Loading
 
 
 
Loading
 
Obispos de Pakistán denuncian inacción del gobierno para proteger la vida de los creyentes
Loading
 
7 de Noviembre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Lahore (Viernes, 07-11-2014, Gaudium Press) La Iglesia en Pakistán "condena el brutal asesinato de los esposos cristianos Shama y Shahzad Masih", según un comunicado oficial de la Comisión Justicia y Paz de los Obispos del país reproducido por la agencia Fides. Los dos creyentes fueron acusados injustamente de blasfemia, lo que produjo que una multitud de personas ingresara a su hogar, los golpeara y los llevara aun horno en el cual fueron incinerados vivos. El hecho se convierte en uno de los capítulos más crueles de las ejecuciones por supuesta blasfemia, un delito penalizado con la muerte en Pakistán.

"El gobierno paquistaní no ha protegido el derecho a la vida de sus ciudadanos", afirmaron los prelados en su comunicación oficial, que denuncia "la creciente intolerancia contra las minorías religiosas" y exige al gobierno "medidas serias y eficaces para tener bajo control la violencia llevada a cabo en nombre de la religión". Los Obispos relacionaron esta tragedia con la ley de blasfemia, empleada de forma frecuente como un arma de discriminación. "Pedimos al gobierno de la provincia y al gobierno federal que tomen con la debida consideración este episodio y que revisen su posición sobre la ley de la blasfemia", indicaron.

Sobre este hecho, el Cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso expresó su más firme rechazo, según informó Vatican Insider: "Cuando algo tan bárbaro sucede, uno naturalmente se queda sin palabras", señaló. El purpurado indicó la posible necesidad de una presión internacional que contribuya a detener los actos de violencia. "Ninguna religión puede justificar crímenes de esta naturaleza. La ley de blasfemia presenta el problema de si la comunidad internacional debe intervenir o no (...) Yo me pregunto cómo puede uno estar de pie y ver cuando se comenten crímenes".

El Card. Tauran también puso en duda que las autoridades civiles de Pakistán estén actuando suficientemente frente a estos delitos. "Definitivamente ha connivencia. No sé hasta qué punto", denunció. "En cualquier caso, soy de la opinión que este tipo de conductas deben ser condenadas públicamente, sobre todo para que nuestros cristianos sientan que hay solidaridad de la Iglesia, que es su familia".

Con información de Agencia Fides y Vatican Insider.

 

Loading
Obispos de Pakistán denuncian inacción del gobierno para proteger la vida de los creyentes

Lahore (Viernes, 07-11-2014, Gaudium Press) La Iglesia en Pakistán "condena el brutal asesinato de los esposos cristianos Shama y Shahzad Masih", según un comunicado oficial de la Comisión Justicia y Paz de los Obispos del país reproducido por la agencia Fides. Los dos creyentes fueron acusados injustamente de blasfemia, lo que produjo que una multitud de personas ingresara a su hogar, los golpeara y los llevara aun horno en el cual fueron incinerados vivos. El hecho se convierte en uno de los capítulos más crueles de las ejecuciones por supuesta blasfemia, un delito penalizado con la muerte en Pakistán.

"El gobierno paquistaní no ha protegido el derecho a la vida de sus ciudadanos", afirmaron los prelados en su comunicación oficial, que denuncia "la creciente intolerancia contra las minorías religiosas" y exige al gobierno "medidas serias y eficaces para tener bajo control la violencia llevada a cabo en nombre de la religión". Los Obispos relacionaron esta tragedia con la ley de blasfemia, empleada de forma frecuente como un arma de discriminación. "Pedimos al gobierno de la provincia y al gobierno federal que tomen con la debida consideración este episodio y que revisen su posición sobre la ley de la blasfemia", indicaron.

Sobre este hecho, el Cardenal Jean-Louis Tauran, Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso expresó su más firme rechazo, según informó Vatican Insider: "Cuando algo tan bárbaro sucede, uno naturalmente se queda sin palabras", señaló. El purpurado indicó la posible necesidad de una presión internacional que contribuya a detener los actos de violencia. "Ninguna religión puede justificar crímenes de esta naturaleza. La ley de blasfemia presenta el problema de si la comunidad internacional debe intervenir o no (...) Yo me pregunto cómo puede uno estar de pie y ver cuando se comenten crímenes".

El Card. Tauran también puso en duda que las autoridades civiles de Pakistán estén actuando suficientemente frente a estos delitos. "Definitivamente ha connivencia. No sé hasta qué punto", denunció. "En cualquier caso, soy de la opinión que este tipo de conductas deben ser condenadas públicamente, sobre todo para que nuestros cristianos sientan que hay solidaridad de la Iglesia, que es su familia".

Con información de Agencia Fides y Vatican Insider.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los prelados desmintieron una supuesta condena de la muerte de los líderes terroristas durante enfr ...
 
Niños de todas las edades oraron el Santo Rosario a las 9 am del miércoles 18 de octubre. ...
 
La muerte solo se explica, y se enfrenta con base en la fe dejada por Cristo. Él es la esperanza an ...
 
La consagración busca una salida celestial a la situación local que se ha deteriorado progresivame ...
 
La Hermana Gloria Cecilia Narváez, de la Congregación de las Hermanas Franciscanas de María Inmac ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading