Loading
 
 
 
Loading
 
Octubre será el mes de las celebraciones centrales por 150 años de evangelización en Tanzania
Loading
 
20 de Enero de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Dodoma (Sábado, 20-01-2018, Gaudium Press) La Secretaría del Comité Preparatorio del Jubileo de los 150 años de evangelización de Tanzania, describió algunos de los detalles de esta celebración y afirmó que los eventos centrales se desarrollarán en el mes de octubre y se centrarán en Bagamoyo, lugar a donde llegaron los primeros misioneros en 1868."Será en octubre de este año, que es un mes de misiones, bajo el lema, 'Jubileo 150 años de Evangelización: La Alegría del Evangelio'", indicó la Secretaria, Dra. Faustine Kamugisha, a AMECEA News.

OBISPO TANZANIA GAUDIUM PRESS.JPG
Obispos de Tanzania. Foto: Radio Vaticano.
"Celebramos el gran trabajo realizado por los misioneros que llegaron a Tanzania en Bagamoyo en particular en 1868. Instalaron la Santa Cruz, un símbolo de la redención de la esclavitud, un símbolo de fe para nosotros", expuso por su parte el Arzobispo Emérito de Arusha, Mons. Josaphat Lebulu. El lugar a donde llegaron los misioneros era la puerta de salida de los esclavos africanos y se transformó en la puerta de entrada de la fe cristiana. "Bagamoyo es un símbolo de redención, un lugar donde el hombre ha recibido la oportunidad de crecer en la fe y obtener esperanza. Bagamoyo es una fuente de verdadera libertad y una puerta de fe".

El prelado comentó que el jubileo es un tiempo propicio para alabar a Dios por el sacrificio de los misioneros que realizaron enormes esfuerzos para realizar una gran tarea de evangelización acompañada de un arduo trabajo en favor del desarrollo integral de los habitantes del país. En lugar de dedicarse al comercio como los demás extranjeros, los religiosos demostraron un interés real por las personas y su bienestar, prestándoles servicios de educación y salud que significaron una transformación material de las vidas de sus beneficiarios.

"Estos servicios fueron dados a la familia de Dios sin discriminación", continuó Mons. Lebulu. "La Iglesia, desde el comienzo de su misión, ha estado a la vanguardia de asegurar que continúe el trabajo para la redención de las personas: espiritual y físicamente; el trabajo hecho por Cristo Jesús: alejando a las personas de sus pecados; curando sus enfermedades y sus problemas físicos y finalmente, proporcionándoles sus necesidades básicas". Siguiendo el ejemplo de Cristo, la Iglesia se conmovió de las necesidades morales y materiales de la gente, sirvió con insistencia a los más pobres y los marginados y predicó el Evangelio de la Salvación. El Arzobispo emérito hizo un llamado a todos los católicos a ser verdaderos misioneros, a predicar a través de sus acciones y a ser verdaderos modelos del Evangelio.

Los primeros evangelizadores de Tanzania fueron los Padres del Espíritu Santo, quienes establecieron aldeas de esclavos liberados y educaron a la población. Los esclavos en exilio se convirtieron en los primeros catequistas que llevaron la fe a las provincias de Zanzíbar, Morogoro, Moshi, Tanga, Same, Kondoa, Arusha, Dodoma y Mbulu. A pesar de que Bagamoyo fue la puerta de entrada de la fe, fue uno de los lugares de más difícil evangelización, por lo que los misioneros holandeses se trasladaron a Morogoro y sólo en 1992 el primer sacerdote local se estableció de manera permanente en esa población.

Con información de AMECEA News.

 

Loading
Octubre será el mes de las celebraciones centrales por 150 años de evangelización en Tanzania

Dodoma (Sábado, 20-01-2018, Gaudium Press) La Secretaría del Comité Preparatorio del Jubileo de los 150 años de evangelización de Tanzania, describió algunos de los detalles de esta celebración y afirmó que los eventos centrales se desarrollarán en el mes de octubre y se centrarán en Bagamoyo, lugar a donde llegaron los primeros misioneros en 1868."Será en octubre de este año, que es un mes de misiones, bajo el lema, 'Jubileo 150 años de Evangelización: La Alegría del Evangelio'", indicó la Secretaria, Dra. Faustine Kamugisha, a AMECEA News.

OBISPO TANZANIA GAUDIUM PRESS.JPG
Obispos de Tanzania. Foto: Radio Vaticano.
"Celebramos el gran trabajo realizado por los misioneros que llegaron a Tanzania en Bagamoyo en particular en 1868. Instalaron la Santa Cruz, un símbolo de la redención de la esclavitud, un símbolo de fe para nosotros", expuso por su parte el Arzobispo Emérito de Arusha, Mons. Josaphat Lebulu. El lugar a donde llegaron los misioneros era la puerta de salida de los esclavos africanos y se transformó en la puerta de entrada de la fe cristiana. "Bagamoyo es un símbolo de redención, un lugar donde el hombre ha recibido la oportunidad de crecer en la fe y obtener esperanza. Bagamoyo es una fuente de verdadera libertad y una puerta de fe".

El prelado comentó que el jubileo es un tiempo propicio para alabar a Dios por el sacrificio de los misioneros que realizaron enormes esfuerzos para realizar una gran tarea de evangelización acompañada de un arduo trabajo en favor del desarrollo integral de los habitantes del país. En lugar de dedicarse al comercio como los demás extranjeros, los religiosos demostraron un interés real por las personas y su bienestar, prestándoles servicios de educación y salud que significaron una transformación material de las vidas de sus beneficiarios.

"Estos servicios fueron dados a la familia de Dios sin discriminación", continuó Mons. Lebulu. "La Iglesia, desde el comienzo de su misión, ha estado a la vanguardia de asegurar que continúe el trabajo para la redención de las personas: espiritual y físicamente; el trabajo hecho por Cristo Jesús: alejando a las personas de sus pecados; curando sus enfermedades y sus problemas físicos y finalmente, proporcionándoles sus necesidades básicas". Siguiendo el ejemplo de Cristo, la Iglesia se conmovió de las necesidades morales y materiales de la gente, sirvió con insistencia a los más pobres y los marginados y predicó el Evangelio de la Salvación. El Arzobispo emérito hizo un llamado a todos los católicos a ser verdaderos misioneros, a predicar a través de sus acciones y a ser verdaderos modelos del Evangelio.

Los primeros evangelizadores de Tanzania fueron los Padres del Espíritu Santo, quienes establecieron aldeas de esclavos liberados y educaron a la población. Los esclavos en exilio se convirtieron en los primeros catequistas que llevaron la fe a las provincias de Zanzíbar, Morogoro, Moshi, Tanga, Same, Kondoa, Arusha, Dodoma y Mbulu. A pesar de que Bagamoyo fue la puerta de entrada de la fe, fue uno de los lugares de más difícil evangelización, por lo que los misioneros holandeses se trasladaron a Morogoro y sólo en 1992 el primer sacerdote local se estableció de manera permanente en esa población.

Con información de AMECEA News.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

La Iglesia en China continúa su crecimiento a pesar de las normativas cada vez más restrictivas en ...
 
La carta enviada por el representante a la Asociación Médica Mundial fue destacada por el diario v ...
 
Si Occidente renuncia a la fe, no sólo pierde su alma, sino que comete suicidio, afirmó el purpura ...
 
El arzobispo de los Ángelus habló a los más de mil participantes del V Encuentro en el Centro Cí ...
 
"En una sociedad de consumismo devorador no es mera cuestión de privarse de carne o de comida, sino ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading