Loading
 
 
 
Loading
 
Él enseñaba con autoridad y todos se maravillaban con su doctrina...
Loading
 
16 de Enero de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Redacción (16-01-2019, Gaudium Press) El trecho del Evangelio de Jesucristo según San Marcos, en su capítulo 1, versículos 21-28, dice:

21 Entraron en Cafarnaún, y cuando llegó el sábado, Jesús fue a la sinagoga y comenzó a enseñar. 22 Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. 23 Y había en la sinagoga un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar: 24 "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios". 25 Pero Jesús lo increpó, diciendo: "Cállate y sal de este hombre". 26 El espíritu impuro lo sacudió violentamente y, dando un gran alarido, salió de ese hombre. 27 Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: "¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!". 28 Y su fama se extendió rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.

1.jpg

"¡Una nueva doctrina, con tal autoridad, que hasta manda en los espíritus impuros y ellos le obedecen!"

Sobre estas palabras del Evangelio de San el Presbítero y Doctor de la Iglesia San Jerónimo hace los comentarios que aquí publicamos:

Jesús se dirigió entonces a la sinagoga de Cafarnaúm y se puso a enseñar. Las personas quedaron espantadas con sus enseñanzas, porque Jesús "los enseñaba con autoridad y no como los escribas.

[...] De hecho, Jesús hablaba en su propio nombre, Él, que había hablado antes por la voz de los profetas. Ya es bueno poder decir, con base en un texto: "Está escrito..."; todavía mejor es proclamar, en nombre del propio Señor: "Palabra del Señor"; pero es completamente diferente poder afirmar, como Jesús hacía: "En verdad, en verdad os digo...". [...]

"Todos se maravillaban con su doctrina"

Todos se maravillaban con su doctrina". ¿Qué novedades enseñaba él?

[...] En verdad, repetía lo que había declarado por la voz de los profetas. Pero todos quedaban admirados, porque Él no enseñaba con el método de los escribas, sino con autoridad; no como un rabino, sino como Señor. No se refería a uno mayor que Él; las palabras que profería eran suyas.

Y, si mantenía ese lenguaje de autoridad, era porque tornaba presente a Aquel que hablara a través de los profetas: "Yo que os hablaba estoy aquí" (Is 52,6).

[...] Fue por eso que Jesús amenazó al demonio, que se expresaba a través del poseso en la sinagoga: "Cállate y sal de ese hombre"; o sea: "Sal de mi casa; ¿qué haces tú en aquello que es mi morada? Yo quiero allá entrar. ¡Cállate!"

"¡Sal de ese hombre! Deja esa morada que fue preparada para Mí. [...] Dios la quiere. Deja al hombre; él me pertenece. No quiero que él sea tuyo. Yo habito en el hombre, que es mi Cuerpo. ¡Vete de aquí!"

(San Jerónimo - Comentario sobre el Evangelio de Marcos, PL2, 137-138)

Loading
Él enseñaba con autoridad y todos se maravillaban con su doctrina...

Redacción (16-01-2019, Gaudium Press) El trecho del Evangelio de Jesucristo según San Marcos, en su capítulo 1, versículos 21-28, dice:

21 Entraron en Cafarnaún, y cuando llegó el sábado, Jesús fue a la sinagoga y comenzó a enseñar. 22 Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. 23 Y había en la sinagoga un hombre poseído de un espíritu impuro, que comenzó a gritar: 24 "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido para acabar con nosotros? Ya sé quién eres: el Santo de Dios". 25 Pero Jesús lo increpó, diciendo: "Cállate y sal de este hombre". 26 El espíritu impuro lo sacudió violentamente y, dando un gran alarido, salió de ese hombre. 27 Todos quedaron asombrados y se preguntaban unos a otros: "¿Qué es esto? ¡Enseña de una manera nueva, llena de autoridad; da órdenes a los espíritus impuros, y estos le obedecen!". 28 Y su fama se extendió rápidamente por todas partes, en toda la región de Galilea.

1.jpg

"¡Una nueva doctrina, con tal autoridad, que hasta manda en los espíritus impuros y ellos le obedecen!"

Sobre estas palabras del Evangelio de San el Presbítero y Doctor de la Iglesia San Jerónimo hace los comentarios que aquí publicamos:

Jesús se dirigió entonces a la sinagoga de Cafarnaúm y se puso a enseñar. Las personas quedaron espantadas con sus enseñanzas, porque Jesús "los enseñaba con autoridad y no como los escribas.

[...] De hecho, Jesús hablaba en su propio nombre, Él, que había hablado antes por la voz de los profetas. Ya es bueno poder decir, con base en un texto: "Está escrito..."; todavía mejor es proclamar, en nombre del propio Señor: "Palabra del Señor"; pero es completamente diferente poder afirmar, como Jesús hacía: "En verdad, en verdad os digo...". [...]

"Todos se maravillaban con su doctrina"

Todos se maravillaban con su doctrina". ¿Qué novedades enseñaba él?

[...] En verdad, repetía lo que había declarado por la voz de los profetas. Pero todos quedaban admirados, porque Él no enseñaba con el método de los escribas, sino con autoridad; no como un rabino, sino como Señor. No se refería a uno mayor que Él; las palabras que profería eran suyas.

Y, si mantenía ese lenguaje de autoridad, era porque tornaba presente a Aquel que hablara a través de los profetas: "Yo que os hablaba estoy aquí" (Is 52,6).

[...] Fue por eso que Jesús amenazó al demonio, que se expresaba a través del poseso en la sinagoga: "Cállate y sal de ese hombre"; o sea: "Sal de mi casa; ¿qué haces tú en aquello que es mi morada? Yo quiero allá entrar. ¡Cállate!"

"¡Sal de ese hombre! Deja esa morada que fue preparada para Mí. [...] Dios la quiere. Deja al hombre; él me pertenece. No quiero que él sea tuyo. Yo habito en el hombre, que es mi Cuerpo. ¡Vete de aquí!"

(San Jerónimo - Comentario sobre el Evangelio de Marcos, PL2, 137-138)

Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/100593-El-ensenaba-con-autoridad-y-todos-se-maravillaban-con-su-doctrina----. Se autoriza su publicación desde que cite la fuente.



 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Los movimientos de la psicología humana siempre serán un campo apasionante de estudio, pues es el ...
 
¡Dadme, oh Madre, el amor y la comprensión de la cruz! ...
 
Los inenarrables dolores de Jesús en la Pasión nos enseñan a cargar con nuestra propia cruz. Nos ...
 
Moisés, gran legislador, gran mediador, portador hacia la Tierra Prometida ...
 
Los presbíteros renuevan sus promesas sagradas y su unidad con el Obispo en la Santa Misa Crismal. ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading