Loading
 
 
 
Loading
 
Mons. Kurtz destaca servicio de la Iglesia al final de su presidencia de la USCCB
Loading
 
19 de Noviembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Baltimore (Sábado, 19-11-2016, Gaudium Press) Al término de sus tres años de servicio al frente de la Conferencia de Obispos de Estados Unidos (USCCB), el Arzobispo de Louisville, Mons. Joseph Kurtz, dirigió el pasado 14 de noviembre un discurso de despedida a los prelados reunidos en la Asamblea de Otoño de la USCCB en la ciudad de Baltimore. "Servir a Cristo no es sólo una idea hermosa. Se demuestra en acciones concretas", expuso Mons. Kurtz, quien propuso como inspiración para el trabajo de los Obispos las palabras de Jesús en el Evangelio según San Mateo: "Lo que hicisteis por uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis".

Mons Joseph Kurtz Gaudium Press.jpeg
Arzobispo de Louisville, Mons. Joseph Kurtz, Estados Unidos. Arquidiócesis de Louisville.
El Arzobispo recordó la devastación del supertifón de 2014 en Filipinas, y la visita que realizó para llevar la ayuda de la Iglesia de Estados Unidos a ese país. En una conversación con una líder comunitaria local, resultó edificado al reconocer que la mujer no tenía ningún interés en su propio beneficio sino que trabajaba para que todos los demás pudieran sobrevivir, lo cual representa claramente el compromiso de la Iglesia en "buscar ese bien común y tener ne mente a quienes no tienen voz".

Mons. Kurtz también recordó su visita a Ucrania, en una ciudad cercana de la zona de guerra, donde conoció una familia de refugiados con ocho hijos, uno de ellos con Síndrome de Down. "Tristemente muy frecuentemente ella recibe poco ánimo de la comunidad médica. Hay una tasa extraordinariamente alta de niños con Down en el vientre a quienes nunca se les da oportunidad de vivir", recordó. El niño, al recibir la visita del prelado, se arrojó a sus brazos con una sonrisa. "Nosotros los Obispos y quienes servimos al Señor necesitamos abrir nuestros corazones a la alegría que otros nos darán", indicó, al tiempo que motivó a los prelados a encontrar signos de esperanza en los lugares menos esperados.

El prelado recordó su experiencia al lado de los menores inmigrantes en Estados Unidos, de la atención a los ancianos provista por las Hermanitas de los Pobres en medio de su batalla legal en defensa de la libertad religiosa para servir con integridad y la llamada telefónica que recibió del Obispo emérito Mons. David B. Thompson, de 90 años de edad y quien continúa brindando apoyo a los Obispos.

Mons. Kurtz destacó los desafíos globales de la persecución religiosa, la necesidad de unidad en la verdad y en la caridad para llevar la buena noticia de Jesucristo y la polarización política del país. También recordó que a imitación de Cristo, la Iglesia se acerca a "la madre que lleva a un niño en su vientre, al hombre en su último aliento de vida, a la familia que huye buscando una mejor vida para sus hijos", a quienes buscan oportunidades sin ser discriminados por su raza, a los católicos que desean seguir sirviendo de acuerdo a su fe.

Finalmente, recordó su lema episcopal, "Esperanza en el Señor", reiterando su confianza en la ayuda divina para sortear cualquier dificultad. "Dejo el cargo agradecido con ustedes mis hermanos Obispos, colaboradores y todos los demás - demasiados para nombrarlos - que han trabajado junto a mí estos últimos tres años", concluyó, recordando la frase evangélica con la cual inició su discurso: "Lo que hicisteis por uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis".

Con información de Arquidiócesis de Louisville.

 

Loading
Mons. Kurtz destaca servicio de la Iglesia al final de su presidencia de la USCCB

Baltimore (Sábado, 19-11-2016, Gaudium Press) Al término de sus tres años de servicio al frente de la Conferencia de Obispos de Estados Unidos (USCCB), el Arzobispo de Louisville, Mons. Joseph Kurtz, dirigió el pasado 14 de noviembre un discurso de despedida a los prelados reunidos en la Asamblea de Otoño de la USCCB en la ciudad de Baltimore. "Servir a Cristo no es sólo una idea hermosa. Se demuestra en acciones concretas", expuso Mons. Kurtz, quien propuso como inspiración para el trabajo de los Obispos las palabras de Jesús en el Evangelio según San Mateo: "Lo que hicisteis por uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis".

Mons Joseph Kurtz Gaudium Press.jpeg
Arzobispo de Louisville, Mons. Joseph Kurtz, Estados Unidos. Arquidiócesis de Louisville.
El Arzobispo recordó la devastación del supertifón de 2014 en Filipinas, y la visita que realizó para llevar la ayuda de la Iglesia de Estados Unidos a ese país. En una conversación con una líder comunitaria local, resultó edificado al reconocer que la mujer no tenía ningún interés en su propio beneficio sino que trabajaba para que todos los demás pudieran sobrevivir, lo cual representa claramente el compromiso de la Iglesia en "buscar ese bien común y tener ne mente a quienes no tienen voz".

Mons. Kurtz también recordó su visita a Ucrania, en una ciudad cercana de la zona de guerra, donde conoció una familia de refugiados con ocho hijos, uno de ellos con Síndrome de Down. "Tristemente muy frecuentemente ella recibe poco ánimo de la comunidad médica. Hay una tasa extraordinariamente alta de niños con Down en el vientre a quienes nunca se les da oportunidad de vivir", recordó. El niño, al recibir la visita del prelado, se arrojó a sus brazos con una sonrisa. "Nosotros los Obispos y quienes servimos al Señor necesitamos abrir nuestros corazones a la alegría que otros nos darán", indicó, al tiempo que motivó a los prelados a encontrar signos de esperanza en los lugares menos esperados.

El prelado recordó su experiencia al lado de los menores inmigrantes en Estados Unidos, de la atención a los ancianos provista por las Hermanitas de los Pobres en medio de su batalla legal en defensa de la libertad religiosa para servir con integridad y la llamada telefónica que recibió del Obispo emérito Mons. David B. Thompson, de 90 años de edad y quien continúa brindando apoyo a los Obispos.

Mons. Kurtz destacó los desafíos globales de la persecución religiosa, la necesidad de unidad en la verdad y en la caridad para llevar la buena noticia de Jesucristo y la polarización política del país. También recordó que a imitación de Cristo, la Iglesia se acerca a "la madre que lleva a un niño en su vientre, al hombre en su último aliento de vida, a la familia que huye buscando una mejor vida para sus hijos", a quienes buscan oportunidades sin ser discriminados por su raza, a los católicos que desean seguir sirviendo de acuerdo a su fe.

Finalmente, recordó su lema episcopal, "Esperanza en el Señor", reiterando su confianza en la ayuda divina para sortear cualquier dificultad. "Dejo el cargo agradecido con ustedes mis hermanos Obispos, colaboradores y todos los demás - demasiados para nombrarlos - que han trabajado junto a mí estos últimos tres años", concluyó, recordando la frase evangélica con la cual inició su discurso: "Lo que hicisteis por uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis".

Con información de Arquidiócesis de Louisville.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/83644-Mons--Kurtz-destaca-servicio-de-la-Iglesia-al-final-de-su-presidencia-de-la-USCCB. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El hecho fue calificado por el purpurado como "una bofetada al Santo Padre". ...
 
Los coros de la Arquidiócesis participaron en un encuentro especial en el mes de noviembre. ...
 
Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading