Loading
 
 
 
Loading
 
En la Fiesta de la Epifanía, Cinco Jesuitas son ordenados Presbíteros, en el Congo
Loading
 
8 de Enero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Kinshasa (Viernes, 08-01-2016, Gaudium Press) Los jesuitas de la República Democrática del Congo estaban exultantes el último domingo: cinco de sus compañeros fueron ordenados sacerdotes y hoy son los nuevos padres Williams Dhelonga, Stanislas Kimpeye, Liévin Kambundi, Alfred Kiteso et Rodrigue Ntungu.

Fue otro jesuita, Mons. Donatien Bafuidinsoni, obispo auxiliar de la arquidiócesis de Kinshasa que confirió el sacramento del orden a sus compañeros.

La ordenación fue realizada en la Parroquia de Santa María de Kimwenza, en los alrededores de la capital congolesa.

En la homilía, Mons. Bafuidinsoni utilizó las lecturas del domingo de la Epifanía que era conmemorado en aquella fecha (03/01). Él resaltó que esta es la fiesta que nos abre a la universalidad de la salvación ofrecida en Jesucristo. Para él, en el Pesebre, los Reyes Magos son las primicias de todos los pueblos de la tierra para que se inicie el reino de Dios. La contemplación de los Reyes Magos, dijo Mons. Bafuidinsoni, nos invita a hacer también nuestra peregrinación.

La Epifanía, dijo el Prelado, nos da un vislumbre, a pesar de la diferencia de tiempo, de cómo debe ser el sacerdote de hoy, cómo debe ser su misión y cómo ella debe ser realizada.

Dirigiéndose directamente a los ordenandos, el obispo auxiliar de Kinshasa les mostró que, a partir de ahora, ellos están ligados a Cristo en el sacramento de la Eucaristía, que ellos deberían ser para nuestro mundo tan sabios cuanto los Magos. Solo entonces ellos se tornarán estrellas que preceden a los hombres y les indican los caminos correctos de la vida.

El Obispo Mons. Bafuidinsoni dijo a los neosacerdotes que, en este año de la Divina Misericordia, ellos deberían esparcir la ternura de Dios, compartiendo las alegrías y tristezas de nuestro pueblo, abriendo las manos frecuentemente bloqueadas en el y para el egoísmo para que puedan compartir con pobres y necesitados, haciendo nuestra peregrinación interior para aprender a ser más humildes, porque amamos los pecadores perdonados y enviados a dar testimonio del amor infinito de Dios. (JSG)

 

Loading
En la Fiesta de la Epifanía, Cinco Jesuitas son ordenados Presbíteros, en el Congo

Kinshasa (Viernes, 08-01-2016, Gaudium Press) Los jesuitas de la República Democrática del Congo estaban exultantes el último domingo: cinco de sus compañeros fueron ordenados sacerdotes y hoy son los nuevos padres Williams Dhelonga, Stanislas Kimpeye, Liévin Kambundi, Alfred Kiteso et Rodrigue Ntungu.

Fue otro jesuita, Mons. Donatien Bafuidinsoni, obispo auxiliar de la arquidiócesis de Kinshasa que confirió el sacramento del orden a sus compañeros.

La ordenación fue realizada en la Parroquia de Santa María de Kimwenza, en los alrededores de la capital congolesa.

En la homilía, Mons. Bafuidinsoni utilizó las lecturas del domingo de la Epifanía que era conmemorado en aquella fecha (03/01). Él resaltó que esta es la fiesta que nos abre a la universalidad de la salvación ofrecida en Jesucristo. Para él, en el Pesebre, los Reyes Magos son las primicias de todos los pueblos de la tierra para que se inicie el reino de Dios. La contemplación de los Reyes Magos, dijo Mons. Bafuidinsoni, nos invita a hacer también nuestra peregrinación.

La Epifanía, dijo el Prelado, nos da un vislumbre, a pesar de la diferencia de tiempo, de cómo debe ser el sacerdote de hoy, cómo debe ser su misión y cómo ella debe ser realizada.

Dirigiéndose directamente a los ordenandos, el obispo auxiliar de Kinshasa les mostró que, a partir de ahora, ellos están ligados a Cristo en el sacramento de la Eucaristía, que ellos deberían ser para nuestro mundo tan sabios cuanto los Magos. Solo entonces ellos se tornarán estrellas que preceden a los hombres y les indican los caminos correctos de la vida.

El Obispo Mons. Bafuidinsoni dijo a los neosacerdotes que, en este año de la Divina Misericordia, ellos deberían esparcir la ternura de Dios, compartiendo las alegrías y tristezas de nuestro pueblo, abriendo las manos frecuentemente bloqueadas en el y para el egoísmo para que puedan compartir con pobres y necesitados, haciendo nuestra peregrinación interior para aprender a ser más humildes, porque amamos los pecadores perdonados y enviados a dar testimonio del amor infinito de Dios. (JSG)

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Ayer, los grandes santuarios marianos de la Argentina se vieron colmados de fieles ...
 
La "Babilonia caldaica era una ciudad muy poderosa e importante, que se podría considerar la metró ...
 
Corría el año de 1823, y aún no se había proclamado el dogma de la Inmaculada Concepción, ese q ...
 
Las acciones del grupo terrorista anticristiano Boko Haram bloquean la producción de alimentos. ...
 
Cada mes de mayo el rosal florece nuevamente junto al ábside del templo. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading