Loading
 
 
 
Loading
 
Las Bodas de Caná simbolizan el paso de la antigua a la nueva alianza, dice el Papa en el Ángelus
Loading
 
18 de Enero de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 18-01-2016, Gaudium Press) En la introducción al rezo del Ángelus dominical en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco comentó el evangelio del día, que narra el milagro de las Bodas de Caná. "La Madre le hace notar al Hijo que falta el vino, y Jesús, después de responderle que su hora no ha llegado todavía, acoge sin embargo su solicitud y dona a los esposos el vino más bueno de toda la fiesta", recuerda el Papa.

1.png

El Pontífice puso de presente la doctrina clásica de la Iglesia sobre los milagros, que establece que estos "son signos extraordinarios que acompañan la predicación de la Buena Noticia y tienen el objetivo de suscitar o reforzar la fe en Jesús". En el caso concreto del milagro de las Bodas de Caná, Jesús quiso realizar un "acto de benevolencia" hacia los esposos, que es también un "signo de la bendición de Dios sobre el matrimonio".

Entretanto, este milagro no hace referencia solo al matrimonio o a los cónyugues. El milagro de las Bodas de Caná manifiesta que Jesús es el "Salvador de la humanidad", es nuestro "hermano", "nuestro hermano mayor", "Hijo del Padre", "Aquel que responde a las expectativas y a las promesas de alegría que habitan en el corazón de cada uno de nosotros". Dios se inclina a las necesidades más sencillas de los hombres. A partir de esa realidad, el Papa nos invita a preguntarnos si realmente sentimos así al Señor, cercano a nuestras vidas. "Se trata de darse cuenta de que Jesús nos busca y nos invita a hacerle espacio en lo íntimo de nuestro corazón".

La trasformación del agua en vino es símbolo también de un cambio de época, "del pasaje de la antigua a la nueva alianza: en lugar del agua usada para la purificación ritual, hemos recibido la Sangre de Jesús, derramada de modo sacramental en la Eucaristía y de modo cruento en la Pasión y en la Cruz. Los Sacramentos, que manan del Misterio pascual, infunden en nosotros la fuerza sobrenatural y nos permiten saborear la misericordia infinita de Dios".

El Papa Francisco concluyó su meditación pidiendo a la Virgen que nos ayude a redescubrir la riqueza de los sacramentos, los cuales "hacen presente el amor fiel de Dios para con nosotros".

Con información de Radio Vaticano.

 

 

 

Loading
Las Bodas de Caná simbolizan el paso de la antigua a la nueva alianza, dice el Papa en el Ángelus

Ciudad del Vaticano (Miércoles, 18-01-2016, Gaudium Press) En la introducción al rezo del Ángelus dominical en la Plaza de San Pedro, el Papa Francisco comentó el evangelio del día, que narra el milagro de las Bodas de Caná. "La Madre le hace notar al Hijo que falta el vino, y Jesús, después de responderle que su hora no ha llegado todavía, acoge sin embargo su solicitud y dona a los esposos el vino más bueno de toda la fiesta", recuerda el Papa.

1.png

El Pontífice puso de presente la doctrina clásica de la Iglesia sobre los milagros, que establece que estos "son signos extraordinarios que acompañan la predicación de la Buena Noticia y tienen el objetivo de suscitar o reforzar la fe en Jesús". En el caso concreto del milagro de las Bodas de Caná, Jesús quiso realizar un "acto de benevolencia" hacia los esposos, que es también un "signo de la bendición de Dios sobre el matrimonio".

Entretanto, este milagro no hace referencia solo al matrimonio o a los cónyugues. El milagro de las Bodas de Caná manifiesta que Jesús es el "Salvador de la humanidad", es nuestro "hermano", "nuestro hermano mayor", "Hijo del Padre", "Aquel que responde a las expectativas y a las promesas de alegría que habitan en el corazón de cada uno de nosotros". Dios se inclina a las necesidades más sencillas de los hombres. A partir de esa realidad, el Papa nos invita a preguntarnos si realmente sentimos así al Señor, cercano a nuestras vidas. "Se trata de darse cuenta de que Jesús nos busca y nos invita a hacerle espacio en lo íntimo de nuestro corazón".

La trasformación del agua en vino es símbolo también de un cambio de época, "del pasaje de la antigua a la nueva alianza: en lugar del agua usada para la purificación ritual, hemos recibido la Sangre de Jesús, derramada de modo sacramental en la Eucaristía y de modo cruento en la Pasión y en la Cruz. Los Sacramentos, que manan del Misterio pascual, infunden en nosotros la fuerza sobrenatural y nos permiten saborear la misericordia infinita de Dios".

El Papa Francisco concluyó su meditación pidiendo a la Virgen que nos ayude a redescubrir la riqueza de los sacramentos, los cuales "hacen presente el amor fiel de Dios para con nosotros".

Con información de Radio Vaticano.

 

 

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"El belén de mi papá" así se titula una colección de cuentos de Navidad en italiano que la ‘Ed ...
 
Los obispos del país austral piden que los fieles de la nación acompañen con sus oraciones toda l ...
 
A la inauguración de la ermita asistió el Nuncio apostólico en el país ...
 
El informativo de los Obispos destacó el texto que recuerda la condena de la Iglesia al antinatalis ...
 
El recordado Papa Pío XI, a inicios de su Pontificado (1922-1939), analizaba en su primera Encícli ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading