Loading
 
 
 
Loading
 
Patriarcado Latino de Jerusalén recuerda importancia de la oración personal
Loading
 
3 de Octubre de 2014 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Jerusalén (Viernes, 03-10-2014, Gaudium Press) El Patriarcado Latino de Jerusalén, a través de su servicio informativo, recordó la importancia de la oración personal en la vida del cristiano, quien necesita fomentar una relación personal con Jesucristo. Después de recordar que la Eucaristía y los demás sacramentos son los medios más importantes para encontrarse con Dios, el redactor Firas Abedrabbo, invitó a los lectores a preguntarse en qué estado se encuentra su vida de oración. "¿En dónde estamos en nuestra relación íntima y personal con el Señor?", cuestionó. "Los días pasan, y no avanzamos en nuestra vida espiritual. Sabemos, sin embargo, que nuestra situación actual es una realidad temporal", comentó, invitando a redescubrir la riqueza de la vida interior frecuentemente olvidada tras las preocupaciones de cada día.

13956519865_c00069e486_z.jpg
Una mujer ora junto al Santo Sepulro en Jerusalén, Israel. Foto: Gustavo Kralj/Gaudiumpress
"Al principio es importante discernir esa sed (de Dios) y entonces tomar la decisión con determinación, de instaurar o retornar la oración al centro de nuestras vidas y hacer que la oración personal sea un encuentro diario que nunca desaparezca de nuestro calendario", afirmó Abedrabbo. También aconsejó conservar el recuerdo de los momentos de mayor consuelo como motivación para cuando esta tarea se dificulte. "En tiempos de sequedad, acordémonos de una o más experiencias espirituales en las cuales nos sentimos más cerca de Dios", propuso.

Tres aspectos de la oración personal fueron destacados en el artículo del Patriarcado. El primero es que esta oración debe ser un "tiempo de verdad, en el cual estamos en la presencia de Dios". Esto significa la disposición de presentarse con sinceridad ante Dios, que conoce de forma completa la realidad de cada persona. Para este encuentro que también se lleva a cabo con uno mismo, "es necesario obtener alguna calma interior. 'Mantente sosegado en la presencia del Señor? dice el salmo 37". Como recomendación práctica para librarse de las distracciones, el redactor sugirió repetir algunas citas del Evangelio que recuerden lo que es auténticamente prioritario para el hombre: el servicio a Dios.

Otro aspecto destacado es el de la escucha. "Orar es también oír el más profundo deseo que Dios ponga en nosotros", indicó. Este anhelo espiritual de las cosas de Dios es el que conduce hacia la alegría. Finalmente, la oración personal es el "mejor lugar para el discernimiento espiritual". A través de la oración, se puede pedir y trabajar para obtener la gracia de identificar el origen de los pensamientos, intuiciones y sugerencias que llevamos dentro, para saber si provienen de Dios, de nosotros mismos o son tentación del maligno. "Si sabemos esto, podemos construir nuestra casa sobre roca", comentó Abedrabbo.

Finalmente, el artículo recuerda que la oración es un camino abierto a todos y un ejercicio continuo. "Cuidamos la oración para lograr la libertad interior y entonces ser capaces de soportar, con mayor tenacidad, los desafíos de la vida, anclados en Dios y abiertos a las necesidades de nuestros hermanos", concluyó.


Con información de Patriarcado Latino de Jerusalén

 

Loading
Patriarcado Latino de Jerusalén recuerda importancia de la oración personal

Jerusalén (Viernes, 03-10-2014, Gaudium Press) El Patriarcado Latino de Jerusalén, a través de su servicio informativo, recordó la importancia de la oración personal en la vida del cristiano, quien necesita fomentar una relación personal con Jesucristo. Después de recordar que la Eucaristía y los demás sacramentos son los medios más importantes para encontrarse con Dios, el redactor Firas Abedrabbo, invitó a los lectores a preguntarse en qué estado se encuentra su vida de oración. "¿En dónde estamos en nuestra relación íntima y personal con el Señor?", cuestionó. "Los días pasan, y no avanzamos en nuestra vida espiritual. Sabemos, sin embargo, que nuestra situación actual es una realidad temporal", comentó, invitando a redescubrir la riqueza de la vida interior frecuentemente olvidada tras las preocupaciones de cada día.

13956519865_c00069e486_z.jpg
Una mujer ora junto al Santo Sepulro en Jerusalén, Israel. Foto: Gustavo Kralj/Gaudiumpress
"Al principio es importante discernir esa sed (de Dios) y entonces tomar la decisión con determinación, de instaurar o retornar la oración al centro de nuestras vidas y hacer que la oración personal sea un encuentro diario que nunca desaparezca de nuestro calendario", afirmó Abedrabbo. También aconsejó conservar el recuerdo de los momentos de mayor consuelo como motivación para cuando esta tarea se dificulte. "En tiempos de sequedad, acordémonos de una o más experiencias espirituales en las cuales nos sentimos más cerca de Dios", propuso.

Tres aspectos de la oración personal fueron destacados en el artículo del Patriarcado. El primero es que esta oración debe ser un "tiempo de verdad, en el cual estamos en la presencia de Dios". Esto significa la disposición de presentarse con sinceridad ante Dios, que conoce de forma completa la realidad de cada persona. Para este encuentro que también se lleva a cabo con uno mismo, "es necesario obtener alguna calma interior. 'Mantente sosegado en la presencia del Señor? dice el salmo 37". Como recomendación práctica para librarse de las distracciones, el redactor sugirió repetir algunas citas del Evangelio que recuerden lo que es auténticamente prioritario para el hombre: el servicio a Dios.

Otro aspecto destacado es el de la escucha. "Orar es también oír el más profundo deseo que Dios ponga en nosotros", indicó. Este anhelo espiritual de las cosas de Dios es el que conduce hacia la alegría. Finalmente, la oración personal es el "mejor lugar para el discernimiento espiritual". A través de la oración, se puede pedir y trabajar para obtener la gracia de identificar el origen de los pensamientos, intuiciones y sugerencias que llevamos dentro, para saber si provienen de Dios, de nosotros mismos o son tentación del maligno. "Si sabemos esto, podemos construir nuestra casa sobre roca", comentó Abedrabbo.

Finalmente, el artículo recuerda que la oración es un camino abierto a todos y un ejercicio continuo. "Cuidamos la oración para lograr la libertad interior y entonces ser capaces de soportar, con mayor tenacidad, los desafíos de la vida, anclados en Dios y abiertos a las necesidades de nuestros hermanos", concluyó.


Con información de Patriarcado Latino de Jerusalén

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/63384-Patriarcado-Latino-de-Jerusalen-recuerda-importancia-de-la-oracion-personal. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El hecho fue calificado por el purpurado como "una bofetada al Santo Padre". ...
 
Los coros de la Arquidiócesis participaron en un encuentro especial en el mes de noviembre. ...
 
Polémicas sentencias en favor del aborto, la eutanasia y la exclusión de la Iglesia en el Servicio ...
 
El libro ha sido puesto a disposición de los cibernautas por ACI Prensa ...
 
La proyección de imágenes de la Santísima Virgen con el Niño Jesús en la fachada del templo es ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading