Loading
 
 
 
Loading
 
Legisladores canadienses mantienen como delito el interrumpir ceremonias religiosas
Loading
 
14 de Noviembre de 2017 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ottawa (Martes, 14-11-2017, Gaudium Press) El Comité de Justicia de la Cámara de los Comunes de Canadá solicitó que se mantenga en vigencia la Sección 176 del Código Criminal del país en medio de las discusiones sobre la modernización del mismo a través del proyecto de ley C-51. La norma protege las ceremonias religiosas y castiga penalmente a quien las interrumpa.

CAMARA DE COMUNES CANADA GAUDIUM PRESS.png
Cámara de Comunes del Parlamento de Canadá. Foto: Cámara de Comunes.
En Canadá, por tanto, continúa siendo un crimen el obstruir por medio de la fuerza o a través de amenazas a un ministro religioso de celebrar los actos de culto o desempeñar cualquier otro de sus deberes. La norma iba a ser retirada por ausencia de aplicación, pero numerosos ciudadanos y organizaciones contactaron a los legisladores para alertar que si bien la ley no era frecuentemente aplicada, si tenía un mérito suficiente para existir.

"Realmente no vi el problema hasta que comencé a recibir poco a poco correspondencia que ahora se ha convertido en una avalancha absoluta", explicó al Comité el diputado Alistair MacGregor. Por su parte, el diputado Rob Nicholson reportó al menos 900 comunicaciones recibidas sobre la iniciativa legal. "La mayoría de los canadienses están de acuerdo en que si haces algo para interrumpir un servicio religioso, eso es más grave que si causas una interrupción en un partido de hockey o te peleas a puñetazos en un bar", indicó.

El Presidente del Comité, Anthony Housefather, destacó el derecho de los creyentes religiosos a sentirse protegidos por la ley y el hecho de que retirar la norma no crearía ningún beneficio real. En su lugar, afirmó que dado el creciente número de incidentes registrados en los lugares de culto, "lo último que quisiera es que algún grupo religioso sintiera que tienen menos protección ahora de la que tenían antes".

La permanencia de la protección a los actos de culto fue respaldada por la Conferencia de Obispos Católicos de Canadá. El proyecto de modernización del Código Criminal avanza en el retiro de normas obsoletas o redundantes entre las que se incluye las sanciones a quienes retan a otros a duelos o la penalización de la "práctica fraudulenta de hechicería".

Con información de InfoCatólica y Huffington Post.

 

Loading
Legisladores canadienses mantienen como delito el interrumpir ceremonias religiosas

Ottawa (Martes, 14-11-2017, Gaudium Press) El Comité de Justicia de la Cámara de los Comunes de Canadá solicitó que se mantenga en vigencia la Sección 176 del Código Criminal del país en medio de las discusiones sobre la modernización del mismo a través del proyecto de ley C-51. La norma protege las ceremonias religiosas y castiga penalmente a quien las interrumpa.

CAMARA DE COMUNES CANADA GAUDIUM PRESS.png
Cámara de Comunes del Parlamento de Canadá. Foto: Cámara de Comunes.
En Canadá, por tanto, continúa siendo un crimen el obstruir por medio de la fuerza o a través de amenazas a un ministro religioso de celebrar los actos de culto o desempeñar cualquier otro de sus deberes. La norma iba a ser retirada por ausencia de aplicación, pero numerosos ciudadanos y organizaciones contactaron a los legisladores para alertar que si bien la ley no era frecuentemente aplicada, si tenía un mérito suficiente para existir.

"Realmente no vi el problema hasta que comencé a recibir poco a poco correspondencia que ahora se ha convertido en una avalancha absoluta", explicó al Comité el diputado Alistair MacGregor. Por su parte, el diputado Rob Nicholson reportó al menos 900 comunicaciones recibidas sobre la iniciativa legal. "La mayoría de los canadienses están de acuerdo en que si haces algo para interrumpir un servicio religioso, eso es más grave que si causas una interrupción en un partido de hockey o te peleas a puñetazos en un bar", indicó.

El Presidente del Comité, Anthony Housefather, destacó el derecho de los creyentes religiosos a sentirse protegidos por la ley y el hecho de que retirar la norma no crearía ningún beneficio real. En su lugar, afirmó que dado el creciente número de incidentes registrados en los lugares de culto, "lo último que quisiera es que algún grupo religioso sintiera que tienen menos protección ahora de la que tenían antes".

La permanencia de la protección a los actos de culto fue respaldada por la Conferencia de Obispos Católicos de Canadá. El proyecto de modernización del Código Criminal avanza en el retiro de normas obsoletas o redundantes entre las que se incluye las sanciones a quienes retan a otros a duelos o la penalización de la "práctica fraudulenta de hechicería".

Con información de InfoCatólica y Huffington Post.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Estamos a pocos días de la visita apostólica del Papa Francisco a Myanmar y la expectativa por el ...
 
Los homenajes se enmarcan en la festividad de la Patrona, que ha ocurrido el 21 de noviembre, pero t ...
 
"Esta fecha es la fiesta de las contemplativas", expresó la Madre Priora, Sor Marie Gemma. ...
 
Ocho religiosos se ven obligados a dejar un enorme monasterio y buscar un lugar reitado en el norte ...
 
La Junta de Andalucía aprobó la restauración después de haberse realizado y multó a las religio ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading