Loading
 
 
 
Loading
 
Pontífice visitó casa de acogida "Don de la misericordia"
Loading
 
16 de Octubre de 2015 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Viernes, 16-10-2015, Gaudium Press) Ayer, alrededor de las 19:00 horas, y poco después de terminar sus labores referentes al Sínodo de la Familia, el Papa Francisco se dirigió a la casa "Don de la Misericordia", albergue benérico con capacidad para acoger a 34 hombres sin hogar por un espacio de 30 días, que fue inaugurada recientemente en cercanías al Vaticano.

La Casa es un presente que hizo la Curia General de la Compañía de Jesús al Pontífice, y que está regida por la Limosnería Apostólica. Allí el Papa fue recibido por el Limosnero Pontificio, Mons. Konrad Krajewski; por el Prepósito General de los jesuitas, Padre Adolfo Nicolás; por el Padre Joaquín Barrero Díaz, Superior de la Comunidad de la misma Curia General; y las tres Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta, además de los voluntarios que las ayudan. El Papa saludó con especial afecto a los ya 30 huéspedes que ocupan la casa.

La casa también ofrece la posibilidad de cenar en la cercana Casa "Don de María", en el Vaticano, albergue también administrado por la religiosas de la Madre Teresa, la cual ofrece desde 1988, la posibilidad de pasar la noche a mujeres necesitadas, con 50 camas a disposición.

Según comunicado de la Limosnería Apostólica, la casa es una manifestación visible de "Misericordia", que es el segundo nombre del amor, la cual se expresa a través de gestos concretos y generosos.

Con información de Radio Vaticano

 

Loading
Pontífice visitó casa de acogida "Don de la misericordia"

Ciudad del Vaticano (Viernes, 16-10-2015, Gaudium Press) Ayer, alrededor de las 19:00 horas, y poco después de terminar sus labores referentes al Sínodo de la Familia, el Papa Francisco se dirigió a la casa "Don de la Misericordia", albergue benérico con capacidad para acoger a 34 hombres sin hogar por un espacio de 30 días, que fue inaugurada recientemente en cercanías al Vaticano.

La Casa es un presente que hizo la Curia General de la Compañía de Jesús al Pontífice, y que está regida por la Limosnería Apostólica. Allí el Papa fue recibido por el Limosnero Pontificio, Mons. Konrad Krajewski; por el Prepósito General de los jesuitas, Padre Adolfo Nicolás; por el Padre Joaquín Barrero Díaz, Superior de la Comunidad de la misma Curia General; y las tres Misioneras de la Caridad de la Madre Teresa de Calcuta, además de los voluntarios que las ayudan. El Papa saludó con especial afecto a los ya 30 huéspedes que ocupan la casa.

La casa también ofrece la posibilidad de cenar en la cercana Casa "Don de María", en el Vaticano, albergue también administrado por la religiosas de la Madre Teresa, la cual ofrece desde 1988, la posibilidad de pasar la noche a mujeres necesitadas, con 50 camas a disposición.

Según comunicado de la Limosnería Apostólica, la casa es una manifestación visible de "Misericordia", que es el segundo nombre del amor, la cual se expresa a través de gestos concretos y generosos.

Con información de Radio Vaticano

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/73800-Pontifice-visito-casa-de-acogida--Don-de-la-misericordia-. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Mons. Armando Colín reafirmó la invitación que hizo el Papa Francisco en Fátima de rezar siempre ...
 
El domingo 22 de octubre, ante imagen peregrina de la Virgen y reliquia del Papa Polaco, se celebró ...
 
El purpurado intervino en el I Congreso Interdiocesano de Educación de las Diócesis de Segorbe-Cas ...
 
Existen notables cambios entre los países con mayor número católicos desde el año 2000. ...
 
El galardón reconoce el trabajo de periodistas y comunicadores que han promovido y difundido los va ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading