viernes, 14 de agosto de 2020
Gaudium news > Inició en Argentina el Año Mariano Nacional. Obispo de Catamarca emitió carta pastoral

Inició en Argentina el Año Mariano Nacional. Obispo de Catamarca emitió carta pastoral

San Fernando del Valle de Catamarca (Viernes, 13-12-2019, Gaudium Press) El 8 de diciembre, en la fiesta de la Inmaculada Concepción, Argentina comenzó la celebración de un Año Mariano Nacional con motivo de los 400 años del hallazgo de la sagrada imagen de la Virgen del Valle de Catamarca, tiempo de gracia que estará enmarcado por la realización de un Congreso Mariano en la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca, que tendrá lugar del 23 al 26 de abril de 2020.

Con motivo de estos acontecimientos, el Obispo de esta ciudad, Mons. Luis Urbanc, emitió una carta pastoral en la que invita a los fieles, especialmente a las familias, a unirse en oración en torno a Nuestra Señora, poniéndola como modelo para vivir el Evangelio.

“Los designios del Padre providente nos han llevado sobre las ágiles alas del tiempo para depositarnos a las puertas del Año 2020, durante el cual expresaremos con Júbilo y de diversísimas maneras nuestro común gozo por el extendido, vigente y tierno amor de nuestra Madre del Valle, procurando aprender de Ella cómo vivir el Evangelio y cómo evangelizar a nuestros hermanos, para asumir el mandato evangelizador de la mano de María”, escribe en la misiva el Obispo argentino.

procesio?n de la virgen del valle - inicio del an?o jubilar - Foto - Prensa Obispado de Catamarca.jpg
Fieles participando con devoción en la procesión de la Virgen de Camarca con que se abrió el Año Mariano Nacional / Foto: Prensa Obispado de Catamarca.

El prelado también llama para que durante el 2020 los fieles cristianos eleven su mente, afecto y voz “para aclamar la gloria y el poder, la santidad y la majestad, el poder y la condescendencia del Señor que, al darnos a María del Valle, nos concedió una fuente inagotable de confianza, fraternidad y paz”.

“Con un corazón lleno de júbilo, pues, celebraremos a Jesús que nos dio a su Madre, María, como Madre del Pueblo, esperanza nuestra e insuperable Maestra en la escuela del servicio de la esperanza cristiana”, continúa Mons Urbanc.

El Obispo de Catamarca señala que “será de mucha ayuda, repasar, una y otra vez, las maravillas obradas entre nosotros por el Señor por intercesión de Nuestra Madre del Valle”, que “muestran con sencillez la portentosa protección orante de Santa María, siempre Virgen”; ya que “contemplándola, aprendemos de Ella a vivir en plenitud y a comunicar con alegría el Evangelio de salvación”.

En este sentido el prelado convoca a sumergirse en el Año Jubilar, como un tiempo de gracia y de alabanza:

“Conmemorando, por tanto, los 400 Años del providencial hallazgo de la Sagrada Imagen de la Virgen del Valle en los repliegues de los cerros de Choya, desde el ocho de diciembre del presente año hasta el mismo día del año próximo nos sumergiremos en un Año de Júbilo, de Gracia, de alabanza, de piedad, de gratitud, de veneración y de renovación del pacto de amor sellado hace cuatro siglos entre María Santísima y el pueblo que la siente presente en la portentosa Imagen”.

Mons. Urbanc concluye animando a los fieles a abrir sus corazones para comprender el misterio que hay detrás de la venerada imagen de Nuestra Señora del Valle de Catamarca:

“Quiera el Señor Jesucristo abrirnos la inteligencia para que comprendamos el misterio grandioso de la Virgen del Valle y para que, alentados por el calor de su afecto maternal y fortalecidos por su omnipotencia suplicante, nos sintamos movidos a imitar su insuperable ejemplo de amor a Jesús y de fidelidad al Evangelio”.

Finalmente, invita a recitar con frecuencia, en familia, la Oración del Año Mariano Nacional:

María, Madre del Pueblo, esperanza nuestra, hermosa Virgen del Valle, ayúdanos a renovar nuestra fe y nuestra alegría cristiana. Tú que albergaste al Hijo de Dios hecho carne, enséñanos a hacer vida el Evangelio, para transformar la historia de nuestra Patria. Tú que nos diste el ejemplo de tu hogar en Nazaret, haz que en nuestras familias recibamos y cuidemos la vida y cultivemos la concordia y el amor. Tú que al pie de la cruz te mantuviste firme, y viviste el alegre consuelo de la resurrección, enséñanos a ser fuertes en las dificultades y a caminar como resucitados. Tú que eres signo de una nueva humanidad, impúlsanos a ser promotores de amistad social y a estar cerca de los débiles y necesitados. Tú que proclamaste las maravillas del Señor, consíguenos un nuevo ardor misionero para llevar a todos la Buena Noticia. Anímanos a salir sin demora al encuentro de los hermanos, para anunciar el amor de Dios reflejado en la entrega total de Jesucristo. Madre preciosa, recibe todo el cariño de este pueblo argentino que siempre experimentó tu presencia amorosa y tu valiosa intercesión. Gracias, Madre. Amén.

Con información de AICA.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas