Loading
 
 
 
Loading
 
Sangre de San Genaro no se hizo líquida
Loading
 
21 de Diciembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Nápoles - Italia (Miércoles, 21-12-2016, Gaudium Press) Tradicionalmente, el día 16 de diciembre la sangre de San Genaro, que está guardada en una ampolla, se vuelve líquida. En este año no hubo esa licuefacción.

La sangre de San Genaro está depositada en dos ampollas que son guardadas en un relicario.

1.jpg

La devoción a San Genaro se difundió por todo el mundo.

En gran parte, eso ocurrió por causa de la licuefacción de la sangre del Obispo Mártir que ocurre tres veces al año: en el sábado que precede al 1º domingo de mayo; el día 19 de septiembre que es la fiesta del Santo y el 16 de diciembre, aniversario de la erupción de Vesubio en 1631.

16 de diciembre

El 16 de diciembre de 1631, por intercesión de San Genaro, la ciudad fue preservada de una catástrofe: Nápoles no fue afectada por la erupción de Vesubio.

Por causa de este hecho milagroso, en esta fecha es esperada la licuefacción de la sangre del Santo y acostumbradamente ella acontece.

Cuando la licuefacción no ocurre, se ha hecho una relación con acontecimientos nefastos para la historia de la ciudad: guerras, epidemias, terremotos, pestes.

Licuefacción

La ocurrencia de la licuefacción viene siendo verificada desde 1389.

El milagro consiste en que la masa roja de sangre seca, adherida a uno de los lados de la ampolla, se convierte en sangre completamente líquida después de varios minutos, llegando a cubrir todo el vidrio. Ella pasa del estado sólido al estado líquido, perdiendo peso y aumentando de volumen.

El proceso de licuefacción, a veces, demora horas, hasta incluso días.

Puede ser que ella también no suceda, como en este 16 de diciembre.

Abad

El abad de la capilla de los tesoros en la Catedral de Nápoles, Mons. Vincenzo De Gregório, dice que el milagro ocurre gracias a la dedicación y oraciones de los fieles.

Delante de esa situación, exhortó a "no pensar en calamidades o desgracias. Nosotros somos hombres de fe y debemos seguir rezando", afirma el abad.

Papas

El 21 de marzo de 2015, mientras el Papa Francisco daba algunos consejos a los religiosos, sacerdotes y seminaristas de Nápoles, ocurrió el milagro de San Gennaro y la sangre se hizo líquida.

Antes de esa ocasión, la última vez en que el milagro había ocurrido con un Pontífice había sido en 1848, con Pío IX.

No ocurrió cuando Juan Pablo II y Benedicto XVI visitaron la ciudad en 1979 y en 2007, respectivamente. (JSG)

Loading
Sangre de San Genaro no se hizo líquida

Nápoles - Italia (Miércoles, 21-12-2016, Gaudium Press) Tradicionalmente, el día 16 de diciembre la sangre de San Genaro, que está guardada en una ampolla, se vuelve líquida. En este año no hubo esa licuefacción.

La sangre de San Genaro está depositada en dos ampollas que son guardadas en un relicario.

1.jpg

La devoción a San Genaro se difundió por todo el mundo.

En gran parte, eso ocurrió por causa de la licuefacción de la sangre del Obispo Mártir que ocurre tres veces al año: en el sábado que precede al 1º domingo de mayo; el día 19 de septiembre que es la fiesta del Santo y el 16 de diciembre, aniversario de la erupción de Vesubio en 1631.

16 de diciembre

El 16 de diciembre de 1631, por intercesión de San Genaro, la ciudad fue preservada de una catástrofe: Nápoles no fue afectada por la erupción de Vesubio.

Por causa de este hecho milagroso, en esta fecha es esperada la licuefacción de la sangre del Santo y acostumbradamente ella acontece.

Cuando la licuefacción no ocurre, se ha hecho una relación con acontecimientos nefastos para la historia de la ciudad: guerras, epidemias, terremotos, pestes.

Licuefacción

La ocurrencia de la licuefacción viene siendo verificada desde 1389.

El milagro consiste en que la masa roja de sangre seca, adherida a uno de los lados de la ampolla, se convierte en sangre completamente líquida después de varios minutos, llegando a cubrir todo el vidrio. Ella pasa del estado sólido al estado líquido, perdiendo peso y aumentando de volumen.

El proceso de licuefacción, a veces, demora horas, hasta incluso días.

Puede ser que ella también no suceda, como en este 16 de diciembre.

Abad

El abad de la capilla de los tesoros en la Catedral de Nápoles, Mons. Vincenzo De Gregório, dice que el milagro ocurre gracias a la dedicación y oraciones de los fieles.

Delante de esa situación, exhortó a "no pensar en calamidades o desgracias. Nosotros somos hombres de fe y debemos seguir rezando", afirma el abad.

Papas

El 21 de marzo de 2015, mientras el Papa Francisco daba algunos consejos a los religiosos, sacerdotes y seminaristas de Nápoles, ocurrió el milagro de San Gennaro y la sangre se hizo líquida.

Antes de esa ocasión, la última vez en que el milagro había ocurrido con un Pontífice había sido en 1848, con Pío IX.

No ocurrió cuando Juan Pablo II y Benedicto XVI visitaron la ciudad en 1979 y en 2007, respectivamente. (JSG)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/84272-Sangre-de-San-Genaro-no-se-hizo-liquida. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El gótico es, antes que nada, un vuelo de espíritu ...
 
Tras ocho años, los obispos del Ecuador realizarán su visita Ad Limina. Del 25 al 29 de septiembre ...
 
"Ni que decir del efecto que produce el sonido y diapasón de un instrumento musical. La personalida ...
 
Esta pastoral no se limita a los sacramentos; sino que va más allá a través de una acción pastor ...
 
En Salvador -Brasil, las parroquias dedicadas a San Francisco de Asís ya están preparando los home ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading