Loading
 
 
 
Loading
 
Por una gota de dolor, torrentes de gracias
Loading
 
7 de Febrero de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (Martes, 07-02-2017, Gaudium Press) Todo hombre nace con una vocación específica. Entretanto, algo en común es dado a todos: el llamado a la santidad.

¿Y qué significa alcanzar la santidad? Significa recibir, como premio, la vida eterna en el Cielo, después de una vida santa de luchas bien trabadas, con el auxilio divino.

1.jpgRealmente, una eternidad feliz es la mejor recompensa que cualquiera podría recibir. Sin embargo, para alcanzarla, es necesario sufrir: "Militia est vita hominis super terram", [ndr. la vida del hombre es una lucha mientras esté sobre la tierra].
Por más que se huya de la Cruz, ella es inherente a la vida humana y es la única condición que Dios nos pide a cambio del Cielo.
¿Qué son diez, veinte, treinta, cien años de sufrimiento? Dios nos quiere dar la alegría eterna, si aceptamos el poco de dolor que Él nos pide.

Sepamos, entonces, dar la gota que fuimos llamados a dar y esperemos confiados las torrentes de gracias que la Providencia desea concedernos, recordándonos las palabras de Plinio Corrêa de Oliveira:
"La auténtica satisfacción de la vida es aquella sensación de limpieza de alma que se posee cuando miramos de frente a nuestra cruz y decimos SI a ella". 1

Por Luisa Gurgel

(Del Instituto Filosófico Teológico Santa Escolástica - IFTE)

______

1 CORREA DE OLIVEIRA, Plinio. A exaltação da Santa Cruz em nós e fora de nós. "Dr Plinio", São Paulo, ano 3, n. 30, set. 2000, p. 16.

 

Loading
Por una gota de dolor, torrentes de gracias

Redacción (Martes, 07-02-2017, Gaudium Press) Todo hombre nace con una vocación específica. Entretanto, algo en común es dado a todos: el llamado a la santidad.

¿Y qué significa alcanzar la santidad? Significa recibir, como premio, la vida eterna en el Cielo, después de una vida santa de luchas bien trabadas, con el auxilio divino.

1.jpgRealmente, una eternidad feliz es la mejor recompensa que cualquiera podría recibir. Sin embargo, para alcanzarla, es necesario sufrir: "Militia est vita hominis super terram", [ndr. la vida del hombre es una lucha mientras esté sobre la tierra].
Por más que se huya de la Cruz, ella es inherente a la vida humana y es la única condición que Dios nos pide a cambio del Cielo.
¿Qué son diez, veinte, treinta, cien años de sufrimiento? Dios nos quiere dar la alegría eterna, si aceptamos el poco de dolor que Él nos pide.

Sepamos, entonces, dar la gota que fuimos llamados a dar y esperemos confiados las torrentes de gracias que la Providencia desea concedernos, recordándonos las palabras de Plinio Corrêa de Oliveira:
"La auténtica satisfacción de la vida es aquella sensación de limpieza de alma que se posee cuando miramos de frente a nuestra cruz y decimos SI a ella". 1

Por Luisa Gurgel

(Del Instituto Filosófico Teológico Santa Escolástica - IFTE)

______

1 CORREA DE OLIVEIRA, Plinio. A exaltação da Santa Cruz em nós e fora de nós. "Dr Plinio", São Paulo, ano 3, n. 30, set. 2000, p. 16.

 

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/85191-Por-una-gota-de-dolor--torrentes-de-gracias. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

No tener compasión por un niño con sindrome de Down, ni que en la sociedad haya almas dispuestas a ...
 
La Conferencia Nacional de Obispos del Brasil (CNBB), por medio de la Comisión para la Animación B ...
 
La numerosa romería ocurrió el domingo 20 de agosto con el lema "Acercándose se puso a caminar co ...
 
Poco tiempo después de su ya inminente viaje a Colombia, en el mes de septiembre, otras visitas apo ...
 
En la Audiencia General del hoy, el Pontífice basó su meditación sobre la esperanza cristiana en ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading