Loading
 
 
 
Loading
 
Celibato sacerdotal es tema de libro escrito por Cardenal Sarah con la colaboración de Benedicto XVI
Loading
 
14 de Enero de 2020 / 0 Comentarios
 
Imprimir
 
 

Ciudad del Vaticano (Lunes, 13-01-2020, Gaudium Press) Prontamente verá la luz el libro ‘Des profondeurs de nos cœurs' (‘Desde lo más profundo de nuestros corazones'), de autoría del Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos con la colaboración del Papa emérito Benedicto XVI.

Cardenal Sarah.png

 

 

 

Cardenal Robert Sarah

La obra trata sobre el sacerdocio y el celibato sacerdotal.

El diario francés ‘Le Figarò' publicó algunos trechos previos del libro en el cual se resalta que "de la celebración cotidiana de la Eucaristía, que implica un estado permanente de servicio a Dios, surge espontáneamente la imposibilidad de un vínculo conyugal", y que "el llamado para seguir a Jesús no es posible sin esa señal de libertad y renuncia a todos los compromisos".

En la misma línea se afirma que "el celibato tiene una gran importancia al abandonar un posible dominio terreno y un círculo de vida familiar; el celibato, inclusive, se torna verdaderamente esencial para que nuestra aproximación a Dios pueda continuar siendo el fundamento de nuestra vida y pueda expresarse concretamente".

En el libro se destacan también que de la esencia del ministerio sacerdotal es estar delante del Señor con "la Eucaristía como centro de la vida sacerdotal". "El sacerdote debe ser alguien que observa. Debe tener cuidado con los poderes amenazadores del mal. Debe mantener el mundo despierto para Dios. Debe ser alguien que esté al frente: al frente del paso del tiempo. En verdad. Precisamente en el compromiso con el servicio del bien. Colocarse delante del Señor", explica.

Expresa Benedicto XVI que el día de su ordenación sacerdotal "estaba profundamente grabado en mi alma lo que significa ser ordenado sacerdote, además de todos los aspectos ceremoniales: significa que debemos ser purificados sin pausa e invadidos por Cristo para que sea Él quien hable y actúe en nosotros, y cada vez menos nosotros mismos. Quedó claro para mí que ese proceso de tornarse uno con Él y renunciar a lo que es nuestro dura toda la vida e incluye liberaciones y renovaciones dolorosas". (EPC)

Loading
Celibato sacerdotal es tema de libro escrito por Cardenal Sarah con la colaboración de Benedicto XVI

Ciudad del Vaticano (Lunes, 13-01-2020, Gaudium Press) Prontamente verá la luz el libro ‘Des profondeurs de nos cœurs' (‘Desde lo más profundo de nuestros corazones'), de autoría del Cardenal Robert Sarah, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos con la colaboración del Papa emérito Benedicto XVI.

Cardenal Sarah.png

 

 

 

Cardenal Robert Sarah

La obra trata sobre el sacerdocio y el celibato sacerdotal.

El diario francés ‘Le Figarò' publicó algunos trechos previos del libro en el cual se resalta que "de la celebración cotidiana de la Eucaristía, que implica un estado permanente de servicio a Dios, surge espontáneamente la imposibilidad de un vínculo conyugal", y que "el llamado para seguir a Jesús no es posible sin esa señal de libertad y renuncia a todos los compromisos".

En la misma línea se afirma que "el celibato tiene una gran importancia al abandonar un posible dominio terreno y un círculo de vida familiar; el celibato, inclusive, se torna verdaderamente esencial para que nuestra aproximación a Dios pueda continuar siendo el fundamento de nuestra vida y pueda expresarse concretamente".

En el libro se destacan también que de la esencia del ministerio sacerdotal es estar delante del Señor con "la Eucaristía como centro de la vida sacerdotal". "El sacerdote debe ser alguien que observa. Debe tener cuidado con los poderes amenazadores del mal. Debe mantener el mundo despierto para Dios. Debe ser alguien que esté al frente: al frente del paso del tiempo. En verdad. Precisamente en el compromiso con el servicio del bien. Colocarse delante del Señor", explica.

Expresa Benedicto XVI que el día de su ordenación sacerdotal "estaba profundamente grabado en mi alma lo que significa ser ordenado sacerdote, además de todos los aspectos ceremoniales: significa que debemos ser purificados sin pausa e invadidos por Cristo para que sea Él quien hable y actúe en nosotros, y cada vez menos nosotros mismos. Quedó claro para mí que ese proceso de tornarse uno con Él y renunciar a lo que es nuestro dura toda la vida e incluye liberaciones y renovaciones dolorosas". (EPC)


 

Deja un comentario
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



 
Loading
PublicidadGaudiumPressEsHomeRight
Loading

En la propuesta es citado el informe de la organización inglesa "Humanitarian Aid Relief Trust", so ...
 
El evento, que tendrá como sede Madrid, se inaugurará el 14 de febrero con la presencia de los Car ...
 
El origen de este signo de fe está vinculado con Santa Teresa de Ávila quien en su tiempo puso en ...
 
Ayer en la oración mariana del Ángelus, el Papa comentó el tema del evangelio del segundo domingo ...
 
Todo hombre necesita ser "completado": el hombre es un ser con sed de infinito, él busca que su ser ...
 
Loading


Lo que se está twitteando sobre

Loading


 
 

Loading

Loading