viernes, 07 de agosto de 2020
Gaudium news > "No hay una explicación científica al hecho que la tilma se mantenga en tan buen estado de conservación": dice investigador sobre la imagen de la Guadalupana

"No hay una explicación científica al hecho que la tilma se mantenga en tan buen estado de conservación": dice investigador sobre la imagen de la Guadalupana

Ciudad de México (Miércoles, 11-12-2019, Gaudium Press) A propósito de la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe, que se vivirá en grande en México y varios países latinoamericanos este 12 de diciembre, Desde la Fe – medio de comunicación de la Arquidiócesis de México -, entrevistó al doctor Adolfo Orozco, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónomo de México (UNAM) y presidente del Centro Mexicano de Sindonología, quien habló del suceso inexplicable del estado de conservación de la tilma de San Juan Diego. Allí quedó impresa la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe hace más de 480 años atrás.

De acuerdo con el investigador “no hay explicación científica al hecho que la tilma se mantenga en tan buen estado de conservación”; ya que, según asegura, su fibra textil, que es de agave, no puede subsistir por periodos mayores a 20 o 25 años sin que se pudra. Y en el caso del lienzo impreso de la Guadalupana el estado de conservación es asombroso, permaneciendo en excelente estado, muy a pesar que sus primeros 116 años permaneció sin ningún tipo de protección.

Efrain Angel por Cathopic.png
Sagrada tilma venerada en la Basílica de Guadalupe, México / Foto: Efraín Ángel por Cathopic.

El doctor Orozco señala que la tilma “estuvo simplemente pegada a la pared y sometida a la radiación de veladoras, a que la besaran y la tocaran. Además, en un ambiente sumamente húmedo y muy salitroso, lo que hace que cualquier tela se pudra, sobre todo una tan humilde, tan corriente como una tela de agave”.

Un hecho que habla del inexplicable estado de conservación del cuadro es la copia fiel de la tilma de San Juan Diego que se realizó en 1791: se utilizó una tela de características muy similares a la del hecho prodigioso, luego se ubicó en la Iglesia de El Pocito, situada en Tepeyac, pero duró muy pocos años.

“Esa pintura no duró ni ocho años. Antes de ese tiempo tuvo que tirarse a la basura porque todos los colores habían cambiado y la fibra se había roto, y eso que esa imagen estuvo protegida con vidrio desde el principio”, indicó el investigador.

Algo que también llama la atención del doctor Orozco es la textura de la tela de la tilma, que llega a asemejarse más a la seda que a la agave. Un hecho que fue corroborado en las Investigaciones Jurídicas que realizaron en el año 1666, y por el pintor mexicano Miguel Cabrera en el año 1751.

Pero el misterio de la conservación de la tela no es el único alrededor de la imagen impresa de Nuestra Señora de Guadalupe. Otras investigaciones que se han realizado a lo largo de los años hablan de lo extraordinaria que es la imagen de la Guadalupana.

Varios estudios se han referido a los ojos. En 1929 el fotógrafo Alonso Marcué González descubrió una figura humana microscópica en el ojo derecho de la Virgen. Un hecho que con el tiempo llamó la atención de científicos que han encontrado elementos sorprendentes sobre los ojos de Nuestra Señora, donde no sólo se observa una sola figura humana, sino la existencia de otras más dentro de los mismos ojos. Estudios oftalmológicos también detectaron que al acercarles la luz, las pupilas se contraen, y al retirarla, se dilatan, tal como ocurre con los ojos humanos.

Además no se ha descubierto rastro de pintura en la tilma. Según los estudios, solo se observa la tela en crudo, los colores desaparecen. No hay explicación alguna que indique cuál es el origen de la coloración que forma la imagen de la Guadalpupana, ni explique la forma en que fue pintada.

Asombroso también son las notas musicales halladas en la imagen. Investigadores trazaron una cuadrícula en cada una de las estrellas del manto y se dieron cuenta que cada una de ellas representan una nota musical, cuya composición es totalmente armónica, con sonidos celestiales.

(Escuche en este enlace la música en el manto de la Virgen de Guadalupe).

Con información de Desde la Fe y Catholic.net.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas