Loading
 
 
 
Loading
 
Arzobispo de Valencia emite Carta Pastoral sobre debido respeto a los templos como lugares de oración
Loading
 
16 de Enero de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Valencia (Martes, 16-01-2018, Gaudium Press) El Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia, España, emitió el pasado 03 de enero una Carta Pastoral dirigida a los sacerdotes de la diócesis en la cual recomienda un especial cuidado en promover las actitudes de respeto que los fieles deben tener en los templos. El purpurado señaló su "normal preocupación" y "máximo interés" de que los lugares de culto "sean casas de oración y no se conviertan o convirtamos en lugares profanos".

CARD CAÑIZARES GAUDIUM PRESS.JPG
Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia, España. Foto: Gaudium Press.
"Hemos de insistir en la catequesis el sentido o significado del templo como morada de Dios y lugar de encuentro con Él, de adoración, de escucha de su Palabra, de celebración de los sacramentos, sobre todo de la Eucaristía para la que se reúne la asamblea cristiana, como señala bella y precisamente el Ritual de Dedicación de Iglesias", expuso el Cardenal en su comunicación, divulgada por el informativo Religión en Libertad. "Vengo observando, desde hace tiempo, que es necesario esforzarnos todos en que las iglesias o templos sean de verdad casas de oración, que inviten a la adoración a Dios y a escucharle, a la contemplación y gozar de su presencia: sólo Él debe importarnos y solo a Él debemos la gloria y la alabanza que merece".

El Arzobispo recomendó, además de no desatender los aspectos materiales del cuidado del templo (limpieza, belleza, orden, ornato, entre otros), poner un especial énfasis en promover el silencio. "Quiero insistir aún más en el silencio debido para la oración, la escucha de la Palabra, para la adoración y la contemplación, para el recogimiento necesario, para el encuentro con Dios y consigo mismo", exhortó el Cardenal, quien ya había tocado este tema en una Carta Pastoral anterior y lo propone de nuevo a los sacerdotes. "Este silencio se ve alterado con excesiva frecuencia e indebidamente en el rito de la paz, también al final de la celebración, y a veces incluso al entrar en el templo".

Como un ejemplo de esta educación sobre el silencio en los templos, el Card. Cañizares recordó a sus propios padres y maestros, quienes le inculcaron una actitud reverencial en la Casa de Dios, que se extendía a las posturas y al silencio que se guardaba desde la puerta de entrada. "¿Exagerados mis padres?. Todo lo contrario. Me enseñaron a estar ante el Misterio con asombro y admiración, en silencio y recogimiento como corresponde: nunca les agradeceré que me educaran así", comentó, lamentando que en la actualidad muchos creyentes ingresen a los templos con la misma disposición exterior que tienen en los edificios seculares, "sin saludar siquiera al 'Dueño' de la casa".

Otro de los temas tocados por el Cardenal fue el de la vestimenta adecuada. "Infinidad de veces algunos o algunas entran con vestidos inadecuados o indecorosos con el respeto que se debe a la casa de Dios", alertó, comparando esta falta de preparación con el empeño que los asistentes a una ópera ponen en vestir de la mejor forma posible. "Habría que advertir con carteles que llamen la atención de qué manera se puede entrar en el templo y de qué manera no, como hacen por ejemplo en la Basílica de San Pedro en Roma. Si alguien entra de forma inadecuada o indecorosa habría que invitarle con educación a que se retirase, se cambiase o pusiese otro vestido y que después venga al templo, pero lo que no puede ser es esa falta de respeto". El purpurado pidió a los sacerdotes recordar la compostura debida durante el rito de la paz en las Eucaristías, así como en las ceremonias especiales en las cuales los fieles desean tomar fotografías y crean desorden al hacerlo de una manera inadecuada.

"También me permito llamar vuestra atención a cómo nos comportamos al pasar delante del Sagrario; a veces se pasa ante el Sagrario como si tal cosa, sin hacer reverencia alguna ni genuflexión que es lo debido. Los chicos pasan ante el Sagrario sin percatarse de que en él está Jesús presente sacramentado", describió el Arzobispo. "Hay que educarlos, también hay que educar a los mayores". De igual manera recordó las formas legítimas en las que los fieles pueden recibir la Sagrada Comunión y sugirió que "la forma más consonante con el misterio del Cuerpo de Cristo que se recibe es comulgar de rodillas y en la boca. No soy retrógrado en eso, sino que señalo qué es lo más acorde con la Comunión".

Finalmente, el purpurado recordó que los templos son lugares de culto que deben respetar esta finalidad. " Con respecto a esto debo decir por fidelidad y respeto a lo que es el templo que prohíbo terminantemente otros usos profanos que, salvo casos de emergencia o necesidad mayor o perentoria, así lo recomienden y esto con autorización, al menos, del Vicario de Zona. No contribuyamos a la secularización, la secularización interna de la Iglesia que es la más grave de todas", determinó. "No olvidemos jamás las palabras del mismo Jesús, llevado de todo su celo de Hijo por la gloria del Padre, en toda su hondura y gravedad: 'Mi casa es casa de oración'", concluyó. "Contribuiremos si lo hacemos así, conforme a las indicaciones que os ofrezco, a ir superando la secularización tan grande que padecemos y que es necesario superar. De esta manera contribuimos al culto en 'espíritu y verdad', que nos dice Jesús, y a cumplir lo que manda el Primer mandamiento de amar a Dios sobre todas las cosas".

Con información de Religión en Libertad.

 

Loading
Arzobispo de Valencia emite Carta Pastoral sobre debido respeto a los templos como lugares de oración

Valencia (Martes, 16-01-2018, Gaudium Press) El Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia, España, emitió el pasado 03 de enero una Carta Pastoral dirigida a los sacerdotes de la diócesis en la cual recomienda un especial cuidado en promover las actitudes de respeto que los fieles deben tener en los templos. El purpurado señaló su "normal preocupación" y "máximo interés" de que los lugares de culto "sean casas de oración y no se conviertan o convirtamos en lugares profanos".

CARD CAÑIZARES GAUDIUM PRESS.JPG
Cardenal Antonio Cañizares, Arzobispo de Valencia, España. Foto: Gaudium Press.
"Hemos de insistir en la catequesis el sentido o significado del templo como morada de Dios y lugar de encuentro con Él, de adoración, de escucha de su Palabra, de celebración de los sacramentos, sobre todo de la Eucaristía para la que se reúne la asamblea cristiana, como señala bella y precisamente el Ritual de Dedicación de Iglesias", expuso el Cardenal en su comunicación, divulgada por el informativo Religión en Libertad. "Vengo observando, desde hace tiempo, que es necesario esforzarnos todos en que las iglesias o templos sean de verdad casas de oración, que inviten a la adoración a Dios y a escucharle, a la contemplación y gozar de su presencia: sólo Él debe importarnos y solo a Él debemos la gloria y la alabanza que merece".

El Arzobispo recomendó, además de no desatender los aspectos materiales del cuidado del templo (limpieza, belleza, orden, ornato, entre otros), poner un especial énfasis en promover el silencio. "Quiero insistir aún más en el silencio debido para la oración, la escucha de la Palabra, para la adoración y la contemplación, para el recogimiento necesario, para el encuentro con Dios y consigo mismo", exhortó el Cardenal, quien ya había tocado este tema en una Carta Pastoral anterior y lo propone de nuevo a los sacerdotes. "Este silencio se ve alterado con excesiva frecuencia e indebidamente en el rito de la paz, también al final de la celebración, y a veces incluso al entrar en el templo".

Como un ejemplo de esta educación sobre el silencio en los templos, el Card. Cañizares recordó a sus propios padres y maestros, quienes le inculcaron una actitud reverencial en la Casa de Dios, que se extendía a las posturas y al silencio que se guardaba desde la puerta de entrada. "¿Exagerados mis padres?. Todo lo contrario. Me enseñaron a estar ante el Misterio con asombro y admiración, en silencio y recogimiento como corresponde: nunca les agradeceré que me educaran así", comentó, lamentando que en la actualidad muchos creyentes ingresen a los templos con la misma disposición exterior que tienen en los edificios seculares, "sin saludar siquiera al 'Dueño' de la casa".

Otro de los temas tocados por el Cardenal fue el de la vestimenta adecuada. "Infinidad de veces algunos o algunas entran con vestidos inadecuados o indecorosos con el respeto que se debe a la casa de Dios", alertó, comparando esta falta de preparación con el empeño que los asistentes a una ópera ponen en vestir de la mejor forma posible. "Habría que advertir con carteles que llamen la atención de qué manera se puede entrar en el templo y de qué manera no, como hacen por ejemplo en la Basílica de San Pedro en Roma. Si alguien entra de forma inadecuada o indecorosa habría que invitarle con educación a que se retirase, se cambiase o pusiese otro vestido y que después venga al templo, pero lo que no puede ser es esa falta de respeto". El purpurado pidió a los sacerdotes recordar la compostura debida durante el rito de la paz en las Eucaristías, así como en las ceremonias especiales en las cuales los fieles desean tomar fotografías y crean desorden al hacerlo de una manera inadecuada.

"También me permito llamar vuestra atención a cómo nos comportamos al pasar delante del Sagrario; a veces se pasa ante el Sagrario como si tal cosa, sin hacer reverencia alguna ni genuflexión que es lo debido. Los chicos pasan ante el Sagrario sin percatarse de que en él está Jesús presente sacramentado", describió el Arzobispo. "Hay que educarlos, también hay que educar a los mayores". De igual manera recordó las formas legítimas en las que los fieles pueden recibir la Sagrada Comunión y sugirió que "la forma más consonante con el misterio del Cuerpo de Cristo que se recibe es comulgar de rodillas y en la boca. No soy retrógrado en eso, sino que señalo qué es lo más acorde con la Comunión".

Finalmente, el purpurado recordó que los templos son lugares de culto que deben respetar esta finalidad. " Con respecto a esto debo decir por fidelidad y respeto a lo que es el templo que prohíbo terminantemente otros usos profanos que, salvo casos de emergencia o necesidad mayor o perentoria, así lo recomienden y esto con autorización, al menos, del Vicario de Zona. No contribuyamos a la secularización, la secularización interna de la Iglesia que es la más grave de todas", determinó. "No olvidemos jamás las palabras del mismo Jesús, llevado de todo su celo de Hijo por la gloria del Padre, en toda su hondura y gravedad: 'Mi casa es casa de oración'", concluyó. "Contribuiremos si lo hacemos así, conforme a las indicaciones que os ofrezco, a ir superando la secularización tan grande que padecemos y que es necesario superar. De esta manera contribuimos al culto en 'espíritu y verdad', que nos dice Jesús, y a cumplir lo que manda el Primer mandamiento de amar a Dios sobre todas las cosas".

Con información de Religión en Libertad.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El Santísimo Sacramento recorrerá las calles de la ciudad el 03 de junio con el lema "¡Pan de la ...
 
Mzee Bernado Tibyangye concluyó por séptimo año consecutivo su peregrinación al Santuario desde ...
 
La devoción de este casi olvidado templo resurge lentamente desde inicios del siglo XX tras haber t ...
 
La construcción del mosaico comenzó en 1912 y la monumental obra consta de 41 y medio millones de ...
 
La fiesta de María Auxiliadora es también celebrada en la Iglesia Universal como Jornada de Oraci ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading