sábado, 08 de agosto de 2020
Gaudium news > Dulce homenaje: Feligrés de Kansas construye réplica de la Catedral de Notre Dame en galleta de jengibre

Dulce homenaje: Feligrés de Kansas construye réplica de la Catedral de Notre Dame en galleta de jengibre

Kansas (Martes, 10-12-2019, Gaudium Press) La Parroquia del Espíritu Santo en Kansas, Estados Unidos, busca consolidar una apetitosa tradición navideña al realizar por tercera vez una notable réplica de un templo en galleta de jengibre: esta vez se trata de la Catedral de Notre Dame de París. La obra tiene 2.40 mts de longitud y requirió más de 450 libras de ingredientes.

NOTRE DAME CATEDRAL JENGIBRE GAUDIUM PRESS.jpg
La dulce réplica de la Catedral de Notre Dame. Foto: Parroquia del Espíritu Santo.

La iniciativa comenzó cuando el párroco local, P. Steven Rogers, comisionó a una hábil feligrés, Lisa Stiffler, para construir una réplica del templo parroquial para una celebración navideña. Ver el templo en una colorida versión de galleta de jengibre fue un éxito para la comunidad parroquial, por lo que la experiencia se repitió al año siguiente con la Basílica de San Pedro como inspiración. La obra resultó mucho más notable, pero el esfuerzo que requirió motivó a Stiffler a no realizar una labor semejante en 2018.

Pero esta determinación cambió al observar el trágico incendio del techo de la insigne Catedral francesa en el mes de abril. La Parroquia decidió que era oportuno rendir un homenaje al emblemático templo, una de las más bellas joyas del estilo arquitectónico gótico católico. “Es solo un proyecto para sentirse bien. Creo que mucha gente se va a alegrar de ello, y sinceramente, mientras lo hacíamos, tuvimos una sensación de logro”, describió Stiffler a los medios de comunicación locales.

Para lograr imitar los detalles de la edificación, la labor fue basada en un modelo de rompecabezas de tres dimensiones, cuyos materiales y medidas fueron alteradas para transformar el templo en una creación de repostería. Los muros fueron realizados en pan de jengibre, figuras de chocolate hacen la función de gárgolas y dulces derretidos aportan los colores de los vitrales. En total se usaron 175 libras de harina, 100 libras de azúcar, 60 libras de azúcar morena, 50 libras de jarabe de maíz, además de otros ingredientes. La obra servirá como uno de los atractivos para participar en una cena navideña parroquial.

Con información de Aleteia y Parroquia del Espíritu Santo.

 

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas