Loading
 
 
 
Loading
 
Polonia celebra día de la independencia con apertura de Templo de la Divina Providencia
Loading
 
12 de Noviembre de 2016 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Varsovia (Sábado, 12-11-2016, Gaudium Press) El Cardenal Kazimierz Nycz, Arzobispo Metropolitano de Varsovia, Polonia, dirigió el mensaje de agradecimiento de la Primera Eucaristía en el Templo de la Divina Misericordia en el distrito Wilanow de Varsovia, el pasado 11 de noviembre, día de la independencia de ese país. "Hemos estado esperando este momento por 225 años", afirmó el purpurado al inicio de la Eucaristía, cuando rindió un homenaje a todos quienes contribuyeron a la construcción del templo, en especial el Cardenal Jozef Glemp, quien retomó el proyecto. "Desearía que él hubiera vivido para ver este día", manifestó el Cardenal.

TEMPLO DIVINA PROVIDENCIA GAUDIUM PRESS.jpeg
Templo de la Divina Providencia en el distrito Wilanow de Varsovia, Polonia. Foto: Akcja Katolicka.
La Eucaristía fue presidida por el Primado de Polonia, Arzobispo Wojciech Polak, y la homilía fue predicada por el Presidente de la Conferencia Episcopal de Polonia, Mons. Stanislaw Gadecki. A la celebración asistió el Nuncio Apostólico para Polonia y los representantes de las más altas autoridades del país, incluyendo al Presidente Andrzej Duda, los voceros del Parlamento y el Senado y la Primer Ministro.

"Podemos dar gracias a Dios y a esa generación por la libertad e independencia que disfrutamos hoy", indicó Mons. Gadecki, recordando el largo camino de la edificiación. Inicialmente la construcción del templo se vio detenida por el ataque de las tropas rusas en el final del siglo XVIII. En 1921 se retomó el proyecto tras recobrar la independencia en 1918, pero tuvo que aplazarse hasta 1939 cuando se reunieron los recursos pero en ese año Alemania y Rusia invadieron el país dando inicio a la Segunda Guerra Mundial, tras la cual el país quedó bajo dominio del comunismo soviético. "Recordamos hoy la oración y el trabajo físico de esas generaciones, transmitiendo fielmente la tradición de las madres polacas y, finalmente el sacrificio de la sangre de nuestros padres, sin el cual no habría independencia".

El prelado recordó que el voto de construir un templo, como lo hizo el Rey David en Jerusalén, es un juramento y que la respuesta de Dios fue y continúa siendo la promesa de la vida eterna. El templo es "el fruto del trabajo humano realizado para este fin: a que la realidad de lo invisible pueda percibirse incluso de forma atractiva; es un signo de nuestro deseo de llegar, a través de las cosas visibles, a las cosas que no se ven", explicó.

La apertura del Templo de la Divina Providencia a los fieles se celebró 225 años después del anuncio de la promesa de su construcción hecha en el Sejm de los cuatro años, donde se elaboró la Constitución de Polonia, la primera de Europa y la segunda en el mundo. El Primado de Polonia, Mons. Wojciech Polak, al final de la Eucaristía afirmó que, además de un "tiempo especial de gracia, gratitud y esperanza", la ocasión es una oportunidad de recordar la necesidad de obrar con sabiduría, empleando la libertad con responsabilidad, "encarnando la verdad y la bondad, por una preocupación común por el bien común de todos los polacos".

Con información de Zenit y KAI.

 

Loading
Polonia celebra día de la independencia con apertura de Templo de la Divina Providencia

Varsovia (Sábado, 12-11-2016, Gaudium Press) El Cardenal Kazimierz Nycz, Arzobispo Metropolitano de Varsovia, Polonia, dirigió el mensaje de agradecimiento de la Primera Eucaristía en el Templo de la Divina Misericordia en el distrito Wilanow de Varsovia, el pasado 11 de noviembre, día de la independencia de ese país. "Hemos estado esperando este momento por 225 años", afirmó el purpurado al inicio de la Eucaristía, cuando rindió un homenaje a todos quienes contribuyeron a la construcción del templo, en especial el Cardenal Jozef Glemp, quien retomó el proyecto. "Desearía que él hubiera vivido para ver este día", manifestó el Cardenal.

TEMPLO DIVINA PROVIDENCIA GAUDIUM PRESS.jpeg
Templo de la Divina Providencia en el distrito Wilanow de Varsovia, Polonia. Foto: Akcja Katolicka.
La Eucaristía fue presidida por el Primado de Polonia, Arzobispo Wojciech Polak, y la homilía fue predicada por el Presidente de la Conferencia Episcopal de Polonia, Mons. Stanislaw Gadecki. A la celebración asistió el Nuncio Apostólico para Polonia y los representantes de las más altas autoridades del país, incluyendo al Presidente Andrzej Duda, los voceros del Parlamento y el Senado y la Primer Ministro.

"Podemos dar gracias a Dios y a esa generación por la libertad e independencia que disfrutamos hoy", indicó Mons. Gadecki, recordando el largo camino de la edificiación. Inicialmente la construcción del templo se vio detenida por el ataque de las tropas rusas en el final del siglo XVIII. En 1921 se retomó el proyecto tras recobrar la independencia en 1918, pero tuvo que aplazarse hasta 1939 cuando se reunieron los recursos pero en ese año Alemania y Rusia invadieron el país dando inicio a la Segunda Guerra Mundial, tras la cual el país quedó bajo dominio del comunismo soviético. "Recordamos hoy la oración y el trabajo físico de esas generaciones, transmitiendo fielmente la tradición de las madres polacas y, finalmente el sacrificio de la sangre de nuestros padres, sin el cual no habría independencia".

El prelado recordó que el voto de construir un templo, como lo hizo el Rey David en Jerusalén, es un juramento y que la respuesta de Dios fue y continúa siendo la promesa de la vida eterna. El templo es "el fruto del trabajo humano realizado para este fin: a que la realidad de lo invisible pueda percibirse incluso de forma atractiva; es un signo de nuestro deseo de llegar, a través de las cosas visibles, a las cosas que no se ven", explicó.

La apertura del Templo de la Divina Providencia a los fieles se celebró 225 años después del anuncio de la promesa de su construcción hecha en el Sejm de los cuatro años, donde se elaboró la Constitución de Polonia, la primera de Europa y la segunda en el mundo. El Primado de Polonia, Mons. Wojciech Polak, al final de la Eucaristía afirmó que, además de un "tiempo especial de gracia, gratitud y esperanza", la ocasión es una oportunidad de recordar la necesidad de obrar con sabiduría, empleando la libertad con responsabilidad, "encarnando la verdad y la bondad, por una preocupación común por el bien común de todos los polacos".

Con información de Zenit y KAI.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Las acciones del grupo terrorista anticristiano Boko Haram bloquean la producción de alimentos. ...
 
Cada mes de mayo el rosal florece nuevamente junto al ábside del templo. ...
 
El evento es organizado por la Pontificia Unión Misional de Polonia, que cumple 100 años de funda ...
 
La misa se realizará a las 19:30 horas en San Francisco el Grande ...
 
Iniciada en este mes de diciembre, la 27ª edición de la Exposición Franciscana de Pesebres tiene ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading