Loading
 
 
 
Loading
 
Obispo de Springfield, EEUU, define normas sobre testimonio público y acceso a Sacramentos
Loading
 
25 de Junio de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Springfield (Domingo, 25-06-2017, Gaudium Press) Mons. Thomas Paprocki, Obispo de Springfield, Estados Unidos, emitió un decreto el pasado 12 de junio en el cual establece las normas que guían la pastoral y participación de fieles que hacen parte de un "matrimonio" del mismo sexo. El prelado recordó que el matrimonio es reconocido por la Iglesia únicamente para la unión de un hombre y una mujer y que las normas prescritas surgen de su "responsabilidad como Obispo diocesano de guiar al pueblo de Dios confiado a mí, con caridad pero sin comprometer la verdad".

MONS THOMAS PAPROCKI SPRINGFIELD GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Thomas Paprocki, Obispo de Springfield, Estados Unidos. Foto: Diócesis de Springfield.
Mons. Paprocki prohibió, por tanto, la participación de miembro alguno del clero o cualquier otra persona que actúe en representación de la Diócesis en cualquier acto de solemnización o bendición de dichas uniones, extendiendo la prohibición a "prestar servicios, acomodaciones, ventajas, facilidades, bienes o privilegios para tales eventos". De igual modo, quedó prohibido el uso para este fin de cualquier propiedad o edificio católico, así como cualquier elemento bendecido para el uso de culto católico como ornamentos, libros litúrgicos, vasos sagrados, entre otros.

Sobre el acceso a los sacramentos, el Obispo recordó que, "dada la naturaleza objetivamente inmoral de la relación creada por los matrimonios del mismo sexo, las personas en esas uniones no deberían presentarse a la Santa Comunión, ni deben ser admitidos en la Santa Comunión". Los sacerdotes deben exponer esta situación privadamente a las personas, "llamándolos a la conversión y aconsejándolos a no presentarse a comulgar" hasta que hayan obtenido el perdón en el Sacramento de la Penitencia. Los fieles podrán acceder al Viático en caso de peligro de muerte si expresan arrepentimiento por sus pecados.

Para los niños para quienes se solicita el Sacramento del Bautismo, éste puede ser administrado "si existe una esperanza bien fundada de que será educado en la fe católica" y los sacerdotes deberán determinar en cualquier caso si es apropiado celebrar públicamente el Bautismo. Los niños adecuadamente preparados y dispuestos pueden recibir la Primera Comunión y la Confirmación, pero las personas en uniones del mismo sexo no pueden ser elegidas como padrinos. Los adultos que solicitan el Bautismo o la Confirmación no podrán ser admitidos hasta que no se disuelva la relación inmoral.

Las personas que hacen parte de este tipo uniones no podrán servir en ministerios litúrgicos y sólo podrán acceder a funerales católicas si dieron algunos signos de arrepentimiento antes de su muerte. Los niños que viven con padres que hacen parte de dichas uniones podrán ser inscritos en las escuelas católicas, pero se advertirá a sus padres que serán instruidos "de acuerdo a la Doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio y la sexualidad en su plenitud" y que ellos mismos deben acordar el acatamiento del Acuerdo Familiar Escolar.

Con información de Diócesis de Springfield.

 

Loading
Obispo de Springfield, EEUU, define normas sobre testimonio público y acceso a Sacramentos

Springfield (Domingo, 25-06-2017, Gaudium Press) Mons. Thomas Paprocki, Obispo de Springfield, Estados Unidos, emitió un decreto el pasado 12 de junio en el cual establece las normas que guían la pastoral y participación de fieles que hacen parte de un "matrimonio" del mismo sexo. El prelado recordó que el matrimonio es reconocido por la Iglesia únicamente para la unión de un hombre y una mujer y que las normas prescritas surgen de su "responsabilidad como Obispo diocesano de guiar al pueblo de Dios confiado a mí, con caridad pero sin comprometer la verdad".

MONS THOMAS PAPROCKI SPRINGFIELD GAUDIUM PRESS.jpg
Mons. Thomas Paprocki, Obispo de Springfield, Estados Unidos. Foto: Diócesis de Springfield.
Mons. Paprocki prohibió, por tanto, la participación de miembro alguno del clero o cualquier otra persona que actúe en representación de la Diócesis en cualquier acto de solemnización o bendición de dichas uniones, extendiendo la prohibición a "prestar servicios, acomodaciones, ventajas, facilidades, bienes o privilegios para tales eventos". De igual modo, quedó prohibido el uso para este fin de cualquier propiedad o edificio católico, así como cualquier elemento bendecido para el uso de culto católico como ornamentos, libros litúrgicos, vasos sagrados, entre otros.

Sobre el acceso a los sacramentos, el Obispo recordó que, "dada la naturaleza objetivamente inmoral de la relación creada por los matrimonios del mismo sexo, las personas en esas uniones no deberían presentarse a la Santa Comunión, ni deben ser admitidos en la Santa Comunión". Los sacerdotes deben exponer esta situación privadamente a las personas, "llamándolos a la conversión y aconsejándolos a no presentarse a comulgar" hasta que hayan obtenido el perdón en el Sacramento de la Penitencia. Los fieles podrán acceder al Viático en caso de peligro de muerte si expresan arrepentimiento por sus pecados.

Para los niños para quienes se solicita el Sacramento del Bautismo, éste puede ser administrado "si existe una esperanza bien fundada de que será educado en la fe católica" y los sacerdotes deberán determinar en cualquier caso si es apropiado celebrar públicamente el Bautismo. Los niños adecuadamente preparados y dispuestos pueden recibir la Primera Comunión y la Confirmación, pero las personas en uniones del mismo sexo no pueden ser elegidas como padrinos. Los adultos que solicitan el Bautismo o la Confirmación no podrán ser admitidos hasta que no se disuelva la relación inmoral.

Las personas que hacen parte de este tipo uniones no podrán servir en ministerios litúrgicos y sólo podrán acceder a funerales católicas si dieron algunos signos de arrepentimiento antes de su muerte. Los niños que viven con padres que hacen parte de dichas uniones podrán ser inscritos en las escuelas católicas, pero se advertirá a sus padres que serán instruidos "de acuerdo a la Doctrina de la Iglesia sobre el matrimonio y la sexualidad en su plenitud" y que ellos mismos deben acordar el acatamiento del Acuerdo Familiar Escolar.

Con información de Diócesis de Springfield.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Secretario de Asuntos Públicos de la Conferencia de Obispos lamentó que la decisión pueda ser ...
 
El respeto de la voluntad de Dios establece un límite necesario a la autoridad humana. ...
 
El Beato Fernando Saperas dio su vida para defender su virginal consagración a Dios. ...
 
En su homilía, el arzobispo además hizo un pedido: "quiero contar con la oración de mi pueblo par ...
 
Haremos una reseña respecto a ese cuarto imperio, o sea, el romano, en la época del Emperador Octa ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading