Loading
 
 
 
Loading
 
El Mont Saint-Michel y la más avanzada técnica al servicio de la maravilla medieval
Loading
 
6 de Mayo de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Monte San Miguel (Miércoles, 06-05-2015, Gaudium Press) La más avanzada técnica digital al servicio de la fina y pura tradición medieval. La ciencia numérica rindiendo culto de arrobo, veneración y ternura a una de las más grandes maravillas que habita el planeta: eso es algo que manifiesta ordenación, que por lo menos alegra a ciertos espíritus no iconoclastas de las excelencias del pasado. Es lo que está ocurriendo en el Mont Saint-Michel, el majestuoso complejo benedictino con aquella aguja coronada por la inmortal figura del arcángel San Miguel, colocada allí por orden del gran Violet-le-Duc, complejo ubicado al noroeste de la dulce y bella Francia.

SaintMichel2_Gaudium_Press.jpg

Dado el valor inestimable de este tipo de construcciones patrimonio de la humanidad, su restauración y conservación es de las cosas más difíciles a realizar.

Allí, en medio de un evocativo claustro medieval, claustro trascendente que rodea un fino césped bordeado de bojes, claustro soportado por dos hileras de delicadas columnas, se pasean unos técnicos-hombres que portan y consultan curiosos instrumentos, se apoyan en trípodes, con cámaras, pantallas, laptops, y muchas, muchas cifras, infinitos datos.

"Estamos digitalizando todas las construcciones de la Maravilla", dice Guillermo Robiquet, funcionario de Arte Gráfico y Patrimonio (Art Graphique et Patrimoine), empresa que se dedica al levantamiento de datos de los edificios históricos. "Maravilla": así se denomina coloquialmente y de larga data a la principal construcción del Mont Saint Michel, que incluye la limosnería, la Sala de los Anfitriones, la cava, la Sala de los Caballeros, un claustro, todo en un conjunto de tres niveles.

El instrumento principal de esa empresa digital es un scanner laser que registra en 3D, de forma precisa y rápida, todo lo que un ojo puede percibir a su alrededor, en 360º, tanto en sentido horizontal como en sentido vertical. Ya no es preciso consultar antiguos planos a veces inexactos, pues el aparatillo en cuestión los realiza con inédita precisión. ¿Para qué?

SaintMichel_Gaudium_Press.jpg

Para la conservación de uno de los más importantes monumentos del mundo afectado por condiciones climatológicas de las más duras: Sal marina, vientos del oeste, tempestades eléctricas, en una zona que es sísmica, y conformada de piedras humildes que soportan día tras día la afluencia de incontables peregrinos. Tal situación merece un cuidado más que materno.

Esas técnicas digitales incluso permiten encontrar los "errores" de antiguas restauraciones, particularmente aquellas de los siglos XIX y XX, como por ejemplo el empleo de cemento demasiado hermético, o cuando se aplicó cemento sobre lo que debería ser un visible granito. Lo importante termina siendo lo de siempre; volver a los orígenes, respetar el espíritu que se plasmó en la obra original, para que él continúe entonando su cántico a los siglos futuros, en la medida en que los múltiples cambios sufridos a lo largo del tiempo lo permitan.

Las fatigas de la centenarias rocas; piedras que se han desgastado más que otras, algunas que llanamente deben ser remplazadas, juntas en saliente, o demasiado huecas, muros no bien recubiertos, etc. Todo está siendo evaluado.

Los trabajos de levantamiento de datos se prolongarán hasta fines de Junio. Y ahí será la ocasión de los arquitectos y obreros restauradores, quienes deberán hacer el planeamiento de las labores concretas futuras. Para que sobreviva el Mont Saint Michel. Para que no se apague; para que siga brillando.

Gaudium Press / S.C.

Con información de La Croix

 

Loading
El Mont Saint-Michel y la más avanzada técnica al servicio de la maravilla medieval

Monte San Miguel (Miércoles, 06-05-2015, Gaudium Press) La más avanzada técnica digital al servicio de la fina y pura tradición medieval. La ciencia numérica rindiendo culto de arrobo, veneración y ternura a una de las más grandes maravillas que habita el planeta: eso es algo que manifiesta ordenación, que por lo menos alegra a ciertos espíritus no iconoclastas de las excelencias del pasado. Es lo que está ocurriendo en el Mont Saint-Michel, el majestuoso complejo benedictino con aquella aguja coronada por la inmortal figura del arcángel San Miguel, colocada allí por orden del gran Violet-le-Duc, complejo ubicado al noroeste de la dulce y bella Francia.

SaintMichel2_Gaudium_Press.jpg

Dado el valor inestimable de este tipo de construcciones patrimonio de la humanidad, su restauración y conservación es de las cosas más difíciles a realizar.

Allí, en medio de un evocativo claustro medieval, claustro trascendente que rodea un fino césped bordeado de bojes, claustro soportado por dos hileras de delicadas columnas, se pasean unos técnicos-hombres que portan y consultan curiosos instrumentos, se apoyan en trípodes, con cámaras, pantallas, laptops, y muchas, muchas cifras, infinitos datos.

"Estamos digitalizando todas las construcciones de la Maravilla", dice Guillermo Robiquet, funcionario de Arte Gráfico y Patrimonio (Art Graphique et Patrimoine), empresa que se dedica al levantamiento de datos de los edificios históricos. "Maravilla": así se denomina coloquialmente y de larga data a la principal construcción del Mont Saint Michel, que incluye la limosnería, la Sala de los Anfitriones, la cava, la Sala de los Caballeros, un claustro, todo en un conjunto de tres niveles.

El instrumento principal de esa empresa digital es un scanner laser que registra en 3D, de forma precisa y rápida, todo lo que un ojo puede percibir a su alrededor, en 360º, tanto en sentido horizontal como en sentido vertical. Ya no es preciso consultar antiguos planos a veces inexactos, pues el aparatillo en cuestión los realiza con inédita precisión. ¿Para qué?

SaintMichel_Gaudium_Press.jpg

Para la conservación de uno de los más importantes monumentos del mundo afectado por condiciones climatológicas de las más duras: Sal marina, vientos del oeste, tempestades eléctricas, en una zona que es sísmica, y conformada de piedras humildes que soportan día tras día la afluencia de incontables peregrinos. Tal situación merece un cuidado más que materno.

Esas técnicas digitales incluso permiten encontrar los "errores" de antiguas restauraciones, particularmente aquellas de los siglos XIX y XX, como por ejemplo el empleo de cemento demasiado hermético, o cuando se aplicó cemento sobre lo que debería ser un visible granito. Lo importante termina siendo lo de siempre; volver a los orígenes, respetar el espíritu que se plasmó en la obra original, para que él continúe entonando su cántico a los siglos futuros, en la medida en que los múltiples cambios sufridos a lo largo del tiempo lo permitan.

Las fatigas de la centenarias rocas; piedras que se han desgastado más que otras, algunas que llanamente deben ser remplazadas, juntas en saliente, o demasiado huecas, muros no bien recubiertos, etc. Todo está siendo evaluado.

Los trabajos de levantamiento de datos se prolongarán hasta fines de Junio. Y ahí será la ocasión de los arquitectos y obreros restauradores, quienes deberán hacer el planeamiento de las labores concretas futuras. Para que sobreviva el Mont Saint Michel. Para que no se apague; para que siga brillando.

Gaudium Press / S.C.

Con información de La Croix

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Al comentar el evangelio dominical, en la meditación previa al Ángelus, el Papa Francisco pidió a ...
 
La Basílica es uno de los más importantes lugares de oración por las víctimas y sus familiares. ...
 
Hasta el momento se han publicado más de 230 grabaciones del libro litúrgico oficial de la Iglesia ...
 
Tres camiones de provisiones fueron detenidos antes de llegar al centro de acopio de Cáritas y desv ...
 
El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading