternidad Eucharistein.
En una entrevista con la revista Alfa y Omega, el nuevo sacerdote explicó la única razón por la cual tomó la decisión de optar por el sacerdocio. "Me pide dos o tres razones", respondió al entrevistador. "Yo solo tengo una: Jesús. En absoluto me he ordenado sacerdote para satisfacer un deseo de realización personal. Sencillamente, ha sido el Señor quien, para contestar a mi deseo de ofrecerme en verdad a Él, ha pronunciado una palabra sobre mi vida. Es para corresponder a Su deseo que he tomado este camino".

Para este miembro de la nobleza austríaca solamente Jesús "puede transfigurar las miserias de nuestro mundo, tal vez las más abismales que la humanidad haya conocido: miseria material, moral, individualismo, falta de familia y de relaciones, pérdidas de sentido y de referencia, falta generalizada de esperanza, locura mortífera". Cristo conoce el misterio del sufrimiento en carne propia y lo ha atravesado con amor divino, explicó. "¡Cuando la gente vive el Misterio de Cristo empiezan las iniciativas que cambian el curso natural de las cosas!".

Sobre su vocación sacerdotal explicó que en ningún momento de su vida vivió una crisis de fe y que, al contrario, desde pequeño sintió preocupación por el mal que invade al mundo. A la edad de 16 años, la lectura de la biografía de su bisabuela, la Emperatriz Zita, y el conocimiento del testimonio del Beato Emperador Carlos fueron trascendentales para su identidad cristiana. "Sus vidas fueron entregadas al servicio de los pobres y de la paz, cuando podrían haber vivido de forma bien distinta", expresó el joven sacerdote, tercero de los ocho hijos de los Archiduques Rudolf y Helene de Austria. "Para mí representan el ejemplo mismo de la nobleza del corazón".

Tras haber concluido su estudio de Ciencias Económicas en la Universidad de San Galo en Suiza y un año de experiencia en un banco de negocios en París, el ahora sacerdote asistió a una formación anual sobre Antropología Cristiana en el Instituto Philantropos de Friburgo, lo cual le despertó numerosas inquietudes. "¿Dios es Trinidad, y por lo tanto amor, y estamos hechos para vivir el mismo amor?", recordó el Archiduque. "¿Jesús está verdaderamente vivo y presente en mi vida, por lo que nunca he estado solo?". Las respuestas llegarían después durante una Eucaristía: "Jesús me dijo todo esto, pero no a nivel de la cabeza, sino del corazón". Por este motivo, en 2006 Johannes tomó la decisión de ingresar en la Fraternidad Eucharistein, en la cual se formó para el sacerdocio.

La Fraternidad Eucharistein fue fundada en 1996 y se dedica a la adoración al Santísimo Sacramento. Como carisma de servicio, los miembros de la fraternidad ofrecen atención a víctimas de violencia y adicción a las drogas y al alcohol.

Con información de Alfa y Omega.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los obispos nicaraguenses también constatan el recrudecimiento de "la represión y la violencia por ...
 
Cuentan que el pintor barroco la realizó tras observar el rostro del santo, cuyos restos mortales s ...
 
Hoy hace un año se perdía el rastro del submarino ARA San Juan y sus 44 tripulantes. Para implorar ...
 
In occasione del 500 ° anniversario della prima messa in Cile, che si compirà l'11 novembre 2020, ...
 
La distinción también quiere reconocer en el purpurado limeño su constante defensa de la vida des ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading