Loading
 
 
 
Loading
 
Papa Francisco habla de la "alegría llena de estupor" que se expresa en el Evangelio por la Resurrección
Loading
 
21 de Abril de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 21-04-2014, Gaudium Press) "Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! ¡Felices Pascuas! 'Cristòs anèsti! - Alethòs anèsti!', "¡Cristo ha resucitado! - ¡Verdaderamente ha resucitado!" ¡Está entre nosotros aquí!, en la plaza. En esta semana podemos seguir intercambiándonos la felicitación pascual, como si fuera un único día. Es el gran día que hizo el Señor": De esta manera inició el Sumo Pontífice sus palabras hoy en el marco del Regina Coeli del llamado "Lunes del Ángel". El Regina Coeli es la oración que en este tiempo de Pascual remplaza al Angelus.

2.jpg

El Pontífice resaltó la "alegría llena de estupor" que se trasluce en los textos evangélicos referentes a la Resurrección, e invitó a que ese "estupor gozoso del Domingo de Pascua se irradie en los pensamientos, en las miradas, en las actitudes, en los gestos y en las palabras". Al describirlo, el Papa Francisco dijo que es una alegría interna que inunda el corazón, a semejanza del corazón de la Magdalena, "que lloró por la pérdida de su Señor y no creía a sus ojos viéndolo resucitado".

Esta experiencia de sumergirse en la alegría de la Resurrección, hace que el que la vive se convierta en "testigo de la Resurrección, porque en cierto sentido ha resucitado él mismo, ha resucitado ella misma. Entonces es capaz de llevar un "rayo" de la luz del Resucitado en las diversas situaciones: en las felices, haciéndolas más bellas y preservándolas del egoísmo; y en las dolorosas, llevando serenidad y esperanza", expresó el Pontífice.

El Papa instó a los presentes a leer en el Evangelio los capítulos que narran la resurrección y también a pensar en la alegría de la Virgen, quien durante la pasión tuvo un íntimo dolor, "tanto que le traspasó su alma", pero que de la misma manera gozó de una "alegría íntima y profunda", que desbordada su alma, y de la que "los discípulos podían tomar". "Habiendo pasado, a través de la experiencia de la muerte y de la resurrección de su Hijo, viste, en la fe, como la expresión suprema del amor de Dios, y el corazón de María se ha convertido en una fuente de paz, de consuelo, de esperanza y de misericordia".

Finalmente el Pontífice pidió a María Santíma "que nos introduzca en la alegría pascual".

Con información de Radio Vaticana

 

Loading
Papa Francisco habla de la "alegría llena de estupor" que se expresa en el Evangelio por la Resurrección

Ciudad del Vaticano (Lunes, 21-04-2014, Gaudium Press) "Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! ¡Felices Pascuas! 'Cristòs anèsti! - Alethòs anèsti!', "¡Cristo ha resucitado! - ¡Verdaderamente ha resucitado!" ¡Está entre nosotros aquí!, en la plaza. En esta semana podemos seguir intercambiándonos la felicitación pascual, como si fuera un único día. Es el gran día que hizo el Señor": De esta manera inició el Sumo Pontífice sus palabras hoy en el marco del Regina Coeli del llamado "Lunes del Ángel". El Regina Coeli es la oración que en este tiempo de Pascual remplaza al Angelus.

2.jpg

El Pontífice resaltó la "alegría llena de estupor" que se trasluce en los textos evangélicos referentes a la Resurrección, e invitó a que ese "estupor gozoso del Domingo de Pascua se irradie en los pensamientos, en las miradas, en las actitudes, en los gestos y en las palabras". Al describirlo, el Papa Francisco dijo que es una alegría interna que inunda el corazón, a semejanza del corazón de la Magdalena, "que lloró por la pérdida de su Señor y no creía a sus ojos viéndolo resucitado".

Esta experiencia de sumergirse en la alegría de la Resurrección, hace que el que la vive se convierta en "testigo de la Resurrección, porque en cierto sentido ha resucitado él mismo, ha resucitado ella misma. Entonces es capaz de llevar un "rayo" de la luz del Resucitado en las diversas situaciones: en las felices, haciéndolas más bellas y preservándolas del egoísmo; y en las dolorosas, llevando serenidad y esperanza", expresó el Pontífice.

El Papa instó a los presentes a leer en el Evangelio los capítulos que narran la resurrección y también a pensar en la alegría de la Virgen, quien durante la pasión tuvo un íntimo dolor, "tanto que le traspasó su alma", pero que de la misma manera gozó de una "alegría íntima y profunda", que desbordada su alma, y de la que "los discípulos podían tomar". "Habiendo pasado, a través de la experiencia de la muerte y de la resurrección de su Hijo, viste, en la fe, como la expresión suprema del amor de Dios, y el corazón de María se ha convertido en una fuente de paz, de consuelo, de esperanza y de misericordia".

Finalmente el Pontífice pidió a María Santíma "que nos introduzca en la alegría pascual".

Con información de Radio Vaticana

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Como acostumbra ocurrir en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María, el Santo Padre fue ...
 
Durante el feriado nacional, las autoridades habilitaron la carretera para el tránsito de los devot ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading