Loading
 
 
 
Loading
 
Fragmento de la Santa Cuna del Niño Jesús será entregado a la Custodia de Tierra Santa
Loading
 
26 de Noviembre de 2019 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Jerusalén (Martes, 26-11-2019, Gaudium Press) La Custodia de Tierra Santa, a través de un comunicado, ha anunciado con alegría que el viernes 29 de noviembre llegará a Jerusalén un fragmento de la Santa Cuna del Niño Jesús, que fue donada por el Santo Padre Francisco a la Custodia de los franciscanos en los santos lugares. Una reliquia que marcará el inicio del Adviento y la Navidad en la Ciudad Santa, y que permanecerá luego en Belén.

Debido a este acontecimiento, en Jerusalén preparan varias celebraciones, entre ellas una Eucaristía que tendrá lugar a las 9:00 horas en la capilla dedicada a Nuestra Señora de la Paz, dentro del complejo de Notre Dame, y será presidida por Mons. Leopoldo Girelli, Nuncio Apostólico en Israel y Chipre, y delegado apostólico en Jerusalén y Palestina.

relicario con la Santa Cuna - Foto - Sonia Trujillo.png
Relicario con la Santa Cuna venerada en la Basílica de Santa María la Mayor, Roma / Foto: Sonia Trujillo.

Al término de la Misa, la reliquia de la Santa Cuna permanecerá expuesta para la veneración de los fieles hasta las 17:00, cuando los frailes franciscanos arriben a Notre Dame y, luego de un momento de oración, trasladen la reliquia en procesión hasta la Iglesia de San Salvador.

En este templo, custodiado por los franciscanos, se hará la celebración solemne de las Vísperas de la fiesta de Todos los Santos de la Orden Franciscana, y el memorial del Papa Honorio III quien en el año 1223 confirmó la regla de San Francisco.

La veneración del fragmento de la Santa Cuna continuará el sábado 30 de noviembre con su traslado hacia Belén en coincidencia con las celebraciones del inicio del tiempo del Adviento. Los fieles y peregrinos podrán venerar la reliquia de la cuna en la iglesia franciscana de Santa Catalina que es vecina a la Basílica de la Natividad en Belén.

La Santa Cuna del Niño Jesús se encuentra en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma, donde año tras año, sobre todo en tiempo de Adviento y Navidad, recibe la veneraciones de miles de peregrinos. Durante siglos también ha marcado la religiosidad de los romanos que reconocen en la reliquia un importante tesoro espiritual para la Ciudad Eterna.

Dicen que la reliquia de la Cuna fue enviada al Papa Teodoro I - Pontífice de los años 642 al 649 - por San Sofronio de Jerusalén, para que fuese preservada de los peligros de la invasión musulmana. El Papa llevó tan importante tesoro a la entonces Basílica de ‘Sancta Maria ad Praesepe'.

Gruta de la Natividad - Belen - Foto_ GK.png
Gruta de la Natividad, Belén / Foto: Gustavo Kralj.

Pero tiempo antes, en el año 432, el Papa Sixto III mandó recrear el pesebre en la primitiva Basílica con una Gruta de la Natividad idéntica a la de Belén. Numerosos fieles, luego de peregrinar a Tierra Santa y regresar a Roma traían consigo ofrendas de agradecimiento. Eran preciosos fragmentos de lo que se cree era la Cuna del Niño Jesús, y arena de los Santo Lugares, que permanecieron durante años en la gruta de la natividad edificada en la basílica romana.

Durante el Pontificado de Gregorio XI, las reliquias fueron situadas en un tabernáculo, y en 1590 el Papa Sixto V encargó la construcción de la gran Capilla del Santísimo Sacramento, pidiéndole al arquitecto Domenico Fontana trasladase allí la Gruta de la Natividad, donde se ubicó la Santa Cuna.

Desafortunadamente el relicario fue robado durante la ocupación de las tropas napoleónicas ocurrida en 1798. Pero gracias a la donación de la embajadora de Portugal, María Amanuela Pignatelli, se realizó el relicario que hoy conserva los trozos de madera de la cuna del Niño Jesús.

Antiguamente, durante las celebraciones de la Navidad, la Santa Cuna era expuesta en la nave central de la Basílica para la veneración de los fieles, pero debido al deterioro que con el tiempo sufrió la madera, hoy solo se expone para la Misa de Gallo. Aunque esto no impide que los peregrinos la veneren durante el año en la Gruta frente a la estatua de Pío IX en la Basílica de Santa María la Mayor.

Con información de Custodia de Tierra Santa, Vatican.va y Zenit.

Loading
Fragmento de la Santa Cuna del Niño Jesús será entregado a la Custodia de Tierra Santa

Jerusalén (Martes, 26-11-2019, Gaudium Press) La Custodia de Tierra Santa, a través de un comunicado, ha anunciado con alegría que el viernes 29 de noviembre llegará a Jerusalén un fragmento de la Santa Cuna del Niño Jesús, que fue donada por el Santo Padre Francisco a la Custodia de los franciscanos en los santos lugares. Una reliquia que marcará el inicio del Adviento y la Navidad en la Ciudad Santa, y que permanecerá luego en Belén.

Debido a este acontecimiento, en Jerusalén preparan varias celebraciones, entre ellas una Eucaristía que tendrá lugar a las 9:00 horas en la capilla dedicada a Nuestra Señora de la Paz, dentro del complejo de Notre Dame, y será presidida por Mons. Leopoldo Girelli, Nuncio Apostólico en Israel y Chipre, y delegado apostólico en Jerusalén y Palestina.

relicario con la Santa Cuna - Foto - Sonia Trujillo.png
Relicario con la Santa Cuna venerada en la Basílica de Santa María la Mayor, Roma / Foto: Sonia Trujillo.

Al término de la Misa, la reliquia de la Santa Cuna permanecerá expuesta para la veneración de los fieles hasta las 17:00, cuando los frailes franciscanos arriben a Notre Dame y, luego de un momento de oración, trasladen la reliquia en procesión hasta la Iglesia de San Salvador.

En este templo, custodiado por los franciscanos, se hará la celebración solemne de las Vísperas de la fiesta de Todos los Santos de la Orden Franciscana, y el memorial del Papa Honorio III quien en el año 1223 confirmó la regla de San Francisco.

La veneración del fragmento de la Santa Cuna continuará el sábado 30 de noviembre con su traslado hacia Belén en coincidencia con las celebraciones del inicio del tiempo del Adviento. Los fieles y peregrinos podrán venerar la reliquia de la cuna en la iglesia franciscana de Santa Catalina que es vecina a la Basílica de la Natividad en Belén.

La Santa Cuna del Niño Jesús se encuentra en la Basílica de Santa María la Mayor en Roma, donde año tras año, sobre todo en tiempo de Adviento y Navidad, recibe la veneraciones de miles de peregrinos. Durante siglos también ha marcado la religiosidad de los romanos que reconocen en la reliquia un importante tesoro espiritual para la Ciudad Eterna.

Dicen que la reliquia de la Cuna fue enviada al Papa Teodoro I - Pontífice de los años 642 al 649 - por San Sofronio de Jerusalén, para que fuese preservada de los peligros de la invasión musulmana. El Papa llevó tan importante tesoro a la entonces Basílica de ‘Sancta Maria ad Praesepe'.

Gruta de la Natividad - Belen - Foto_ GK.png
Gruta de la Natividad, Belén / Foto: Gustavo Kralj.

Pero tiempo antes, en el año 432, el Papa Sixto III mandó recrear el pesebre en la primitiva Basílica con una Gruta de la Natividad idéntica a la de Belén. Numerosos fieles, luego de peregrinar a Tierra Santa y regresar a Roma traían consigo ofrendas de agradecimiento. Eran preciosos fragmentos de lo que se cree era la Cuna del Niño Jesús, y arena de los Santo Lugares, que permanecieron durante años en la gruta de la natividad edificada en la basílica romana.

Durante el Pontificado de Gregorio XI, las reliquias fueron situadas en un tabernáculo, y en 1590 el Papa Sixto V encargó la construcción de la gran Capilla del Santísimo Sacramento, pidiéndole al arquitecto Domenico Fontana trasladase allí la Gruta de la Natividad, donde se ubicó la Santa Cuna.

Desafortunadamente el relicario fue robado durante la ocupación de las tropas napoleónicas ocurrida en 1798. Pero gracias a la donación de la embajadora de Portugal, María Amanuela Pignatelli, se realizó el relicario que hoy conserva los trozos de madera de la cuna del Niño Jesús.

Antiguamente, durante las celebraciones de la Navidad, la Santa Cuna era expuesta en la nave central de la Basílica para la veneración de los fieles, pero debido al deterioro que con el tiempo sufrió la madera, hoy solo se expone para la Misa de Gallo. Aunque esto no impide que los peregrinos la veneren durante el año en la Gruta frente a la estatua de Pío IX en la Basílica de Santa María la Mayor.

Con información de Custodia de Tierra Santa, Vatican.va y Zenit.


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

"Ningún alma es discapacitada", así se titula el documento que se dará a conocer el sábado 14 de ...
 
Ocurrirá el 15 de diciembre, Tercer Domingo de Adviento, con una Eucaristía que presidirá Mons. J ...
 
In Brasile il via alle celebrazioni nell’attesa del Santo Natale ...
 
San Pío X la proclamó “Patrona de América Latina”, Pío XI, de todas las “Américas”, Pí ...
 
Los homenajes prolongarán el Año Jubilar por el Centenario de la Coronación de la Reina y Patrona ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading