Loading
 
 
 
Loading
 
Arzobispo de Melbourne, Australia, afirma que desafiaría ley que vulnera secreto de Confesión
Loading
 
14 de Agosto de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Melbourne (Miércoles, 14-08-2019, Gaudium Press) Un proyecto de ley que obligaría a los sacerdotes a denunciar los delitos de abuso conocidos durante el Sacramento de la Penitencia fue oficialmente admitido para su debate en el Parlamento de Victoria, Australia, el día miércoles 14 de agosto. Cuestionado sobre su eventual acatamiento en una entrevista radial, el Arzobispo de Melbourne, Mons. Peter Comensoli, afirmó que estaba "preparado para ir a la cárcel" de ser necesario para proteger la "antigua tradición" y la disciplina de la Iglesia referente al secreto de Confesión.

arzobispo de melbourne gaudium press.jpg
Mons. Peter Comensoli, Arzobispo de Melbourne, Australia. Foto: Arquidiócesis de Melbourne.
"Para los católicos, la Confesión es un encuentro religioso con una naturaleza profundamente personal. Esto merece confidencialidad", indicó el Arzobispo en un comunicado oficial emitido tras la emisión de la entrevista. "Yo exhorto al gobierno a enfocarse en una más fuerte protección para los niños, en lugar de infringir la libertad religiosa".

El prelado aclaró que la Iglesia no se opone a que los sacerdotes sean incluidos en la lista de ciudadanos que tienen obligación de denunciar los delitos de abuso, mientras que se trate de hechos conocidos fuera del Sacramento. También negó que la norma pudiera tener un efecto práctico, ya que las confesiones son anónimas y los sacerdotes no pueden reconocer a los penitentes en la gran mayoría de oportunidades. La obligación de denunciar de cualquier modo desanimaría los muy raros penitentes dispuestos a reconocer haber cometido un delito de dicha naturaleza.

"A miles de hombres y mujeres laicos católicos, para quienes la Confesión es una oportunidad sacramental y necesaria para la gracia y la misericordia, se les ha negado la oportunidad de tener una voz sobre la legislación que podría violar su libertad de conciencia y libertad religiosa", lamentó Mons. Comensoli, quien confió en el fracaso de la iniciativa. "Los victorianos reconocerán que la libertad de demostrar la religión y la creencia de una persona en el culto, la observancia y la práctica es un derecho humano, protegido por la Carta de Derechos Humanos de Victoria".

Con información de 9News y Melbourne Catholic.

 

Loading
Arzobispo de Melbourne, Australia, afirma que desafiaría ley que vulnera secreto de Confesión

Melbourne (Miércoles, 14-08-2019, Gaudium Press) Un proyecto de ley que obligaría a los sacerdotes a denunciar los delitos de abuso conocidos durante el Sacramento de la Penitencia fue oficialmente admitido para su debate en el Parlamento de Victoria, Australia, el día miércoles 14 de agosto. Cuestionado sobre su eventual acatamiento en una entrevista radial, el Arzobispo de Melbourne, Mons. Peter Comensoli, afirmó que estaba "preparado para ir a la cárcel" de ser necesario para proteger la "antigua tradición" y la disciplina de la Iglesia referente al secreto de Confesión.

arzobispo de melbourne gaudium press.jpg
Mons. Peter Comensoli, Arzobispo de Melbourne, Australia. Foto: Arquidiócesis de Melbourne.
"Para los católicos, la Confesión es un encuentro religioso con una naturaleza profundamente personal. Esto merece confidencialidad", indicó el Arzobispo en un comunicado oficial emitido tras la emisión de la entrevista. "Yo exhorto al gobierno a enfocarse en una más fuerte protección para los niños, en lugar de infringir la libertad religiosa".

El prelado aclaró que la Iglesia no se opone a que los sacerdotes sean incluidos en la lista de ciudadanos que tienen obligación de denunciar los delitos de abuso, mientras que se trate de hechos conocidos fuera del Sacramento. También negó que la norma pudiera tener un efecto práctico, ya que las confesiones son anónimas y los sacerdotes no pueden reconocer a los penitentes en la gran mayoría de oportunidades. La obligación de denunciar de cualquier modo desanimaría los muy raros penitentes dispuestos a reconocer haber cometido un delito de dicha naturaleza.

"A miles de hombres y mujeres laicos católicos, para quienes la Confesión es una oportunidad sacramental y necesaria para la gracia y la misericordia, se les ha negado la oportunidad de tener una voz sobre la legislación que podría violar su libertad de conciencia y libertad religiosa", lamentó Mons. Comensoli, quien confió en el fracaso de la iniciativa. "Los victorianos reconocerán que la libertad de demostrar la religión y la creencia de una persona en el culto, la observancia y la práctica es un derecho humano, protegido por la Carta de Derechos Humanos de Victoria".

Con información de 9News y Melbourne Catholic.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Una buena noticia es la reconstrucción de la biblioteca cristiana de la localidad Qaragosh, en la p ...
 
El Papa Francisco, en la misa de este jueves 19, en la Casa Santa Marta, comentó la primera carta d ...
 
"La persecución abierta y declarada contra Cristo y su Iglesia, siempre ha dado como resultado el a ...
 
Un verdadero heraldo del Evangelio ...
 
En el sector de la Pequeña Italia, el Santo patrón de Nápoles es recordado con el que se convirti ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading