martes, 04 de agosto de 2020
Gaudium news > Santuario Basílica del Divino Padre Eterno, en Brasil, cumple 13 años

Santuario Basílica del Divino Padre Eterno, en Brasil, cumple 13 años

Goiás – Trinidad (Jueves, 21-11-2019, Gaudium Press) El Santuario Basílica del Divino Padre Eterno, en Trinidad, estado de Goiás, Brasil, cumplió el pasado lunes 13 años de elevación a la dignidad de Basílica.

3.jpg

“Es una iglesia que tiene una expresión muy fuerte en el Centro-Oeste [del país] y que trae a las personas al culto de la Santísima Trinidad: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, que es la centralidad, el fundamento de la Fe Cristiana”, resaltó el Padre Marcelino Ferreira, prefecto del Santuario Basílica del Divino Padre Eterno.

El religioso comentó con alegría que “esa iglesia fue dedicada a la Santísima Trinidad y fue así que, cariñosamente, brotó del corazón del pueblo de Brasil y, principalmente, del corazón del pueblo goiano trindadense, el reconocimiento en la persona del Padre, esa paternidad”.

De acuerdo con el Misionero Redentorista, el título concedido por el Vaticano es el reconocimiento del Papa por la gran importancia espiritual e histórica del lugar. “La Basílica del Divino Padre Eterno tiene una predilección en el corazón del pueblo, principalmente del pueblo goiano y el pueblo de Brasil, pues es una iglesia referencia. Por eso, a lo largo de la vida pastoral fueron agregándose elementos que nosotros, sacerdotes, que trabajamos aquí en este Santuario, creímos por bien presentarnos a la Santa Sede, a partir de los Obispos, pidiendo el título de reconocimiento y que el Santuario pudiese ser elevado a la dignidad de Basílica”, explicó.

Concedido en el 2006 por el Papa Benedicto XVI, el título de Basílica ocurrió en el año del Jubileo de 50 años de la Arquidiócesis de Goiânia. Actualmente, esta es la única Basílica en el mundo dedicada al Divino Padre Eterno, a pesar de que la devoción se torna cada vez más fuerte y conocida.
“A partir del Santuario de Trinidad, nosotros alcanzamos todo el territorio brasileño. Entonces, nosotros tenemos todo el cuidado de celar por la casa del Señor, la casa de Dios y, principalmente, por el culto, la adoración, en la Eucaristía”, subraya el Padre Marcelino. (EPC)

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas