Loading
 
 
 
Loading
 
Tres propuestas para vivir el Adviento en Familia
Loading
 
29 de Noviembre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Jueves, 29-11-2018, Gaudium Press) El próximo domingo 2 de diciembre inicia para la Iglesia el Adviento, tiempo de espera y de preparación para celebrar el misterio de la Encarnación, que se celebra en la Navidad. La conmemoración es ocasión propicia para crecer en la esperanza, la solidaridad y compartir en familia, disponiendo juntos los corazones para recibir al Niño Jesús, el Salvador.

En Gaudium Press presentamos tres propuestas para preparar la Navidad en familia:

El Árbol de Jesé

Es una antigua tradición en la que se representa la relación de Jesús con Jesé, padre del Rey David, y con otros personajes bíblicos que fueron los antepasados de Jesús. Está inspirado en las Sagradas Escrituras, tomando el pasaje de Isaías 11,1, que dice: "Una rama saldrá del tronco de Jesé, un brote surgirá de sus raíces"; y su propósito es representar la genealogía de Jesús, que comienza justamente desde Jesé, recorriendo el Antiguo y el Nuevo Testamento; y destacando el misterio de la Encarnación y el nacimiento de Jesús.

Armar el árbol de Jesé es una manera de vivir en familia el tiempo de Adviento, ya que puede participar todos sus miembros. Para representar el árbol se necesita una raíz, una vara y una flor. Cada uno representa a Jesé, María y el Niño Jesús. También se puede utilizar una rama seca. El objetivo es preparar ornamentos con los nombres o dibujos de la genealogía de Jesús, que se irán ubicando en el árbol cada día del Adviento.

Fiore Bagatello_Cathopic.jpg
La Cuna del Niño Jesús representa cada corazón donde nacerá el Salvador / Foto: Fiore Bagatello por Cathopic.

Una cuna para el Niño Jesús

La tradición de armar el pesebre es una de las más arraigadas dentro de la Iglesia. Nació con San Francisco de Asís, quien en 1223 recreó en la ciudad de Greccio, Italia, el nacimiento del Salvador. Un elemento importante dentro de la escena del pesebre es la cuna del Niño Jesús. ¿Qué tal si se destaca este elemento del pesebre? Puede ubicarse una cuna, grande o pequeña, dentro de un lugar alto, o importante en el hogar, y durante Adviento se van preparando las pajas donde reposará la imagen del pequeño Rey del Universo, a la vez que se van disponiendo los corazones para la Navidad.

San Juan Pablo II, en la Audiencia General del 18 de diciembre de 2012, explicó cómo disponer el corazón para el nacimiento del mesías prometido: "No se trata de conmemorar sólo el acontecimiento histórico que tuvo lugar hace dos mil años en una pequeña aldea de Judea. Más bien, es preciso comprender que toda nuestra vida debe ser un ‘adviento', una espera vigilante de la venida definitiva de Cristo. Para disponer nuestra alma a acoger al Señor que, como decimos en el Credo, un día vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos, debemos aprender a reconocerlo presente en los acontecimientos de la vida diaria. De esta forma, el Adviento es, por decirlo así, un intenso entrenamiento que nos orienta decididamente hacia Aquel que ya ha venido, que vendrá y que continuamente viene".

Corona de Adviento-gabyarevalo_cathopic.jpg
Foto: gabyarevalo por Cathopic.

Corona de Adviento

Es una de las tradiciones más extendidas para vivir la espera del nacimiento de Jesús en familia. Se representa con ramas de pino que se entrelazan en una corona, de manera circular, para significar la eternidad de Dios. También puede incluir algunas semillas y frutos, que representan la vida y la resurrección.

Parte importante de la corona son las cuatro velas: tres de color violeta o morado, que significa el espíritu de penitencia, oración y vigilia; y una rosada. Cada una se irá encendiendo cada domingo de Adviento, la rosada se enciende el tercer domingo, que en la liturgia es el Domingo de la Alegría; simbolizando el gozo que se experimenta ante la cercanía del nacimiento de Jesús.

Tradicionalmente, las coronas se bendicen durante las celebraciones eucarísticas del Primer Domingo de Adviento, cuando se enciende la primera vela. Posteriormente son llevadas a los hogares donde cada domingo se hace una oración en familia y se van encendiendo los demás cirios.

De la redacción de Gaudium Press con información de Catholicculture.org y Catholic.net.

 

Loading
Tres propuestas para vivir el Adviento en Familia

Redacción (Jueves, 29-11-2018, Gaudium Press) El próximo domingo 2 de diciembre inicia para la Iglesia el Adviento, tiempo de espera y de preparación para celebrar el misterio de la Encarnación, que se celebra en la Navidad. La conmemoración es ocasión propicia para crecer en la esperanza, la solidaridad y compartir en familia, disponiendo juntos los corazones para recibir al Niño Jesús, el Salvador.

En Gaudium Press presentamos tres propuestas para preparar la Navidad en familia:

El Árbol de Jesé

Es una antigua tradición en la que se representa la relación de Jesús con Jesé, padre del Rey David, y con otros personajes bíblicos que fueron los antepasados de Jesús. Está inspirado en las Sagradas Escrituras, tomando el pasaje de Isaías 11,1, que dice: "Una rama saldrá del tronco de Jesé, un brote surgirá de sus raíces"; y su propósito es representar la genealogía de Jesús, que comienza justamente desde Jesé, recorriendo el Antiguo y el Nuevo Testamento; y destacando el misterio de la Encarnación y el nacimiento de Jesús.

Armar el árbol de Jesé es una manera de vivir en familia el tiempo de Adviento, ya que puede participar todos sus miembros. Para representar el árbol se necesita una raíz, una vara y una flor. Cada uno representa a Jesé, María y el Niño Jesús. También se puede utilizar una rama seca. El objetivo es preparar ornamentos con los nombres o dibujos de la genealogía de Jesús, que se irán ubicando en el árbol cada día del Adviento.

Fiore Bagatello_Cathopic.jpg
La Cuna del Niño Jesús representa cada corazón donde nacerá el Salvador / Foto: Fiore Bagatello por Cathopic.

Una cuna para el Niño Jesús

La tradición de armar el pesebre es una de las más arraigadas dentro de la Iglesia. Nació con San Francisco de Asís, quien en 1223 recreó en la ciudad de Greccio, Italia, el nacimiento del Salvador. Un elemento importante dentro de la escena del pesebre es la cuna del Niño Jesús. ¿Qué tal si se destaca este elemento del pesebre? Puede ubicarse una cuna, grande o pequeña, dentro de un lugar alto, o importante en el hogar, y durante Adviento se van preparando las pajas donde reposará la imagen del pequeño Rey del Universo, a la vez que se van disponiendo los corazones para la Navidad.

San Juan Pablo II, en la Audiencia General del 18 de diciembre de 2012, explicó cómo disponer el corazón para el nacimiento del mesías prometido: "No se trata de conmemorar sólo el acontecimiento histórico que tuvo lugar hace dos mil años en una pequeña aldea de Judea. Más bien, es preciso comprender que toda nuestra vida debe ser un ‘adviento', una espera vigilante de la venida definitiva de Cristo. Para disponer nuestra alma a acoger al Señor que, como decimos en el Credo, un día vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos, debemos aprender a reconocerlo presente en los acontecimientos de la vida diaria. De esta forma, el Adviento es, por decirlo así, un intenso entrenamiento que nos orienta decididamente hacia Aquel que ya ha venido, que vendrá y que continuamente viene".

Corona de Adviento-gabyarevalo_cathopic.jpg
Foto: gabyarevalo por Cathopic.

Corona de Adviento

Es una de las tradiciones más extendidas para vivir la espera del nacimiento de Jesús en familia. Se representa con ramas de pino que se entrelazan en una corona, de manera circular, para significar la eternidad de Dios. También puede incluir algunas semillas y frutos, que representan la vida y la resurrección.

Parte importante de la corona son las cuatro velas: tres de color violeta o morado, que significa el espíritu de penitencia, oración y vigilia; y una rosada. Cada una se irá encendiendo cada domingo de Adviento, la rosada se enciende el tercer domingo, que en la liturgia es el Domingo de la Alegría; simbolizando el gozo que se experimenta ante la cercanía del nacimiento de Jesús.

Tradicionalmente, las coronas se bendicen durante las celebraciones eucarísticas del Primer Domingo de Adviento, cuando se enciende la primera vela. Posteriormente son llevadas a los hogares donde cada domingo se hace una oración en familia y se van encendiendo los demás cirios.

De la redacción de Gaudium Press con información de Catholicculture.org y Catholic.net.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/99614-Tres-propuestas-para-vivir-el-Adviento-en-Familia. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los jóvenes peregrinos del mundo que por estos días se encuentran en la capital de la JMJ, podrán ...
 
La Iglesia advirtió que se vería obligada a cerrar los centros educativos si no se les permite la ...
 
El anuncio se hizo durante la presentación de la próxima Jornada de Infancia Misionera en España ...
 
El color de las pinturas de Juan de Borgoña destaca notablemente y se aprecia el esplendor de una d ...
 
Las Obras Misionales Pontificias de Polonia llevó a los Cantori della Stella a un encuentro con los ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading