Loading
 
 
 
Loading
 
Es sabio pensar en el fin, en el encuentro de misericordia con Dios, enseña el Papa
Loading
 
28 de Noviembre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 28-11-2018, Gaudium Press) En la Misa rezada ayer en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco levantó algunas cuestiones a los presentes, durante su homilía:

5.jpg

"¿Cómo será mi fin? ¿Cómo me gustaría que el Señor me encontrase cuando me llame?"
Y afirmó además:

Es sabio pensar en el fin", "nos ayuda a seguir adelante", a hacer un examen de consciencia sobre qué cosas yo debería corregir y cuáles "llevar en frente porque son buenas".

Es bueno pensar en el fin...

La homilía del Papa fue dedicada al fin del mundo y de la propia vida, porque, dice Francisco, "en esta última semana del año litúrgico, la Iglesia nos hace reflexionar sobre eso", y "es una gracia", comenta, "porque no nos gusta pensar en el fin", "postergamos esta reflexión siempre para mañana".

Lectura del Apocalipsis: pensar en esas verdades

Las reflexiones del Pontífice surgieron a propósito de las lecturas litúrgicas del día.

La primera lectura, tomada del libro del Apocalipsis, San Juan habla del fin del mundo "con la figura de la cosecha", con Cristo y un Ángel armado con una hoz.

Cuando llegue nuestra hora deberemos "mostrar la calidad de nuestro trigo, la calidad de nuestra vida", dijo el Papa para luego agregar: "Tal vez alguien entre ustedes diga: 'Padre, no sea tan sombrío, que estas cosas no nos agradan...', pero es la verdad":

"Es la cosecha, donde cada uno de nosotros se encontrará con el Señor. Será un encuentro y cada uno de nosotros dirá al Señor: "Esta es mi vida. Este es mi trigo. Esta es mi calidad de vida. ¿Me equivoqué? "- todos deberemos decir eso, porque todos nos equivocamos - "Hice cosas buenas" - todos hacemos cosas buenas; y un poco mostrar al Señor el trigo".

Preguntas buenas y... necesarias

Qué yo diría "¿si hoy el Señor me llamase? 'Ah, ni percibí, yo estaba distraído...'. Nosotros no sabemos ni el día ni la hora, expresa el Pontífice.

'Pero padre, no hable así que yo soy joven' - 'Pero mira cuántos jóvenes parten, cuántos jóvenes son llamados...'. Nadie tiene la propia vida asegurada".

Los sabios hacen eso...

Es cierto que todos nosotros tendremos un fin. ¿Cuándo? Solamente Dios lo sabe:

"Nos hará bien en esta semana pensar en el fin. Si el Señor me llamase hoy, ¿qué yo haría? ¿Qué yo diría? ¿Qué trigo yo mostraría a él? el pensamiento del fin nos ayuda a seguir adelante; no es un pensamiento estático: es un pensamiento que avanza porque es llevado en frente por la virtud, por la esperanza. Sí, habrá un fin, pero ese fin será un encuentro: un encuentro con el Señor. Es verdad, será una prestación de cuentas de aquello que hice, pero también será un encuentro de misericordia, de alegría, de felicidad. Pensar en el fin, en el final de la creación, en el fin de la propia vida es sabiduría; los sabios hacen eso".

Y así, concluyó el Papa Francisco su homilía:

"Esta semana pidamos al Espíritu Santo la sabiduría del tiempo, la sabiduría del fin, la sabiduría de la resurrección, la sabiduría del encuentro eterno con Jesús; que nos haga entender esa sabiduría que existe en nuestra fe. Será un día de alegría el encuentro con Jesús. Recemos para que el Señor nos prepare. Y cada uno de nosotros, esta semana, termine la semana pensando en el final: "Yo acabaré. Yo no permaneceré eternamente. ¿Cómo me gustaría de acabar?" (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de Vatican News)

 

 

Loading
Es sabio pensar en el fin, en el encuentro de misericordia con Dios, enseña el Papa

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 28-11-2018, Gaudium Press) En la Misa rezada ayer en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa Francisco levantó algunas cuestiones a los presentes, durante su homilía:

5.jpg

"¿Cómo será mi fin? ¿Cómo me gustaría que el Señor me encontrase cuando me llame?"
Y afirmó además:

Es sabio pensar en el fin", "nos ayuda a seguir adelante", a hacer un examen de consciencia sobre qué cosas yo debería corregir y cuáles "llevar en frente porque son buenas".

Es bueno pensar en el fin...

La homilía del Papa fue dedicada al fin del mundo y de la propia vida, porque, dice Francisco, "en esta última semana del año litúrgico, la Iglesia nos hace reflexionar sobre eso", y "es una gracia", comenta, "porque no nos gusta pensar en el fin", "postergamos esta reflexión siempre para mañana".

Lectura del Apocalipsis: pensar en esas verdades

Las reflexiones del Pontífice surgieron a propósito de las lecturas litúrgicas del día.

La primera lectura, tomada del libro del Apocalipsis, San Juan habla del fin del mundo "con la figura de la cosecha", con Cristo y un Ángel armado con una hoz.

Cuando llegue nuestra hora deberemos "mostrar la calidad de nuestro trigo, la calidad de nuestra vida", dijo el Papa para luego agregar: "Tal vez alguien entre ustedes diga: 'Padre, no sea tan sombrío, que estas cosas no nos agradan...', pero es la verdad":

"Es la cosecha, donde cada uno de nosotros se encontrará con el Señor. Será un encuentro y cada uno de nosotros dirá al Señor: "Esta es mi vida. Este es mi trigo. Esta es mi calidad de vida. ¿Me equivoqué? "- todos deberemos decir eso, porque todos nos equivocamos - "Hice cosas buenas" - todos hacemos cosas buenas; y un poco mostrar al Señor el trigo".

Preguntas buenas y... necesarias

Qué yo diría "¿si hoy el Señor me llamase? 'Ah, ni percibí, yo estaba distraído...'. Nosotros no sabemos ni el día ni la hora, expresa el Pontífice.

'Pero padre, no hable así que yo soy joven' - 'Pero mira cuántos jóvenes parten, cuántos jóvenes son llamados...'. Nadie tiene la propia vida asegurada".

Los sabios hacen eso...

Es cierto que todos nosotros tendremos un fin. ¿Cuándo? Solamente Dios lo sabe:

"Nos hará bien en esta semana pensar en el fin. Si el Señor me llamase hoy, ¿qué yo haría? ¿Qué yo diría? ¿Qué trigo yo mostraría a él? el pensamiento del fin nos ayuda a seguir adelante; no es un pensamiento estático: es un pensamiento que avanza porque es llevado en frente por la virtud, por la esperanza. Sí, habrá un fin, pero ese fin será un encuentro: un encuentro con el Señor. Es verdad, será una prestación de cuentas de aquello que hice, pero también será un encuentro de misericordia, de alegría, de felicidad. Pensar en el fin, en el final de la creación, en el fin de la propia vida es sabiduría; los sabios hacen eso".

Y así, concluyó el Papa Francisco su homilía:

"Esta semana pidamos al Espíritu Santo la sabiduría del tiempo, la sabiduría del fin, la sabiduría de la resurrección, la sabiduría del encuentro eterno con Jesús; que nos haga entender esa sabiduría que existe en nuestra fe. Será un día de alegría el encuentro con Jesús. Recemos para que el Señor nos prepare. Y cada uno de nosotros, esta semana, termine la semana pensando en el final: "Yo acabaré. Yo no permaneceré eternamente. ¿Cómo me gustaría de acabar?" (JSG)

(De la Redacción de Gaudium Press, con informaciones de Vatican News)

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

...
 
Las Obras Misionales Pontificias de Polonia llevó a los Cantori della Stella a un encuentro con los ...
 
La publicación es fruto de un esfuerzo conjunto de 15 años de la Facultad de Teología de Valencia ...
 
El templo, ubicado dentro de una cueva, es el lugar de una serie de apariciones del Arcángel y el p ...
 
La iniciativa, animada por el Comité de Vida Laical, Matrimonio, Familia y Juventud de la USCCB, te ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading