Loading
 
 
 
Loading
 
Inicia la 100 Asamblea Plenaria del Episcopado Mexicano
Loading
 
10 de Noviembre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad de México (Martes, 10-11-2015, Gaudium Press) Con una Eucaristía en la Basílica de Guadalupe ha iniciado este 9 de noviembre en México la 100 Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado del país latinoamericano. La Santa Misa estuvo presidida por el Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la CEM, quien durante la Homilía renovó el compromiso de los obispos mexicanos en la construcción del país.

"Renovamos también nuestro compromiso a seguir contribuyendo, desde nuestra fe y nuestra identidad de pastores, en la edificación de nuestra casa común, que es México; e invitar a todos a sumar esfuerzos para construir una nación en la que la verdad, la justicia, la libertad, el perdón y la reconciliación hagan realidad un desarrollo integral y una vida en paz para todos", expresó.

mexico.jpg

"La centésima Asamblea Plenaria del Episcopado tiene precisamente como objetivo pedir a Dios que a través de su Palabra, la Eucaristía, la oración, la reflexión y el diálogo, nos ayude a conocer la forma concreta de darle gloria sirviendo cada vez mejor a la Iglesia y a México. Por favor, pidan al Señor que nos conceda esta gracia", prosiguió el purpurado.

Al concluir, el Cardenal encomendó a la Virgen de Guadalupe los trabajos de la Asamblea, sin antes mencionar la próxima visita del Papa Francisco a México, que ocurrirá en febrero del año que viene:

"A ti, Madre de Guadalupe encomendamos estos trabajos, suplicando que lleves nuestros buenos deseos hasta tu divino Hijo, presentándole también nuestro ruego por los frutos de la próxima visita del Papa, por la Iglesia y por nuestra nación, particularmente por los niños, jóvenes, adolecentes, adultos y ancianos; por las familias, los clérigos, consagrados, seminaristas y laicos; por los enfermos y discapacitados; por los obispos enfermos y difuntos; por los pobres y marginados; por los que han sido o son víctimas de las violencias, por los ciudadanos y por los gobernantes; y por los que, errando el camino, provocan sufrimiento y muerte, para que recapaciten y se conviertan (...) Madre del Tepeyac, acompáñanos en este esfuerzo, recordándonos siempre que Dios, rico en misericordia, ‘es nuestro refugio y nuestra fuerza'".

Ya durante el discurso inaugural de la Asamblea, celebrada en la Casa Lago de Guadalupe, en Cuautitlán, Izcalli, Estado de México, el Cardenal Robles Ortega, se refirió de nuevo al inminente viaje apostólico del Santo Padre: "Esta Asamblea, la número cien en la historia de nuestra Conferencia Episcopal, se desarrolla en medio de la gran alegría y esperanza de los católicos mexicanos y de buena parte de los ciudadanos de esta noble nación ante el próximo Viaje Apostólico del Santo Padre Francisco, quien sin duda vendrá a confirmarnos en la fe, alentarnos en la esperanza y fortalecernos en la caridad, y a comprometernos en la construcción de un México donde la verdad, la justicia, la equidad, la solidaridad, el perdón, la reconciliación y la misericordia hagan posible a todos un desarrollo integral y una vida próspera y en paz".

En otro momento, se refirió a los problemas actuales que enfrenta México reconociendo su complejidad, pero también llamando a la audacia para ofrecer, como Iglesia, "el camino esperanzador que el Señor nos muestra para superar las dificultades y avanzar hacia una vida plena y eterna: el amor misericordioso, que nos compromete a todos en la defensa de la verdad, la vida, la dignidad, y los auténticos derechos y deberes de toda persona".

Más adelante, el purpurado señaló: "Para anunciar de verdad la Buena Nueva y denunciar con credibilidad lo que a ella se opone, los cristianos debemos tener presente aquello que dice el refrán: ‘el buen juez por su casa empieza'".

"Queremos responder con honestidad, valentía, creatividad y audacia a este desafío, a través de procesos que llevan a todos al encuentro con Cristo, que, como enseña el Concilio Vaticano II, ‘habla a todos para esclarecer el misterio del hombre y para cooperar en el hallazgo de soluciones que respondan a los principales problemas de nuestra época'", concluyó.

Con información de la CEM.

 

Loading
Inicia la 100 Asamblea Plenaria del Episcopado Mexicano

Ciudad de México (Martes, 10-11-2015, Gaudium Press) Con una Eucaristía en la Basílica de Guadalupe ha iniciado este 9 de noviembre en México la 100 Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado del país latinoamericano. La Santa Misa estuvo presidida por el Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara y Presidente de la CEM, quien durante la Homilía renovó el compromiso de los obispos mexicanos en la construcción del país.

"Renovamos también nuestro compromiso a seguir contribuyendo, desde nuestra fe y nuestra identidad de pastores, en la edificación de nuestra casa común, que es México; e invitar a todos a sumar esfuerzos para construir una nación en la que la verdad, la justicia, la libertad, el perdón y la reconciliación hagan realidad un desarrollo integral y una vida en paz para todos", expresó.

mexico.jpg

"La centésima Asamblea Plenaria del Episcopado tiene precisamente como objetivo pedir a Dios que a través de su Palabra, la Eucaristía, la oración, la reflexión y el diálogo, nos ayude a conocer la forma concreta de darle gloria sirviendo cada vez mejor a la Iglesia y a México. Por favor, pidan al Señor que nos conceda esta gracia", prosiguió el purpurado.

Al concluir, el Cardenal encomendó a la Virgen de Guadalupe los trabajos de la Asamblea, sin antes mencionar la próxima visita del Papa Francisco a México, que ocurrirá en febrero del año que viene:

"A ti, Madre de Guadalupe encomendamos estos trabajos, suplicando que lleves nuestros buenos deseos hasta tu divino Hijo, presentándole también nuestro ruego por los frutos de la próxima visita del Papa, por la Iglesia y por nuestra nación, particularmente por los niños, jóvenes, adolecentes, adultos y ancianos; por las familias, los clérigos, consagrados, seminaristas y laicos; por los enfermos y discapacitados; por los obispos enfermos y difuntos; por los pobres y marginados; por los que han sido o son víctimas de las violencias, por los ciudadanos y por los gobernantes; y por los que, errando el camino, provocan sufrimiento y muerte, para que recapaciten y se conviertan (...) Madre del Tepeyac, acompáñanos en este esfuerzo, recordándonos siempre que Dios, rico en misericordia, ‘es nuestro refugio y nuestra fuerza'".

Ya durante el discurso inaugural de la Asamblea, celebrada en la Casa Lago de Guadalupe, en Cuautitlán, Izcalli, Estado de México, el Cardenal Robles Ortega, se refirió de nuevo al inminente viaje apostólico del Santo Padre: "Esta Asamblea, la número cien en la historia de nuestra Conferencia Episcopal, se desarrolla en medio de la gran alegría y esperanza de los católicos mexicanos y de buena parte de los ciudadanos de esta noble nación ante el próximo Viaje Apostólico del Santo Padre Francisco, quien sin duda vendrá a confirmarnos en la fe, alentarnos en la esperanza y fortalecernos en la caridad, y a comprometernos en la construcción de un México donde la verdad, la justicia, la equidad, la solidaridad, el perdón, la reconciliación y la misericordia hagan posible a todos un desarrollo integral y una vida próspera y en paz".

En otro momento, se refirió a los problemas actuales que enfrenta México reconociendo su complejidad, pero también llamando a la audacia para ofrecer, como Iglesia, "el camino esperanzador que el Señor nos muestra para superar las dificultades y avanzar hacia una vida plena y eterna: el amor misericordioso, que nos compromete a todos en la defensa de la verdad, la vida, la dignidad, y los auténticos derechos y deberes de toda persona".

Más adelante, el purpurado señaló: "Para anunciar de verdad la Buena Nueva y denunciar con credibilidad lo que a ella se opone, los cristianos debemos tener presente aquello que dice el refrán: ‘el buen juez por su casa empieza'".

"Queremos responder con honestidad, valentía, creatividad y audacia a este desafío, a través de procesos que llevan a todos al encuentro con Cristo, que, como enseña el Concilio Vaticano II, ‘habla a todos para esclarecer el misterio del hombre y para cooperar en el hallazgo de soluciones que respondan a los principales problemas de nuestra época'", concluyó.

Con información de la CEM.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/74392-Inicia-la-100-Asamblea-Plenaria-del-Episcopado-Mexicano. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Una Corte Federal negó en una instancia previa la posibilidad de publicar una campaña navideña e ...
 
El templo es uno de los cinco más antiguos del país y conserva los restos de los gobernantes medie ...
 
Durante la celebración Eucarística también fueron ordenados cinco diáconos transitorios. ...
 
El filme se proyecta junto al Museo de Fotografía en Tokio. ...
 
Mons. António Marto, en entrevista subrayó la dimensión profética de Fátima. Dijo que la celebr ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading