Loading
 
 
 
Loading
 
Uno de los más destacados obispos filipinos habla sobre la visita del Papa a su país
Loading
 
15 de Enero de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Nueva York (Jueves, 15-01-2015, Gaudium Press) Uno de los más destacados prelados filipinos, Mons. Bernardito Auza, Observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Nueva York, ha hablado sobre lo que significa para él la visita del Pontífice a su país de origen, y los frutos que se deberán cosechar. Mons. Bernardito está en Filipinas acompañando la visita del Santo Padre.

1.jpg
Mons. Bernardito Auza - Foto: Revistaecclesia.com

"Para nosotros en Filipinas, que es un país con grandísima mayoría de católicos, hay un sentimiento muy fuerte de amistad también y de respeto muy profundo hacia el Santo Padre. En una de las dos visitas de San Juan Pablo II, en 1981, yo era seminarista en Filipinas y serví en casi todas sus misas (...), especialmente en la primera beatificación fuera de Roma, que se realizó en Manila, la beatificación de Lorenzo Ruiz y sus compañeros mártires. Para mí es la tercera visita de un Papa [a la que he asistido] en Filipinas", dijo.

Sobre el fruto de la visita del Papa Francisco, Mons. Bernardito dijo que espera que se conmueva la fe en la vida cotidiana del pueblo filipino. "En las Filipinas tenemos un gran problema de corrupción, por ejemplo, lo que no es por cierto un valor evangélico. Pienso entonces que para el bien de la sociedad, el fruto más grande que esperamos de la visita del Santo Padre es que toda la gente pueda vivir los valores del Evangelio en la vida de cada día, en la vida cotidiana. También en la vida del servicio a la sociedad, en el gobierno, en la vida de las familias".

El prelado filipino tuvo palabras especificas para las familias, relacionadas con la visita del Papa. "Pienso que como en todas partes del mundo, las familias sufren muchos problemas en la vida, hay también crisis de valores que no fueron gran problema [en otros tiempos]. Entonces ahora, con el ejemplo que el Santo Padre nos da para vivir la fe en la simplicidad, en la pobreza, la gente ve que se puede vivir una vida con mucha dignidad inclusive en una relativa pobreza material".

Sobre cuál cree que deba ser la actitud del pueblo filipino para mejor aprovechar la visita del Santo Padre, Mons. Bernardito resaltó que en su país las tradiciones religiosas son todavía muy fuertes, lo que constituye "un gran motivo de satisfacción". La gente reconoce en el sacerdote un ‘alter Christus' y valora mucho al religioso, lo que seguramente es una excelente disposición para esta visita.

Con información de Radio Vaticano

 

 

Loading
Uno de los más destacados obispos filipinos habla sobre la visita del Papa a su país

Nueva York (Jueves, 15-01-2015, Gaudium Press) Uno de los más destacados prelados filipinos, Mons. Bernardito Auza, Observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas en Nueva York, ha hablado sobre lo que significa para él la visita del Pontífice a su país de origen, y los frutos que se deberán cosechar. Mons. Bernardito está en Filipinas acompañando la visita del Santo Padre.

1.jpg
Mons. Bernardito Auza - Foto: Revistaecclesia.com

"Para nosotros en Filipinas, que es un país con grandísima mayoría de católicos, hay un sentimiento muy fuerte de amistad también y de respeto muy profundo hacia el Santo Padre. En una de las dos visitas de San Juan Pablo II, en 1981, yo era seminarista en Filipinas y serví en casi todas sus misas (...), especialmente en la primera beatificación fuera de Roma, que se realizó en Manila, la beatificación de Lorenzo Ruiz y sus compañeros mártires. Para mí es la tercera visita de un Papa [a la que he asistido] en Filipinas", dijo.

Sobre el fruto de la visita del Papa Francisco, Mons. Bernardito dijo que espera que se conmueva la fe en la vida cotidiana del pueblo filipino. "En las Filipinas tenemos un gran problema de corrupción, por ejemplo, lo que no es por cierto un valor evangélico. Pienso entonces que para el bien de la sociedad, el fruto más grande que esperamos de la visita del Santo Padre es que toda la gente pueda vivir los valores del Evangelio en la vida de cada día, en la vida cotidiana. También en la vida del servicio a la sociedad, en el gobierno, en la vida de las familias".

El prelado filipino tuvo palabras especificas para las familias, relacionadas con la visita del Papa. "Pienso que como en todas partes del mundo, las familias sufren muchos problemas en la vida, hay también crisis de valores que no fueron gran problema [en otros tiempos]. Entonces ahora, con el ejemplo que el Santo Padre nos da para vivir la fe en la simplicidad, en la pobreza, la gente ve que se puede vivir una vida con mucha dignidad inclusive en una relativa pobreza material".

Sobre cuál cree que deba ser la actitud del pueblo filipino para mejor aprovechar la visita del Santo Padre, Mons. Bernardito resaltó que en su país las tradiciones religiosas son todavía muy fuertes, lo que constituye "un gran motivo de satisfacción". La gente reconoce en el sacerdote un ‘alter Christus' y valora mucho al religioso, lo que seguramente es una excelente disposición para esta visita.

Con información de Radio Vaticano

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El hecho fue calificado por el purpurado como "una bofetada al Santo Padre". ...
 
Los coros de la Arquidiócesis participaron en un encuentro especial en el mes de noviembre. ...
 
Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading