Loading
 
 
 
Loading
 
En Turín, Santo Padre visitó Iglesia de San José Benito Cotolengo
Loading
 
23 de Junio de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Turín (Martes, 23-06-2015, Gaudium Press) Cumpliendo la programación establecida para su viaje a Turín, el Santo Padre fue a la Iglesia de Cotolengo para encontrarse con enfermos y deficientes de la Pequeña Casa de la Divina Providencia.

En la ocasión él afirmó que "la exclusión de los pobres y la dificultad para los indigentes en recibir asistencia y los cuidados necesarios es una situación que infelizmente está presente todavía hoy".

El Papa alabó los progresos realizados en la medicina y también en la asistencia social. Él llamó la atención, entretanto, para la difundida cultura del descarte.

1.jpg
San José Benito Cotolengo

Para Francisco, esa 'cultura' es "consecuencia de una crisis antropológica que no coloca al hombre en el centro, sino el consumo y los intereses económicos", y entre las víctimas de esta cultura, destaca él, están los ancianos, "acogidos en gran número en esta casa".

En sus palabras, el Pontífice trató de la longevidad como siendo algo que el mundo de hoy no siempre ve como siendo un don de Dios, sino que la tiene como "un peso difícil de sustentar, sobre todo cuando la salud está fuertemente comprometida".

"Nuestro deber es desarrollar 'anticuerpos' contra este modo de considerar a los ancianos, o las personas con deficiencias, como si fuesen vidas no dignas de ser vividas", subrayó Francisco, exhortando a todos a dirigirse al ejemplo de Cotolengo. Él que amó estas personas, nos enseñe a mirar con otros ojos a la vida y la persona humana, dijo:

"De él podemos aprender la concreción del amor evangélico, para que muchos pobres y enfermos puedan encontrar una 'casa', vivir como en una familia, sentirse pertenecientes a la comunidad y no excluidos y soportados".

Dirigiéndose a los internos de la casa de San José Benito Cotolengo, dijo: "Ustedes, queridos hermanos enfermos son miembros preciosos de la Iglesia, son la carne de Cristo Crucificado que tenemos el honor de tocar y servir con amor".

La razón de ser de esta Pequeña Casa de la Divina Providencia es el Evangelio, "el Evangelio del amor de Cristo es la fuerza que la hizo nacer y que la hace seguir en frente. El amor de predilección de Jesús por los más frágiles y los más débiles". Él quiso resaltar con eso que la causa de la Casa de Cotolengo no es el asistencialismo, o la filantropía.

Según el Papa el carisma de Cotolengo es fecundo, como demuestran los Beatos Padre Francesco Paleari y Fray Luigi Bordino, como también la Sierva de Dios Hermana María Carola Cecchin, misionera.

¿Quién fue San José Benito Cotolengo?

Él nació en Brá, provincia de Cuneo, al norte de Italia, el día 3 de mayo de 1786. Fue ordenado sacerdote en la Diócesis de Turín. Fundó la Congregación religiosa de la Pequeña Casa de la Divina Providencia y las Damas de la Caridad o Cotolenguinas, con la finalidad de servir a los pequeños, los deficientes y los enfermos.

Los fondos deberían venir apenas de las donaciones y de la ayuda de las personas simples. El Padre José Benito Cotolengo tenía como lema "caridad y confianza": hacer todo el bien posible y confiar siempre en Dios. Compró un hospedaje abandonado en la periferia de la ciudad y l reabrió con el nombre de "Pequeña Casa de la Divina Providencia". (JSG)

De la Redacción Gaudium Press, con informaciones Radio Vaticana

 

 

Loading
En Turín, Santo Padre visitó Iglesia de San José Benito Cotolengo

Turín (Martes, 23-06-2015, Gaudium Press) Cumpliendo la programación establecida para su viaje a Turín, el Santo Padre fue a la Iglesia de Cotolengo para encontrarse con enfermos y deficientes de la Pequeña Casa de la Divina Providencia.

En la ocasión él afirmó que "la exclusión de los pobres y la dificultad para los indigentes en recibir asistencia y los cuidados necesarios es una situación que infelizmente está presente todavía hoy".

El Papa alabó los progresos realizados en la medicina y también en la asistencia social. Él llamó la atención, entretanto, para la difundida cultura del descarte.

1.jpg
San José Benito Cotolengo

Para Francisco, esa 'cultura' es "consecuencia de una crisis antropológica que no coloca al hombre en el centro, sino el consumo y los intereses económicos", y entre las víctimas de esta cultura, destaca él, están los ancianos, "acogidos en gran número en esta casa".

En sus palabras, el Pontífice trató de la longevidad como siendo algo que el mundo de hoy no siempre ve como siendo un don de Dios, sino que la tiene como "un peso difícil de sustentar, sobre todo cuando la salud está fuertemente comprometida".

"Nuestro deber es desarrollar 'anticuerpos' contra este modo de considerar a los ancianos, o las personas con deficiencias, como si fuesen vidas no dignas de ser vividas", subrayó Francisco, exhortando a todos a dirigirse al ejemplo de Cotolengo. Él que amó estas personas, nos enseñe a mirar con otros ojos a la vida y la persona humana, dijo:

"De él podemos aprender la concreción del amor evangélico, para que muchos pobres y enfermos puedan encontrar una 'casa', vivir como en una familia, sentirse pertenecientes a la comunidad y no excluidos y soportados".

Dirigiéndose a los internos de la casa de San José Benito Cotolengo, dijo: "Ustedes, queridos hermanos enfermos son miembros preciosos de la Iglesia, son la carne de Cristo Crucificado que tenemos el honor de tocar y servir con amor".

La razón de ser de esta Pequeña Casa de la Divina Providencia es el Evangelio, "el Evangelio del amor de Cristo es la fuerza que la hizo nacer y que la hace seguir en frente. El amor de predilección de Jesús por los más frágiles y los más débiles". Él quiso resaltar con eso que la causa de la Casa de Cotolengo no es el asistencialismo, o la filantropía.

Según el Papa el carisma de Cotolengo es fecundo, como demuestran los Beatos Padre Francesco Paleari y Fray Luigi Bordino, como también la Sierva de Dios Hermana María Carola Cecchin, misionera.

¿Quién fue San José Benito Cotolengo?

Él nació en Brá, provincia de Cuneo, al norte de Italia, el día 3 de mayo de 1786. Fue ordenado sacerdote en la Diócesis de Turín. Fundó la Congregación religiosa de la Pequeña Casa de la Divina Providencia y las Damas de la Caridad o Cotolenguinas, con la finalidad de servir a los pequeños, los deficientes y los enfermos.

Los fondos deberían venir apenas de las donaciones y de la ayuda de las personas simples. El Padre José Benito Cotolengo tenía como lema "caridad y confianza": hacer todo el bien posible y confiar siempre en Dios. Compró un hospedaje abandonado en la periferia de la ciudad y l reabrió con el nombre de "Pequeña Casa de la Divina Providencia". (JSG)

De la Redacción Gaudium Press, con informaciones Radio Vaticana

 

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/70947-En-Turin--Santo-Padre-visito-Iglesia-de-San-Jose-Benito-Cotolengo-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Corte Constitucional de Colombia emmitió fallo que excluye a la Iglesia del Servicio Nacional de ...
 
La promoción de una auténtica vida familiar es clave para preparar la llegada de Jesucristo. ...
 
El templo fue construido con el propósito de contar con un lugar sagrado notablemente bello y cató ...
 
Pesa 600 kilogramos y mide más de 5 metros. Fue elaborado en el año 2013 para que fuese mensajero ...
 
El inicio de una nueva administración es la oportunidad de garantizar los derechos de los creyentes ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading