Loading
 
 
 
Loading
 
Montevideo se consagró a la Virgen María
Loading
 
10 de Octubre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Montevideo - Uruguay (Martes, 10-10-2017, Gaudium Press) La arquidiócesis de Montevideo organizó el II Congreso Mariano bajo el lema "Al encuentro con María", el cual tuvo lugar los días 6, 7, y 8 de octubre.

El primer día, viernes 6, fue dedicado a diversas actividades como visitas a los vecinos para invitarlos a las jornadas del rezo del rosario, adoraciones al Santísimo Sacramento, y charlas en torno de la devoción a la Santísima Virgen, que se realizaron en parroquias, colegios y obras sociales.

El segundo día, sábado 7, fue dedicado a una jornada de conferencias en torno a la figura de la Santísima Virgen, que se realizó en el Colegio Maturana, de los padres salesianos. La jornada comenzó con la celebración de la santa Misa celebrada por el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, OSB. Esta actividad concluyó con una vigilia ante el Santísimo Sacramento, luego de una procesión por las calles del centro de Montevideo, encabezada por una imagen de la Virgen.

6.jpg
Foto: Arquidiócesis de Montevideo

El domingo 8, se inició con el rezo del Santo Rosario en el reconocido parque denominado "Aduana de Oribe", lugar muy céntrico de la ciudad con vista al mar. A continuación se celebró la Eucaristía que contó con la asistencia de aproximadamente 30 mil personas. La misa fue celebrada por el Cardenal Sturla, quien estaba acompañado por su obispo auxiliar Monseñor Milton Tróccoli, Monseñor Carlos María Collazzi presidente de la Conferencia Episcopal de Uruguay, Monseñor Rodolfo Wirz obispo de Maldonado, Monseñor Arturo Fajardo de San José y Monseñor Nicolás Cotugno arzobispo emérito de Montevideo. Asistieron también más de un centenar de sacerdotes.

Para esta oportunidad fueron traídas de Roma las reliquias de los apóstoles Santiago y San Felipe patronos de la arquidiócesis. Dichas reliquias quedarán permanentemente en la catedral de Montevideo a la veneración de los fieles.

Unos veinte sacerdotes estuvieron disponibles para la confesión, desde las 10 de la mañana hasta las 13:00 horas.

Finalmente, el cardenal Sturla consagró la diócesis de Montevideo a la Santísima Virgen frente a una imagen de Nuestra Señora de los Treinta y Tres, patrona del Uruguay.

Esta consagración fue preparada durante treinta días siguiendo un librillo de oraciones diarias ofrecido por la arquidiócesis e inspirado en el método del gran apóstol mariano francés, San Luis María Grignion de Montfort.

Estrella del alba

El domingo, la preparación comenzó bien temprano. Antes de las 9 de la mañana ya estaba llegando gente a la rambla del Buceo, donde estaba ubicado el escenario que también cobijaba el altar. Se notaba especialmente la participación de familias con niños pequeños y los jóvenes que estaban viviendo desde el sábado su Jornada.

Sobre las 10 de la mañana, hora del comienzo del Rosario, ya era una multitud la que buscaba un lugar en la Aduana de Oribe. Los encargados de guiar el rezo de cada misterio iban cambiando; una familia, sacerdotes, hermanas consagradas y hasta hubo ocasión para un misterio íntegramente cantado por el coro que animó la mañana.

La Misa comenzó con uno de los momentos más emocionantes de la mañana, en la procesión de obispos, sacerdotes y diáconos, venía la Virgen de los Treinta y Tres. Esta presencia de la Patrona del Uruguay propició un aplauso cerrado de todos los fieles y más de una lágrima de alegría. La pequeña talla fue colocada junto al altar. Otra imagen, de la Virgen de las Gracias, también estuvo presente toda la mañana a los pies del escenario.

"Uruguay necesita a gritos a Cristo"

El Cardenal Daniel Sturla comenzó la homilía recordando a San Felipe Neri para explicar su propia emoción "siento que alguien me tendría que decir un chiste que me bajara a tierra, porque es mucho el disfrute y el gozo de estar aquí". Dijo además que las palabras de María en el del Magnificat "se hacen hoy carne en nosotros", pues bastante es "lo que hay para agradecer a Dios".
Más adelante, el Cardenal remarcó que la Iglesia quiere vivir una cultura del encuentro. "Encuentro con esta sociedad uruguaya que hemos forjado, de la que somos parte" añadió.

También quiso resaltar como don de la Providencia la llegada de las reliquias de los apóstoles san Felipe y Santiago. Agradeció la presencia del párroco de la Basílica de los Doce Apóstoles en Roma, Fray Agnello Stoia Ofm. Conv., quien propició la llegada de dichas reliquias. Resaltó además la particularidad de la fe católica, una "fe apostólica", transmitida a través de las generaciones.

El arzobispo mencionó que además de apostólica "nuestra Iglesia es mariana", porque "la Iglesia, como María, es la que recibe el Espíritu Santo, que es el que engendra a Jesús en toda la Iglesia". "Somos Iglesia mariana también porque más que lo que hacemos, está lo que recibimos, más que ser apóstoles, está el don que recibimos desde el día de nuestro bautismo, en el que somos consagrados por Dios como sus hijos".

Sobre el final de la homilía el Cardenal Daniel Sturla llamó a imitar a María en este seguimiento a Jesús. "Uruguay necesita a Cristo, necesita a gritos Cristo" enfatizó.

Una fiesta de la Iglesia

Ya avanzada la Misa, los presentes fueron invitados a ver y escuchar un mensaje que el Papa Francisco grabó para todos los uruguayos con motivo del II Congreso Mariano.

Después de este video, el Cardenal llamó a la Iglesia de Montevideo a consagrarse a María. Se leyó, a dos voces, por parte de los fieles la oración de Consagración en un clima de especial recogimiento. Así culminaban 3 días de Encuentro con María, y un mes de preparación de toda la Iglesia de Montevideo, llamada a servir y estar atenta a Dios.

Ante este acto de consagración de la Arquidiócesis de Montevideo a la Santísima Virgen, el Padre Alberto Arcos-Pérez encargado de los Heraldos del Evangelio en Uruguay, manifestó: "Es muy importante para toda la arquidiócesis de Montevideo, porque hoy se consagró a la Virgen, y por medio de la Virgen se llega más rápido, más firme, más seguro y más confiante a Jesús. Entonces, si queremos estar cerca de Jesús hagamos el camino a través de la Virgen. San Luis María Grignion de Montfort dice que, cuando le queremos ofrecer algo a Jesús, a un Rey, lo mejor es hacerlo a través de la Reina; el Rey va a recibir con mayor cariño ese regalo. El Cardenal Sturla y la Iglesia de Montevideo están recorriendo ese camino, para conducir a todos a Jesús, a través de la Santísima Virgen".

Este evento fue muy comentado en los principales medios informativos del país.

Con información de la Iglesia Católica - Montevideo

 

Loading
Montevideo se consagró a la Virgen María

Montevideo - Uruguay (Martes, 10-10-2017, Gaudium Press) La arquidiócesis de Montevideo organizó el II Congreso Mariano bajo el lema "Al encuentro con María", el cual tuvo lugar los días 6, 7, y 8 de octubre.

El primer día, viernes 6, fue dedicado a diversas actividades como visitas a los vecinos para invitarlos a las jornadas del rezo del rosario, adoraciones al Santísimo Sacramento, y charlas en torno de la devoción a la Santísima Virgen, que se realizaron en parroquias, colegios y obras sociales.

El segundo día, sábado 7, fue dedicado a una jornada de conferencias en torno a la figura de la Santísima Virgen, que se realizó en el Colegio Maturana, de los padres salesianos. La jornada comenzó con la celebración de la santa Misa celebrada por el Arzobispo de Montevideo, Cardenal Daniel Sturla, OSB. Esta actividad concluyó con una vigilia ante el Santísimo Sacramento, luego de una procesión por las calles del centro de Montevideo, encabezada por una imagen de la Virgen.

6.jpg
Foto: Arquidiócesis de Montevideo

El domingo 8, se inició con el rezo del Santo Rosario en el reconocido parque denominado "Aduana de Oribe", lugar muy céntrico de la ciudad con vista al mar. A continuación se celebró la Eucaristía que contó con la asistencia de aproximadamente 30 mil personas. La misa fue celebrada por el Cardenal Sturla, quien estaba acompañado por su obispo auxiliar Monseñor Milton Tróccoli, Monseñor Carlos María Collazzi presidente de la Conferencia Episcopal de Uruguay, Monseñor Rodolfo Wirz obispo de Maldonado, Monseñor Arturo Fajardo de San José y Monseñor Nicolás Cotugno arzobispo emérito de Montevideo. Asistieron también más de un centenar de sacerdotes.

Para esta oportunidad fueron traídas de Roma las reliquias de los apóstoles Santiago y San Felipe patronos de la arquidiócesis. Dichas reliquias quedarán permanentemente en la catedral de Montevideo a la veneración de los fieles.

Unos veinte sacerdotes estuvieron disponibles para la confesión, desde las 10 de la mañana hasta las 13:00 horas.

Finalmente, el cardenal Sturla consagró la diócesis de Montevideo a la Santísima Virgen frente a una imagen de Nuestra Señora de los Treinta y Tres, patrona del Uruguay.

Esta consagración fue preparada durante treinta días siguiendo un librillo de oraciones diarias ofrecido por la arquidiócesis e inspirado en el método del gran apóstol mariano francés, San Luis María Grignion de Montfort.

Estrella del alba

El domingo, la preparación comenzó bien temprano. Antes de las 9 de la mañana ya estaba llegando gente a la rambla del Buceo, donde estaba ubicado el escenario que también cobijaba el altar. Se notaba especialmente la participación de familias con niños pequeños y los jóvenes que estaban viviendo desde el sábado su Jornada.

Sobre las 10 de la mañana, hora del comienzo del Rosario, ya era una multitud la que buscaba un lugar en la Aduana de Oribe. Los encargados de guiar el rezo de cada misterio iban cambiando; una familia, sacerdotes, hermanas consagradas y hasta hubo ocasión para un misterio íntegramente cantado por el coro que animó la mañana.

La Misa comenzó con uno de los momentos más emocionantes de la mañana, en la procesión de obispos, sacerdotes y diáconos, venía la Virgen de los Treinta y Tres. Esta presencia de la Patrona del Uruguay propició un aplauso cerrado de todos los fieles y más de una lágrima de alegría. La pequeña talla fue colocada junto al altar. Otra imagen, de la Virgen de las Gracias, también estuvo presente toda la mañana a los pies del escenario.

"Uruguay necesita a gritos a Cristo"

El Cardenal Daniel Sturla comenzó la homilía recordando a San Felipe Neri para explicar su propia emoción "siento que alguien me tendría que decir un chiste que me bajara a tierra, porque es mucho el disfrute y el gozo de estar aquí". Dijo además que las palabras de María en el del Magnificat "se hacen hoy carne en nosotros", pues bastante es "lo que hay para agradecer a Dios".
Más adelante, el Cardenal remarcó que la Iglesia quiere vivir una cultura del encuentro. "Encuentro con esta sociedad uruguaya que hemos forjado, de la que somos parte" añadió.

También quiso resaltar como don de la Providencia la llegada de las reliquias de los apóstoles san Felipe y Santiago. Agradeció la presencia del párroco de la Basílica de los Doce Apóstoles en Roma, Fray Agnello Stoia Ofm. Conv., quien propició la llegada de dichas reliquias. Resaltó además la particularidad de la fe católica, una "fe apostólica", transmitida a través de las generaciones.

El arzobispo mencionó que además de apostólica "nuestra Iglesia es mariana", porque "la Iglesia, como María, es la que recibe el Espíritu Santo, que es el que engendra a Jesús en toda la Iglesia". "Somos Iglesia mariana también porque más que lo que hacemos, está lo que recibimos, más que ser apóstoles, está el don que recibimos desde el día de nuestro bautismo, en el que somos consagrados por Dios como sus hijos".

Sobre el final de la homilía el Cardenal Daniel Sturla llamó a imitar a María en este seguimiento a Jesús. "Uruguay necesita a Cristo, necesita a gritos Cristo" enfatizó.

Una fiesta de la Iglesia

Ya avanzada la Misa, los presentes fueron invitados a ver y escuchar un mensaje que el Papa Francisco grabó para todos los uruguayos con motivo del II Congreso Mariano.

Después de este video, el Cardenal llamó a la Iglesia de Montevideo a consagrarse a María. Se leyó, a dos voces, por parte de los fieles la oración de Consagración en un clima de especial recogimiento. Así culminaban 3 días de Encuentro con María, y un mes de preparación de toda la Iglesia de Montevideo, llamada a servir y estar atenta a Dios.

Ante este acto de consagración de la Arquidiócesis de Montevideo a la Santísima Virgen, el Padre Alberto Arcos-Pérez encargado de los Heraldos del Evangelio en Uruguay, manifestó: "Es muy importante para toda la arquidiócesis de Montevideo, porque hoy se consagró a la Virgen, y por medio de la Virgen se llega más rápido, más firme, más seguro y más confiante a Jesús. Entonces, si queremos estar cerca de Jesús hagamos el camino a través de la Virgen. San Luis María Grignion de Montfort dice que, cuando le queremos ofrecer algo a Jesús, a un Rey, lo mejor es hacerlo a través de la Reina; el Rey va a recibir con mayor cariño ese regalo. El Cardenal Sturla y la Iglesia de Montevideo están recorriendo ese camino, para conducir a todos a Jesús, a través de la Santísima Virgen".

Este evento fue muy comentado en los principales medios informativos del país.

Con información de la Iglesia Católica - Montevideo

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/90433-Montevideo-se-consagro-a-la-Virgen-Maria. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los prelados reclamaron el respeto a la libertad religiosa de los ciudadanos y denunciaron los comen ...
 
La muestra fue inaugurada el 8 de diciembre, solemnidad de la Inmaculada Concepción, y se podrá vi ...
 
Según el portavoz vaticano, Greg Burke, las sesiones se dedicaron a reflexionar sobre la Curia como ...
 
El 1º de diciembre pasado, el Cardenal Arzobispo Orani João Tempesta presidió la Santa Misa, dura ...
 
Centenas de católicos iraquíes pudieron participar este último domingo, 10 de diciembre, de las c ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading