Loading
 
 
 
Loading
 
Obispo de Portsmouth exhorta a los católicos de la isla de Guernsey, Reino Unido, a rechazar propuesta de suicidio asistido
Loading
 
26 de Marzo de 2018 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Portsmouth (Lunes, 26-03-2018, Gaudium Press) En una carta Pastoral emitida en el Domingo de Ramos, el Obispo de Portsmouth, Inglaterra, Mons. Philip Egan, se dirigió a los católicos de la isla de Guernsey para pedirles su oposición activa a un proyecto de legalización del suicidio asistido en el lugar. El prelado recordó los mandamientos de "No Matarás" y "Amarás a tu prójimo como a ti mismo" como fundamentos de la moralidad cristiana y de la ley natural, válidos para todas las sociedades civilizadas de la Tierra. "Es por esto que la propuesta actual en Guernsey de legalizar el suicidio asistido, el llamado 'asesinato por piedad', es fundamentalmente subversiva, terrorífica y peligrosa, aunque fuera bien intencionada", expuso el Obispo.

Mons.  Philip Egan, Obispo de Portsmouth, Inglaterra GAUDIUM PRESS.jpg
Mons.  Philip Egan, Obispo de Portsmouth, Inglaterra. Foto: Mazur/catholicnews.org.uk
El prelado críticó a quienes trasladan a los seres humanos el lenguaje empleado para referirse al sacrificio de animales que padecen graves condiciones de salud para poner fin a su sufrimiento. "Sería intolerable y completamente inmoral pedirle al personal personal médico, los doctores y los enfermeros dedicados a preservar la vida, que extingan la vida de otra persona humana", afirmó Mons. Egan. "No importa qué tan cuidadosamente redactadas estén las leyes; el suicidio asistido pondría a los médicos ante un dilema imposible".

"Ayudarle a alguien a morir prematuramente o ayudarle a alguien a cometer suicidio incluso cuando ellos lo pidan con intensidad nunca puede ser un acto de compasión. Es un pecado grave", declaró el Obispo. "No debemos caer en la tentación de aplicar soluciones rápidas o drásticas, movidos por una falsa compasión o por un criterio de eficiencia y de costo - efectividad. En su lugar necesitamos mostrar respeto, comprensión y ternura hacia los pacientes que están gravemente enfermos, de manera que el valor sagrado de su vida pueda brillar con esplendor en su sufrimiento. Los modernos cuidados paliativos, una área en la cual el Reino Unido es un líder mundial, lo permiten".

El Obispo hizo un llamado a todas las personas de buena voluntad a oponerse a esta iniciativa ante la legislatura estatal y a los católicos locales a movilizarse: "Hablen en contra de esta propuesta. Nunca es permitido buscar el bien a través de medios malos". "Nosotros creemos en la vida asistida, no en la muerte asistida. La muerte no es un alivio del dolor sino el comienzo de una vida nueva resucitada con Dios, nuestro Padre y Creador", concluyó Mons. Egan. "Este futuro depende del estado de nuestra alma cuando muramos y esta perspectiva afecta con razón nuestras decisiones sobre el cuidado al final de la vida y de cómo es mejor defender la dignidad personal de un paciente. Alguien cercano al final de la vida necesita apoyo emocional, comodidad y cuidado, buen control del dolor, respeto y comunicación amable, no suicidio en una prescripción. Redoblemos nuestros esfuerzos para ofrecer este apoyo para que nadie se sienta tentado al suicidio o a una muerte acelerada".

Con información de Diócesis de Portsmouth.

 

Loading
Obispo de Portsmouth exhorta a los católicos de la isla de Guernsey, Reino Unido, a rechazar propuesta de suicidio asistido

Portsmouth (Lunes, 26-03-2018, Gaudium Press) En una carta Pastoral emitida en el Domingo de Ramos, el Obispo de Portsmouth, Inglaterra, Mons. Philip Egan, se dirigió a los católicos de la isla de Guernsey para pedirles su oposición activa a un proyecto de legalización del suicidio asistido en el lugar. El prelado recordó los mandamientos de "No Matarás" y "Amarás a tu prójimo como a ti mismo" como fundamentos de la moralidad cristiana y de la ley natural, válidos para todas las sociedades civilizadas de la Tierra. "Es por esto que la propuesta actual en Guernsey de legalizar el suicidio asistido, el llamado 'asesinato por piedad', es fundamentalmente subversiva, terrorífica y peligrosa, aunque fuera bien intencionada", expuso el Obispo.

Mons.  Philip Egan, Obispo de Portsmouth, Inglaterra GAUDIUM PRESS.jpg
Mons.  Philip Egan, Obispo de Portsmouth, Inglaterra. Foto: Mazur/catholicnews.org.uk
El prelado críticó a quienes trasladan a los seres humanos el lenguaje empleado para referirse al sacrificio de animales que padecen graves condiciones de salud para poner fin a su sufrimiento. "Sería intolerable y completamente inmoral pedirle al personal personal médico, los doctores y los enfermeros dedicados a preservar la vida, que extingan la vida de otra persona humana", afirmó Mons. Egan. "No importa qué tan cuidadosamente redactadas estén las leyes; el suicidio asistido pondría a los médicos ante un dilema imposible".

"Ayudarle a alguien a morir prematuramente o ayudarle a alguien a cometer suicidio incluso cuando ellos lo pidan con intensidad nunca puede ser un acto de compasión. Es un pecado grave", declaró el Obispo. "No debemos caer en la tentación de aplicar soluciones rápidas o drásticas, movidos por una falsa compasión o por un criterio de eficiencia y de costo - efectividad. En su lugar necesitamos mostrar respeto, comprensión y ternura hacia los pacientes que están gravemente enfermos, de manera que el valor sagrado de su vida pueda brillar con esplendor en su sufrimiento. Los modernos cuidados paliativos, una área en la cual el Reino Unido es un líder mundial, lo permiten".

El Obispo hizo un llamado a todas las personas de buena voluntad a oponerse a esta iniciativa ante la legislatura estatal y a los católicos locales a movilizarse: "Hablen en contra de esta propuesta. Nunca es permitido buscar el bien a través de medios malos". "Nosotros creemos en la vida asistida, no en la muerte asistida. La muerte no es un alivio del dolor sino el comienzo de una vida nueva resucitada con Dios, nuestro Padre y Creador", concluyó Mons. Egan. "Este futuro depende del estado de nuestra alma cuando muramos y esta perspectiva afecta con razón nuestras decisiones sobre el cuidado al final de la vida y de cómo es mejor defender la dignidad personal de un paciente. Alguien cercano al final de la vida necesita apoyo emocional, comodidad y cuidado, buen control del dolor, respeto y comunicación amable, no suicidio en una prescripción. Redoblemos nuestros esfuerzos para ofrecer este apoyo para que nadie se sienta tentado al suicidio o a una muerte acelerada".

Con información de Diócesis de Portsmouth.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

El próximo domingo 22 de abril se realizará el rito que da inicio a las fiestas en honor a la Sant ...
 
La destrucción de un templo, la profanación de la tumba de un Obispo subterráneo, la prohibición ...
 
El templo fue consagrado por Mons. Joseph Arshad, Arzobispo de Islamabad-Rawalpindi y Administrador ...
 
La iniciativa se extiende desde las 20:30 horas del viernes 20 de abril hasta el domingo 22 de abril ...
 
Se suspende la celebración de Confirmaciones y Primeras Comuniones en la institución, las cuales s ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading