sábado, 30 de mayo de 2020
Gaudium news > Llevando consigo al Santísimo, Arzobispo de Milán bendice a los enfermos del Policlínico de la ciudad

Llevando consigo al Santísimo, Arzobispo de Milán bendice a los enfermos del Policlínico de la ciudad

Milán (Jueves, 26-03-2020, Gaudium Press) Esperanza, fuerza y aliento es lo que han recibido los pacientes hospitalizados por coronavirus y personal sanitario que atiende el Policlínico de Milán este miércoles 25 de marzo con la bendición que ha llevado el Arzobispo de la ciudad, Mons. Mario Delpini, al celebrarse la solemnidad de la Anunciación, Patrona del lugar.

delpini-benedice-policlinico-AADG-1.jpg
Mons. Delpini bendice a los enfermos por coronavirus del Policlínico de Milán / Foto: ©chiesadimilano

Las imágenes hablan por sí solas. El prelado, llevando consigo al Santísimo Sacramento, ha realizado, en compañía de los capellanes de la institución de salud, una peregrinación de esperanza bendiciendo a los enfermos, al personal, y algunos pabellones; así como a los fallecidos, cuyos restos permanecen en la morgue del mismo hospital.

Eucaristía en sufragio por las víctimas

Este día el Arzobispo también presidió en la Catedral de Milán, ausente de fieles pero en compañía del Vicario General, Mons. Franco Angnesi, y el Arcipreste del templo, Mons. Gianantonio Borgonovo, una Eucaristía en sufragio por las víctimas de la pandemia del Covid-19.

Al iniciar la Misa, Mons. Delpini expresó: “Esta celebración manifiesta nuestro afecto, da consuelo a nuestro sufrimiento, confirma nuestra esperanza”; para luego colocar las intenciones en manos de nuestra Señora en el día de la Anunciación: “En María, encontramos el modelo de cómo vivir los días de fiesta y de luto, aquellos de fatiga y de reposo”.

Durante la homilía, el prelado oró a Dios para que envíe el Ángel de la Anunciación “para dar una caricia a aquellos que han muerto en los hospitales”, porque nosotros “no pudimos estrecharles las manos, no pudimos recoger su última confidencia, intercambiar un beso para perdonarlos”.

Ángel que también llega a todos – como ha expresado el Arzobispo -, “que nos quedamos con nuestras preguntas, con el vacío de la ausencia de nuestros seres queridos, que no pudimos ayudar, no pudimos sanar, no pudimos dar las palabras para consolar, no hemos dado el último eso para decir adiós”.

En la Eucaristía, Mons. Delpini elevó una plegaria no sólo por aquellos que han fallecido a causa del virus, sino también por aquellos que no salen en las noticias: “los niños que no nacieron, que se esperaban y que no vinieron y nadie sabe dónde están, los muertos que nadie llora, los que quizás vivieron solos y murieron solos, los que no cuentan para nada”.

“Deja que tu ángel se una a ellos, llámalos por su nombre, porque todos tienen una cara, una historia y un deseo de felicidad”, complementó.

El prelado llamó además a la esperanza, aquella que dio María a la humanidad con su sí en la Anunciación, y con el anuncio del Ángel que hoy dice a los hombres “el Señor está con ustedes”; un mensaje que hoy llega a través de los médicos, las enfermeras, los sacerdotes que acompañan a los enfermos y llega a quienes están preocupados.

“Señor, envía el ángel de la anunciación a cada uno de nosotros, a cada hogar, a todas partes”, finalizó el Arzobispo.

Con información de Chiesa di Milano.

Deje su Comentario

Noticias Relacionadas