Loading
 
 
 
Loading
 
Cuando la "Llena de gracia" convirtió a un capellán anglicano
Loading
 
21 de Febrero de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Fort Bragg (Viernes, 21-02-2014, Gaudium Press) Jerry Sherboune era un capellán militar episcopaliano (los anglicanos en EE.UU.), que prestaba servicio en Afganistán, donde tenía posibilidad de compartir con sacerdotes católicos que allí desarrollaban su ministerio. Estos presbíteros romanos le parecían a Jerry "fuera de serie". Con ellos se sentía "espiritualmente en casa". Entretanto, las diferencias de fe permanecían.

1.jpg
Padre Jerry Sherboune

Un día de 2011 Jerry y otro capellán anglicano plantearon un "problema" al sacerdote católico: de dónde salía la peculiar creencia "no bíblica" de los católicos de que la Virgen María no tenía pecado alguno desde su concepción.

El hombre de Iglesia no se arredró, sino que con toda seguridad dijo: - Oh, pero sí que es una creencia bíblica. Está ahí, en el Evangelio, lo dice el Ángel al saludarla: "Salve, María, llena de gracia".

Alguien pleno de la gracia del Espíritu Santo, alguien que solo es gracia, no podía tener mancha alguna de pecado.

Esta sencilla respuesta motivo a Jerry a pensar que muchas de las que él consideraba "creencias católicas" podrían tener base escriturística, y se decidió a estudiarlas bajo ese prisma. Particularmente le interesó el asunto del Papa: ¿él era realmente el sucesor de Pedro, aquel al que Cristo había entregado las llaves del Reino de los Cielos? ¿Cuál era el significado total de la autoridad que Jesús le había conferido cuando le dijo que "lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos"? También se interesó por la doctrina católica de la comunión de los santos, de la intercesión de ellos junto al trono de Dios, además de varios otros asuntos.

Jerry también fue contrastando la unidad de la Iglesia católica, unidad proclamada ya por el propio Jesucristo cuando se refiere a su Iglesia, con la diversidad de principios de las confesiones protestantes. Y otros "procesos", hasta que un día...

...en diciembre de 2011, y encontrándose todavía en Afganistán, indagó con su cónyuge, de quien no esperaba mayor interés:

- Heather, ¿qué piensas de la posibilidad de convertirnos al catolicismo?

La respuesta de la esposa fue seria y clara:

- Bien, Jerry, cuando tú estés listo, yo lo estoy.

"Ahí fue cuando supe que tenía que dar el paso y entrar en la Iglesia Católica", recuerda el hoy sacerdote católico. Esa conversación con su mujer tuvo lugar un 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción, cuando la Iglesia conmemora ese privilegio de la Virgen cuyo análisis fue el estopín de la conversión del P. Jerry Sherboune.

Después de su decisión de conversión Jerry y Heather se inscribieron en el curso norteamericano católico de "iniciación cristiana para adultos". Y finalmente fueron confirmados como católicos.

Él quería ser sacerdote católico, así lo manifestó y después de un proceso no muy largo llegó la dispensa -por estar casado- y el 8 de diciembre de 2013 era ordenado sacerdote en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción de Washington por el arzobispo castrense de EEUU, Mons. Timothy Broglio.

Hoy el P. Jerry hace parte del Ordinariato de la Cátedra de Pedro, integrado por ex-clérigos anglicanos que mantienen elementos de su liturgia y tradiciones. Desarrolla su ministerio en la base militar de Fort Bragg, en Carolina del Norte.

Con información de ReligiónenLibertad

 

Loading
Cuando la "Llena de gracia" convirtió a un capellán anglicano

Fort Bragg (Viernes, 21-02-2014, Gaudium Press) Jerry Sherboune era un capellán militar episcopaliano (los anglicanos en EE.UU.), que prestaba servicio en Afganistán, donde tenía posibilidad de compartir con sacerdotes católicos que allí desarrollaban su ministerio. Estos presbíteros romanos le parecían a Jerry "fuera de serie". Con ellos se sentía "espiritualmente en casa". Entretanto, las diferencias de fe permanecían.

1.jpg
Padre Jerry Sherboune

Un día de 2011 Jerry y otro capellán anglicano plantearon un "problema" al sacerdote católico: de dónde salía la peculiar creencia "no bíblica" de los católicos de que la Virgen María no tenía pecado alguno desde su concepción.

El hombre de Iglesia no se arredró, sino que con toda seguridad dijo: - Oh, pero sí que es una creencia bíblica. Está ahí, en el Evangelio, lo dice el Ángel al saludarla: "Salve, María, llena de gracia".

Alguien pleno de la gracia del Espíritu Santo, alguien que solo es gracia, no podía tener mancha alguna de pecado.

Esta sencilla respuesta motivo a Jerry a pensar que muchas de las que él consideraba "creencias católicas" podrían tener base escriturística, y se decidió a estudiarlas bajo ese prisma. Particularmente le interesó el asunto del Papa: ¿él era realmente el sucesor de Pedro, aquel al que Cristo había entregado las llaves del Reino de los Cielos? ¿Cuál era el significado total de la autoridad que Jesús le había conferido cuando le dijo que "lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos"? También se interesó por la doctrina católica de la comunión de los santos, de la intercesión de ellos junto al trono de Dios, además de varios otros asuntos.

Jerry también fue contrastando la unidad de la Iglesia católica, unidad proclamada ya por el propio Jesucristo cuando se refiere a su Iglesia, con la diversidad de principios de las confesiones protestantes. Y otros "procesos", hasta que un día...

...en diciembre de 2011, y encontrándose todavía en Afganistán, indagó con su cónyuge, de quien no esperaba mayor interés:

- Heather, ¿qué piensas de la posibilidad de convertirnos al catolicismo?

La respuesta de la esposa fue seria y clara:

- Bien, Jerry, cuando tú estés listo, yo lo estoy.

"Ahí fue cuando supe que tenía que dar el paso y entrar en la Iglesia Católica", recuerda el hoy sacerdote católico. Esa conversación con su mujer tuvo lugar un 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción, cuando la Iglesia conmemora ese privilegio de la Virgen cuyo análisis fue el estopín de la conversión del P. Jerry Sherboune.

Después de su decisión de conversión Jerry y Heather se inscribieron en el curso norteamericano católico de "iniciación cristiana para adultos". Y finalmente fueron confirmados como católicos.

Él quería ser sacerdote católico, así lo manifestó y después de un proceso no muy largo llegó la dispensa -por estar casado- y el 8 de diciembre de 2013 era ordenado sacerdote en el Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción de Washington por el arzobispo castrense de EEUU, Mons. Timothy Broglio.

Hoy el P. Jerry hace parte del Ordinariato de la Cátedra de Pedro, integrado por ex-clérigos anglicanos que mantienen elementos de su liturgia y tradiciones. Desarrolla su ministerio en la base militar de Fort Bragg, en Carolina del Norte.

Con información de ReligiónenLibertad

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/56146-Cuando-la--Llena-de-gracia--convirtio-a-un-capellan-anglicano. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Como acostumbra ocurrir en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, el Santo Padre fue ...
 
Durante el feriado nacional, las autoridades habilitaron la carretera para el tránsito de los devot ...
 
Los presbíteros sólo podrán orar por el paciente en esas circunstancias. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading