Loading
 
 
 
Loading
 
Cardenal Cipriani exhorta a las familias a preservar el verdadero sentido de la Navidad
Loading
 
18 de Diciembre de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Lima (Martes, 18-12-2018, Gaudium Press) En su programa radiofónico semanal, "Diálogo de Fe", transmitido por la RPP, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, abordó algunos aspectos de uno de los principales acontecimientos de la Fe Católica: la celebración de la Navidad.

5.jpg

El purpurado exhortó a los padres y a las familias que no compartan con la forma errónea en la cual se promueve esta fiesta a través de costumbres vacías y consumismo, sino que recuerden el verdadero valor de la Navidad: el nacimiento del Niño Jesús.

"Estamos luchando por un cambio cultural muy fuerte, la Navidad se convirtió en un producto de consumo. La Navidad es el gran regalo de Dios, su Hijo. Está bien que se regale, que se tenga un momento de alegría, no vamos a condenar. Pero lo que no podemos hacer es cambiar la luz, la paz, el amor de Dios por un chocolate. Es una locura, pero es lo que ese cambio cultural está generando", explicó.
El Arzobispo de Lima pidió a los padres y abuelos para que no estropeen a sus hijos y nietos, sino que "les muestren a Jesús, al Hijo de Dios, pues buscar el éxito, la imagen, los diarios, el poder, los titulares, está sustituyendo la búsqueda de la verdad. La verdad no interesa más, entonces este cambio cultural es muy grave".

Además, el Primado de Perú invitó a los fieles a continuar defendiendo la vida y la familia, especialmente en estas fiestas, para que el Niño Jesús sea el centro de nuestro hogar. "Tenemos que luchar por la familia, por el hogar, por la vida, por el matrimonio entre hombre y mujer, tenemos que seguir luchando por lo que nuestro Padre, Dios, quiso para sus hijos, para que seamos felices. Que la Fe esté en la cultura que se vive diariamente, entonces Jesús cuando nace está en un mundo que está en las tinieblas, fue una luz en las tinieblas, las tinieblas siguen y la luz también. Tenemos que elegir. ¿Usted quiere vivir en las tinieblas?".

6.jpg

Resaltando el valor de la familia y la participación activa que deben tener los padres en el desarrollo y crecimiento de sus hijos, el Cardenal concluyó. "Es un momento de alimentar ese sueño de tantos niños que ven a Jesús en la Navidad. Padres y abuelos no dejemos de lado esa verdad, ese amor de Dios. Que haya un regalito para el hijo, todo bien, pero que no se caiga en la ignoracia. Padre, eduque a su hijo, no tenga esa vanidad tonta ni la alimente (...) La mejor elección es la familia, no hay quien supla el cariño de la madre, no hay quien enseñe mejor la Fe, que se aprende en casa". (EPC)

 

Loading
Cardenal Cipriani exhorta a las familias a preservar el verdadero sentido de la Navidad

Lima (Martes, 18-12-2018, Gaudium Press) En su programa radiofónico semanal, "Diálogo de Fe", transmitido por la RPP, el Arzobispo de Lima y Primado del Perú, Cardenal Juan Luis Cipriani, abordó algunos aspectos de uno de los principales acontecimientos de la Fe Católica: la celebración de la Navidad.

5.jpg

El purpurado exhortó a los padres y a las familias que no compartan con la forma errónea en la cual se promueve esta fiesta a través de costumbres vacías y consumismo, sino que recuerden el verdadero valor de la Navidad: el nacimiento del Niño Jesús.

"Estamos luchando por un cambio cultural muy fuerte, la Navidad se convirtió en un producto de consumo. La Navidad es el gran regalo de Dios, su Hijo. Está bien que se regale, que se tenga un momento de alegría, no vamos a condenar. Pero lo que no podemos hacer es cambiar la luz, la paz, el amor de Dios por un chocolate. Es una locura, pero es lo que ese cambio cultural está generando", explicó.
El Arzobispo de Lima pidió a los padres y abuelos para que no estropeen a sus hijos y nietos, sino que "les muestren a Jesús, al Hijo de Dios, pues buscar el éxito, la imagen, los diarios, el poder, los titulares, está sustituyendo la búsqueda de la verdad. La verdad no interesa más, entonces este cambio cultural es muy grave".

Además, el Primado de Perú invitó a los fieles a continuar defendiendo la vida y la familia, especialmente en estas fiestas, para que el Niño Jesús sea el centro de nuestro hogar. "Tenemos que luchar por la familia, por el hogar, por la vida, por el matrimonio entre hombre y mujer, tenemos que seguir luchando por lo que nuestro Padre, Dios, quiso para sus hijos, para que seamos felices. Que la Fe esté en la cultura que se vive diariamente, entonces Jesús cuando nace está en un mundo que está en las tinieblas, fue una luz en las tinieblas, las tinieblas siguen y la luz también. Tenemos que elegir. ¿Usted quiere vivir en las tinieblas?".

6.jpg

Resaltando el valor de la familia y la participación activa que deben tener los padres en el desarrollo y crecimiento de sus hijos, el Cardenal concluyó. "Es un momento de alimentar ese sueño de tantos niños que ven a Jesús en la Navidad. Padres y abuelos no dejemos de lado esa verdad, ese amor de Dios. Que haya un regalito para el hijo, todo bien, pero que no se caiga en la ignoracia. Padre, eduque a su hijo, no tenga esa vanidad tonta ni la alimente (...) La mejor elección es la familia, no hay quien supla el cariño de la madre, no hay quien enseñe mejor la Fe, que se aprende en casa". (EPC)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Conferencia de Obispos Católicos se abstuvo de comentar mientras avanza la investigación polic ...
 
La Madre Agnes Mariam de la Croix, Carmelita Descalza, relató el portento sucedido durante la ocupa ...
 
Después de 35 años de fuerte migración, la población cristiana local podría comenzar a recupera ...
 
La resolución se da a raíz del interrogatorio a que fue sometido Brian C. Buescher, un abogado que ...
 
Tras el atentado contra la Escuela de Cadetes de Policía en Bogotá, Colombia, ocurrido en la maña ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading