Loading
 
 
 
Loading
 
Padres de bebé con enfermedad terminal acuden a cortes para pedir traslado a hospital del Vaticano
Loading
 
7 de Febrero de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Liverpool (Miércoles, 07-02-2018, Gaudium Press) Los padres de un infante de apenas 20 meses de edad han decidido acudir a las cortes para solicitar el traslado de su hijo al Hospital Bambino Gesú de Roma, propiedad del Vaticano. Esta institución manifestó la intención de proporcionar los tratamientos deseados por los padres de Charlie Gard, el tristemente célebre niño que falleció en el Hospital Great Ormond Street de Londres después de que los médicos se opusieran a realizar más tratamientos o permitir su traslado a otro centro de atención.

ALFIE EVANS GAUDIUM PRESS.png
Alfie Evans, antes del agravamiento de su condición de salud. Foto: SaveAlfieEvans.
De una manera similar al caso anterior, los médicos ingleses del Alder Hey Children's Hospital determinaron que sería inapropiado continuar el tratamiento del pequeño Alfie Evans. El paciente fue visitado por tres consultores del Hospital Bambino Gesú, quienes estuvieron de acuerdo sobre la imposibilidad de curar el padecimiento del menor, pero ofrecieron la posibilidad de algunas intervenciones que le permitirían respirar y comer, lo que podría extender su vida durante "un período indefinido" según informó The Catholic Herald.

Los doctores locales rechazaron como "inapropiadas" las intervenciones y la extensión de la vida de Alfie Evans como "innecesaria", por cuanto "su cerebro se está destruyendo progresivamente y no hay prospecto de recuperación". Como el caso de Charlie Gard, esta situación se desenvuelve entre delicadas líneas morales sobre lo que constituye un tratamiento moralmente apropiado. Expertos en bioética destacan tanto la inconveniencia de presionar a los médicos a llevar a cabo tratamientos que consideran que no aportan un beneficio suficiente para el paciente como la libertad y responsabilidad de los padres de familia en decidir las acciones que buscan el mayor interés de sus hijos.

"Cuando los padres pierden la fe en los médicos que cuidan a su hijo, se les debe permitir transferir la atención de su hijo a otros médicos, siempre que el niño pueda ser trasladado sin un riesgo o carga excesiva", afirmaron miembros del Centro de Bioética Anscome a The Catholic Herald. "Por el momento no estamos dispuestos a dejarlo morir, pero si hemos dado la vuelta a todas las piedras y no despertamos a nuestro hijo... vamos a esperar a que se deteriore y dejarlo a él morir a su manera", anunció Tom Evans, padre de Alfie.

Con información de The Catholic Herald.

 

Loading
Padres de bebé con enfermedad terminal acuden a cortes para pedir traslado a hospital del Vaticano

Liverpool (Miércoles, 07-02-2018, Gaudium Press) Los padres de un infante de apenas 20 meses de edad han decidido acudir a las cortes para solicitar el traslado de su hijo al Hospital Bambino Gesú de Roma, propiedad del Vaticano. Esta institución manifestó la intención de proporcionar los tratamientos deseados por los padres de Charlie Gard, el tristemente célebre niño que falleció en el Hospital Great Ormond Street de Londres después de que los médicos se opusieran a realizar más tratamientos o permitir su traslado a otro centro de atención.

ALFIE EVANS GAUDIUM PRESS.png
Alfie Evans, antes del agravamiento de su condición de salud. Foto: SaveAlfieEvans.
De una manera similar al caso anterior, los médicos ingleses del Alder Hey Children's Hospital determinaron que sería inapropiado continuar el tratamiento del pequeño Alfie Evans. El paciente fue visitado por tres consultores del Hospital Bambino Gesú, quienes estuvieron de acuerdo sobre la imposibilidad de curar el padecimiento del menor, pero ofrecieron la posibilidad de algunas intervenciones que le permitirían respirar y comer, lo que podría extender su vida durante "un período indefinido" según informó The Catholic Herald.

Los doctores locales rechazaron como "inapropiadas" las intervenciones y la extensión de la vida de Alfie Evans como "innecesaria", por cuanto "su cerebro se está destruyendo progresivamente y no hay prospecto de recuperación". Como el caso de Charlie Gard, esta situación se desenvuelve entre delicadas líneas morales sobre lo que constituye un tratamiento moralmente apropiado. Expertos en bioética destacan tanto la inconveniencia de presionar a los médicos a llevar a cabo tratamientos que consideran que no aportan un beneficio suficiente para el paciente como la libertad y responsabilidad de los padres de familia en decidir las acciones que buscan el mayor interés de sus hijos.

"Cuando los padres pierden la fe en los médicos que cuidan a su hijo, se les debe permitir transferir la atención de su hijo a otros médicos, siempre que el niño pueda ser trasladado sin un riesgo o carga excesiva", afirmaron miembros del Centro de Bioética Anscome a The Catholic Herald. "Por el momento no estamos dispuestos a dejarlo morir, pero si hemos dado la vuelta a todas las piedras y no despertamos a nuestro hijo... vamos a esperar a que se deteriore y dejarlo a él morir a su manera", anunció Tom Evans, padre de Alfie.

Con información de The Catholic Herald.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Iglesia en China continúa su crecimiento a pesar de las normativas cada vez más restrictivas en ...
 
La carta enviada por el representante a la Asociación Médica Mundial fue destacada por el diario v ...
 
Si Occidente renuncia a la fe, no sólo pierde su alma, sino que comete suicidio, afirmó el purpura ...
 
El arzobispo de los Ángelus habló a los más de mil participantes del V Encuentro en el Centro Cí ...
 
"En una sociedad de consumismo devorador no es mera cuestión de privarse de carne o de comida, sino ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading