Loading
 
 
 
Loading
 
Además de tener su Obispo retenido, Diócesis de Shanghai, China, es despojada de dinero
Loading
 
8 de Julio de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Shanghai (Miércoles, 08-07-2015, Gaudium Press) Un nuevo escándalo pone de manifiesto las dificultades de la Iglesia en China a causa de la intervención de las autoridades civiles en la administración religiosa: la Diócesis de Shanghai, cuyo Obispo, Mons. Thaddeus Ma Daqin, permanece recluido en el Seminario de Sheshan desde su ordenación episcopal, registra transacciones inusuales que significan la pérdida de decenas de millones de yuanes "bajo instrucciones de la Oficina de Asuntos Religiosos" del régimen, según información divulgada por la agencia UCA News.

OBISPO SHANGHAI GAUDIUM PRESS.jpg
 Mons. Thaddeus Ma Daqin, Obispo de Shanghai, retenido desde el día de su ordenación episcopal el 07 de julio de 2012.
Según el informativo, los inadecuados manejos de fondos de la Iglesia por parte de autoridades suman pérdidas totales de 90 millones de yuanes en todo el país en los últimos años, cifra que sería equivalente a unos 14.3 millones de dólares. En el reciente caso de Shanghai, los dineros fueron transferidos a cuentas privadas y estatales, según denuncias de fuentes reservadas a UCA News.

Los recursos de la Diócesis de Shanghai provienen en parte de propiedades expropiadas a la Iglesia desde 1978 que fueron restituidas y que por su ubicación en lugares comerciales generan fondos que apoyan el servicio social y el apostolado en otras regiones del país. Los recursos son administrados por una equipo de administración sujeto a presiones por parte de las autoridades de asuntos religiosos del régimen, situación agravada por la interinidad y vacío de gobierno generados por la retención de Mons. Ma Daqin.

"En todas las reuniones del equipo de administración, los oficiales de asuntos religiosos deben estar presentes. Así que usted puede imaginar el tipo de decisiones que va a tomar", denunció una fuente identificada bajo el nombre ficticio de Joseph. "Ellos también arreglan que su gente trabaje en departamentos diocesanos importantes".

La intromisión gubernamental en la vida de la Iglesia Católica generó una profunda división al interior de la comunidad, generando la llamada "Iglesia subterránea" considerada clandestina por las autoridades a causa de su fidelidad a la Santa Sede y su independencia administrativa y la llamada "Iglesia oficial" que sufre presiones y control por parte de organismos del estado.

Con información de UCA News.

 

Loading
Además de tener su Obispo retenido, Diócesis de Shanghai, China, es despojada de dinero

Shanghai (Miércoles, 08-07-2015, Gaudium Press) Un nuevo escándalo pone de manifiesto las dificultades de la Iglesia en China a causa de la intervención de las autoridades civiles en la administración religiosa: la Diócesis de Shanghai, cuyo Obispo, Mons. Thaddeus Ma Daqin, permanece recluido en el Seminario de Sheshan desde su ordenación episcopal, registra transacciones inusuales que significan la pérdida de decenas de millones de yuanes "bajo instrucciones de la Oficina de Asuntos Religiosos" del régimen, según información divulgada por la agencia UCA News.

OBISPO SHANGHAI GAUDIUM PRESS.jpg
 Mons. Thaddeus Ma Daqin, Obispo de Shanghai, retenido desde el día de su ordenación episcopal el 07 de julio de 2012.
Según el informativo, los inadecuados manejos de fondos de la Iglesia por parte de autoridades suman pérdidas totales de 90 millones de yuanes en todo el país en los últimos años, cifra que sería equivalente a unos 14.3 millones de dólares. En el reciente caso de Shanghai, los dineros fueron transferidos a cuentas privadas y estatales, según denuncias de fuentes reservadas a UCA News.

Los recursos de la Diócesis de Shanghai provienen en parte de propiedades expropiadas a la Iglesia desde 1978 que fueron restituidas y que por su ubicación en lugares comerciales generan fondos que apoyan el servicio social y el apostolado en otras regiones del país. Los recursos son administrados por una equipo de administración sujeto a presiones por parte de las autoridades de asuntos religiosos del régimen, situación agravada por la interinidad y vacío de gobierno generados por la retención de Mons. Ma Daqin.

"En todas las reuniones del equipo de administración, los oficiales de asuntos religiosos deben estar presentes. Así que usted puede imaginar el tipo de decisiones que va a tomar", denunció una fuente identificada bajo el nombre ficticio de Joseph. "Ellos también arreglan que su gente trabaje en departamentos diocesanos importantes".

La intromisión gubernamental en la vida de la Iglesia Católica generó una profunda división al interior de la comunidad, generando la llamada "Iglesia subterránea" considerada clandestina por las autoridades a causa de su fidelidad a la Santa Sede y su independencia administrativa y la llamada "Iglesia oficial" que sufre presiones y control por parte de organismos del estado.

Con información de UCA News.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Una mayor consciencia de la realidad del ataque del maligno permitiría a los sacerdotes enfrentar l ...
 
El cristiano no puede tomar parte en la falsedad, recuerdan los prelados. ...
 
En el año en que la Iglesia en Brasil celebra el Año Mariano en conmemoración a los 300 años del ...
 
La homilía que el Papa Francisco pronunció este jueves en la Casa Santa Marta fue inspirada en la ...
 
Hay muchas personas que dicen: "Es absurdo crer en aquello que nuestros sentidos no pueden percibir, ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading