Loading
 
 
 
Loading
 
Victoria y Tasmania, Australia, aprueban leyes que atentan contra el secreto de Confesión
Loading
 
13 de Septiembre de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Melbourne (Viernes, 13-09-2019, Gaudium Press) El estado de Victoria en Australia aprobó una ley que impone a los sacerdotes la obligación civil denunciar los delitos de abuso infantil conocidos durante el Sacramento de la Confesión. Esta disposición contradice de manera directa las estrictas normas de la Iglesia sobre el Sigilo Sacramental y amenaza a los sacerdotes con enfrentar penas de hasta tres años de prisión.

SECRETO DE CONFESION GAUDIUM PRESS.jpg
"Romper el sigilo del confesionario constituiría el fin del Sacramento", recordó el Arzobispo de Hobart, Australia. Foto: Annie Spratt
"Lo más importante es enviar un mensaje de que la ley debe tomarse en serio, si las personas no la obedecen, las sanciones son muy significativas", indicó el Primer Ministro de Victoria, Daniel Andrews. Una ley similar fue aprobada en el estado australiano de Tasmania y, de manera similar a como lo ha anunciado repetidamente la Iglesia, el Arzobispo de Hobart, Mons. Julián Charles Porteous, advirtió que los sacerdote no pueden vulnerar el secreto de confesión a pesar de lo que determinen las normas civiles.

"Los sacerdotes y todos los que trabajan para la Iglesia entienden sus obligaciones ante la ley de informar sobre asuntos de abuso sexual infantil. Sin embargo, los sacerdotes no pueden cumplir con la ley que les exigiría violar su compromiso con la enseñanza constante de la Iglesia sobre la inviolabilidad del sello sacramental", indicó el Arzobispo en el mes de julio. "Como Arzobispo, es mi deber defender la enseñanza católica sobre este asunto".

El prelado advirtió que el estado podría argumentar cualquier género de motivos para indagar los contenidos de las confesiones de los ciudadanos, pero "la realidad es que los santos, como San Mateo Correa Magallanes y San Juan Nepomuceno, que dieron su vida defendiendo el sello del confesionario, sabían que no importaba la razón dada por el gobierno, no importa cuán nobles fueran sus intenciones, romper el sigilo del confesionario constituiría el fin del Sacramento".

Con información de CNA.

 

Loading
Victoria y Tasmania, Australia, aprueban leyes que atentan contra el secreto de Confesión

Melbourne (Viernes, 13-09-2019, Gaudium Press) El estado de Victoria en Australia aprobó una ley que impone a los sacerdotes la obligación civil denunciar los delitos de abuso infantil conocidos durante el Sacramento de la Confesión. Esta disposición contradice de manera directa las estrictas normas de la Iglesia sobre el Sigilo Sacramental y amenaza a los sacerdotes con enfrentar penas de hasta tres años de prisión.

SECRETO DE CONFESION GAUDIUM PRESS.jpg
"Romper el sigilo del confesionario constituiría el fin del Sacramento", recordó el Arzobispo de Hobart, Australia. Foto: Annie Spratt
"Lo más importante es enviar un mensaje de que la ley debe tomarse en serio, si las personas no la obedecen, las sanciones son muy significativas", indicó el Primer Ministro de Victoria, Daniel Andrews. Una ley similar fue aprobada en el estado australiano de Tasmania y, de manera similar a como lo ha anunciado repetidamente la Iglesia, el Arzobispo de Hobart, Mons. Julián Charles Porteous, advirtió que los sacerdote no pueden vulnerar el secreto de confesión a pesar de lo que determinen las normas civiles.

"Los sacerdotes y todos los que trabajan para la Iglesia entienden sus obligaciones ante la ley de informar sobre asuntos de abuso sexual infantil. Sin embargo, los sacerdotes no pueden cumplir con la ley que les exigiría violar su compromiso con la enseñanza constante de la Iglesia sobre la inviolabilidad del sello sacramental", indicó el Arzobispo en el mes de julio. "Como Arzobispo, es mi deber defender la enseñanza católica sobre este asunto".

El prelado advirtió que el estado podría argumentar cualquier género de motivos para indagar los contenidos de las confesiones de los ciudadanos, pero "la realidad es que los santos, como San Mateo Correa Magallanes y San Juan Nepomuceno, que dieron su vida defendiendo el sello del confesionario, sabían que no importaba la razón dada por el gobierno, no importa cuán nobles fueran sus intenciones, romper el sigilo del confesionario constituiría el fin del Sacramento".

Con información de CNA.

 


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

Es difícil negarlo ...
 
El documento será sometido a votación de los Obispos en 2020. ...
 
Las religiosas implementaron nuevas medidas de seguridad para prevenir ataques similares. ...
 
Las maniobras van desde el cierre de instituciones caritativas hasta presiones a sacerdotes ancianos ...
 
El curso fue inaugurado con la ponencia inaugural "La Palabra de Dios en la Iglesia misionera" ofrec ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading