Loading
 
 
 
Loading
 
La enfermedad del alma es fácil de curar, dice el Cardenal Cipriani
Loading
 
16 de Enero de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Lima (Lunes, 16-01-2017, Gaudium Press) En su más reciente programa radial Diálogo de Fe, el sábado pasado, el Cardenal Cipriani habló de las enfermedades del alma y de las curas para esas enfermedades. También agradeció a las personas que le expresan su cercanía, y dijo que el prinicipal interlocutor del programa es Dios. "En este Diálogo de Fe, en el que cada uno de nosotros, delante de Dios, dialoga, el gran interlocutor no es Armando ni el cardenal Cipriani, el gran invitado y gran interlocutor siempre es ese Dios que está en el alma de cada uno de ustedes, en cada rincón. Yo no puedo desde aquí darle instrucciones a Dios, yo sugiero unas ideas y Dios va haciendo en el corazón de cada uno un diálogo".

El pecador, enfermo del alma

1.jpgDijo el purpurado limeño que "el pecador está enfermo del alma. No es que le duela la cabeza, le duele el alma". "¿Cómo es el dolor del alma?", se preguntó el Cardenal, para responderse con algunos de los síntomas: "El dolor del alma es una tristeza interior, una cierta reacción de violencia, una crítica un poco ácida, una impaciencia que no hay quien la aguante, un egoísmo que siempre está buscando lo suyo".

Para estos enfermos, formuló la receta: "Esta enfermedad del alma, por un lado es fácil de curar, pero no con medicinas. La pastilla más importante es hablar con Jesús: 'Tengo un dolor en el alma, estoy dolido porque mi hijo está un poco preocupado, no lo veo bien encaminado, he tenido una discusión con mi esposa o tengo un enfermo en la familia y no sé qué hacer' ".

"Háblale al médico, a Jesús que estaba con los publicanos y los pecadores. Y lógicamente la curación, cuando ya está identificada esa enfermedad, muchas veces necesitamos acudir a la confesión. Es decir, aceptar delante de Dios: "esta es mi enfermedad y estoy arrepentido, no sé qué hacer, estoy harto de mi vida, no estoy contento con lo que hago pero quiero cambiar".

Al final del programa el purpurado recordó la catequesis papal del pasado miércoles 11 de enero, sobre los ídolos modernos, e instó a poner la confianza en Dios y en sólo Dios.

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Lima.

Loading
La enfermedad del alma es fácil de curar, dice el Cardenal Cipriani

Lima (Lunes, 16-01-2017, Gaudium Press) En su más reciente programa radial Diálogo de Fe, el sábado pasado, el Cardenal Cipriani habló de las enfermedades del alma y de las curas para esas enfermedades. También agradeció a las personas que le expresan su cercanía, y dijo que el prinicipal interlocutor del programa es Dios. "En este Diálogo de Fe, en el que cada uno de nosotros, delante de Dios, dialoga, el gran interlocutor no es Armando ni el cardenal Cipriani, el gran invitado y gran interlocutor siempre es ese Dios que está en el alma de cada uno de ustedes, en cada rincón. Yo no puedo desde aquí darle instrucciones a Dios, yo sugiero unas ideas y Dios va haciendo en el corazón de cada uno un diálogo".

El pecador, enfermo del alma

1.jpgDijo el purpurado limeño que "el pecador está enfermo del alma. No es que le duela la cabeza, le duele el alma". "¿Cómo es el dolor del alma?", se preguntó el Cardenal, para responderse con algunos de los síntomas: "El dolor del alma es una tristeza interior, una cierta reacción de violencia, una crítica un poco ácida, una impaciencia que no hay quien la aguante, un egoísmo que siempre está buscando lo suyo".

Para estos enfermos, formuló la receta: "Esta enfermedad del alma, por un lado es fácil de curar, pero no con medicinas. La pastilla más importante es hablar con Jesús: 'Tengo un dolor en el alma, estoy dolido porque mi hijo está un poco preocupado, no lo veo bien encaminado, he tenido una discusión con mi esposa o tengo un enfermo en la familia y no sé qué hacer' ".

"Háblale al médico, a Jesús que estaba con los publicanos y los pecadores. Y lógicamente la curación, cuando ya está identificada esa enfermedad, muchas veces necesitamos acudir a la confesión. Es decir, aceptar delante de Dios: "esta es mi enfermedad y estoy arrepentido, no sé qué hacer, estoy harto de mi vida, no estoy contento con lo que hago pero quiero cambiar".

Al final del programa el purpurado recordó la catequesis papal del pasado miércoles 11 de enero, sobre los ídolos modernos, e instó a poner la confianza en Dios y en sólo Dios.

Con información de la Oficina de Comunicaciones del Arzobispado de Lima.

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/84755-La-enfermedad-del-alma-es-facil-de-curar--dice-el-Cardenal-Cipriani. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Haremos una reseña respecto a ese cuarto imperio, o sea, el romano, en la época del Emperador Octa ...
 
El Primer Ministro húngaro hizo una fuerte condena de los hechos de violencia en contra de los crey ...
 
En la misa en que celebró en esta mañana de viernes, en la Capilla de la Casa Santa Marta, el Papa ...
 
En preparación para este tiempo especial ocurrió en la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra S ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading